Santa Cruz

Moliné retoma el proyecto de la carta arqueológica del Distrito Suroeste

La edil de Patrimonio Histórico se reúne con los responsables para conocer los detalles

13.07.2015 | 02:00

La concejal del Patrimonio Histórico, Yolanda Moliné, se muestra dispuesta a retomar el proyecto de la carta arqueológica del Distrito Suroeste. Así se lo hizo saber a los representantes vecinales durante una reunión que mantuvieron el viernes en la plaza de Llano del Moro, en la que pudo entrar en contacto con esta idea que desconocía hasta el momento. Este encuentro se produjo algunas semanas después de que los precursores del proyecto conocieran la idea del Ayuntamiento de Santa Cruz de paralizar el desarrollo de la carta arqueológica.
Marcos Reyes, el portavoz del colectivo Birmagen, uno de los colectivos que fraguó el proyecto, explicó que tras esta primera toma de contacto, "estamos retomando la redacción de los inventarios etnográficos y arqueológicos" de esta zona de la capital y "estudiando la situación actual" para comenzar a trabajar. "Estamos contentos tras esta primera reunión", comentó Reyes, puesto que "la concejal ha demostrado una total predisposición".

Tras el encuentro, que según Reyes será el primero de muchos, el portavoz de Birmagen explicó que la carta arqueológica mantendrá las mismas características que como fue proyectada y presentada al anterior grupo de Gobierno, que ya había dado a conocer su deseo de ponerla en marcha con la mayor brevedad posible.

Este proyecto nació de la mano de los vecinos del distrito Suroeste y del colectivo Birmagen hace ahora ya diez años pero fue en 2014 cuando se iniciaron los contactos con el Ayuntamiento de Santa Cruz para poner en marcha la carta arqueológica. Los precursores del proyecto pretenden, con él, proteger el patrimonio arqueológico y etnográfico de esta zona de la capital. De este modo, explican los representantes vecinales, van a empezar a trabajar en el Suroeste pero "lo ideal sería que esta iniciativa se llevara a todo el municipio de Santa Cruz", contó el presidente la Asociación de Vecinos de El Tablero, Roberto Abdullah.

La idea que manejan es comenzar a trabajar por los aspectos que se encuentran en mayor peligro de desaparecer y empezar a recopilar datos. "Existen muchos elementos que se tienen que proteger con un criterio científico, por ejemplo, el Molino de Barranco Grande", donde se ha realizado una obra, pero lo que realmente es más valioso, es decir, todos los instrumentos y toda la maquinaria "está dejado de la mano de Dios", explicó Abdullah. Las eras son otro de los elementos que se deseaba conservar, así como los estanques, los pajares, los hornos, los caminos y los senderos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine