El PP rechaza la oferta de Carlos Alonso por dejarlo fuera del Gobierno insular

Domínguez afirma que la propuesta de llevar Relaciones Instituciones es un "caramelo envenenado"

10.07.2015 | 13:42
Manuel Domínguez (i) y Carlos Alonso, en la reunión donde este última le propuso llevar Relaciones Instalaciones.

El Partido Popular (PP) en el Cabildo de Tenerife ha dicho "no" al "caramelo envenenado" que le ofreció el presidente insular, el nacionalista Carlos Alonso. Después de semanas a la espera de una decisión, el presidente de la formación conservadora en la Isla, Manuel Domínguez, anunció ayer su determinación de rechazar la oferta del mandatario, consistente en asumir Relaciones Institucionales con el Estado, una competencia de nueva creación que tenía como finalidad buscar fondos en Madrid para costear los proyectos que los partidos tradicionales de la Institución consideran imprescindibles, como el cierre del Anillo insular. El motivo principal de su negativa es que los socialistas no le "han dejado entrar" en el Gobierno insular.

El cabeza de lista de los populares en la Corporación manifestó que en un principio Carlos Alonso intentó que la agrupación de la rosa roja, con quien finalmente ha firmado la entente para cumplir con la directriz regional, aceptara la entrada del PP, que "desde el primer momento estaba absolutamente a disposición de gobernar" incluso junto a los socialistas, porque "no vamos a ser sectarios como ellos", criticó. Para Manuel Domínguez, precisamente el Partido Socialista (PSC) ha sido el handicap de ese Ejecutivo a tres, porque han dicho que a la formación conservadora "ni agua", y calificó de matrimonio "de conveniencia" la actual cohabitación entre Coalición Canaria (CC) y la agrupación de izquierdas, una alianza que el presidente nacionalista tuvo que aceptar "por obligación" al estar el Cabildo bajo el paraguas del pacto autonómico formado por esas mismas siglas.

Las cúpulas de CC y PSC acordaron que ambas organizaciones debían unirse en todas aquellas administraciones públicas donde ambas sumaran mayoría absoluta. El presidente de los populares afirmó que "no cree" en los pactos en cascada y criticó esta imposición "porque debemos aprender lo que la ciudadanía no quiere". "Quiere que su voto sea efectivo y los acuerdos que no se quieran, que no los hagan", manifestó. Manuel Domínguez destacó el caso de La Laguna, donde el PSC dijo que aceptaba la alianza con Coalición "con la nariz tapada y los ojos cerrados", es decir, "por obligación, casi lo mismo que sucede en el Cabildo". Dejó claro que él no cree en "los matrimonios por conveniencia", y, de igual forma, tachó de "aberración" que el pacto de la Corporación insular dependiera de lo que sucediera en el Ayuntamiento.

La directriz de Coalición y del Partido Socialista de formar alianza en todas las instituciones donde los dos sumasen mayoría absoluta va en contra de la idea del PP, que intentó que cuajara en el Cabildo un gobierno a tres. Lo que los populares querían era no solo que esa consejería de Relaciones Institucionales con el Estado tuviera peso en el Gobierno, sino que además tuvieran otras responsabilidades, es decir, un Ejecutivo equilibrado entre CC, PSC y PP. Pero la oferta se quedó, tras la negativa de los socialistas, en una competencia "vacía de contenidos" a través de la que lograr dinero del Estado, dirigido por la formación conservadora.

En caso de que consiguieran financiación, esos fondos irían a parar al área competente, así que serían otros los que ejecutarían ese presupuesto. Si no lograban esas partidas, en cambio, "sería responsabilidad" del PP. De todas formas, Manuel Domínguez indicó que aunque su grupo hubiera dicho que sí, "los puestos de las personas liberadas ya están ocupadas", como queda reflejado en la estructura de Gobierno aprobada en el pleno extraordinario del pasado lunes.

Así las cosas, el presidente del Partido Popular subrayó que su equipo "no está para limosnas", aunque aseveró que tampoco busca liberados, "sino trabajar por el desarrollo de la Isla, y no nos lo han permitido", denunció. A partir de ahora, la formación conservadora centrará sus esfuerzos en hacer una "oposición constructiva" sin esperar una "acción futura" por parte de Coalición tras las elecciones generales.

A la pregunta de si cree que CC le hará una nueva oferta si esa fuerza vuelve a gobernar en el país, Manuel Domínguez declaró que no esperará por los nacionalistas y que aportará "todo lo posible" para que su formación gane los comicios a nivel nacional, para así tener "más oportunidades para desarrollar el Pacto por Tenerife", porque que haya rechazado la propuesta de Carlos Alonso no quiere decir que no siga apoyando ese documento, desarrollado por los nacionalistas y donde se recogen los diversos proyectos que CC ve necesarios para la Isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine