ÚLTIMA HORA
Fallece un hombre tras caer desde unos 15 metros de altura en un aparcamiento en Guía de Isora
Cabildo de Tenerife Aprobación del organigrama insular

Carlos Alonso acapara seis áreas que controlará con directores insulares

Llevará Fomento, Carreteras y Paisaje, Hacienda, Movilidad, Recursos Humanos y Defensa Jurídica

09.07.2015 | 00:46
Primer pleno del mandato que acaba de empezar.

El sosiego que vivió el Cabildo en el último mandato ha terminado, y así lo dejaron patente en el pleno de ayer los grupos políticos que forman ahora la oposición. El Gobierno insular, formado por los 10 consejeros de Coalición Canaria (CC) y los siete del Partido Socialista (PSC), dieron luz verde en la sesión extraordinaria a la nueva estructura del Ejecutivo para los próximos cuatro años, pero sin lograr el apoyo del Partido Popular (PP) y de Podemos, entre otros motivos, por el peso que tiene el área del presidente, el nacionalista Carlos Alonso, que desde estos momentos lleva seis competencias con un director insular para cada una de ellas.

Alonso se encargará hasta 2019 de Fomento, Carreteras y Paisaje, Hacienda, Movilidad, Recursos Humanos y Defensa Jurídica, el departamento más grande de la Corporación, mientras que su socio de Gobierno Aurelio Abreu asume Cooperación Municipal y Vivienda.

Los socialistas también gestionan Política Territorial, de la que pasa a ocuparse Miguel Ángel Pérez. Juventud, Igualdad y Patrimonio Histórico será para Josefa Mesa, aunque está acompañada por Estefanía Castro con la delegación de Igualdad. Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad está liderada por José Antonio Valbuena y Manuel Martínez es el responsable delegado de Aguas, aunque también contará con un director de Seguridad. Los siete consejeros electos de la formación de la rosa se cierran con Amaya Conde, que repite con la delegación de Museos.

Esa última competencia, sin embargo, está metida dentro de Tenerife 2030, dirigida por el nacionalista Antonio García Marichal y donde también se incluye Innovación, Educación, Cultura y Deportes. Ahí también está Cristo Pérez, que vuelve a ser la delegada especial en Deportes, y Félix Fariña, que se estrena con Tecnologías de la Información y Comunicación y Sociedad de la Información. Contará, de igual forma, con un director insular de Arte, Cultura y Educación.

A ellos se suman los otros siete nacionalistas repartidos en el resto de áreas. Si Presidencia la encabeza Carlos Alonso, Efraín Medina también repite en la competencia económica al hacerse cargo de Empleo, Comercio, Industria y Desarrollo Económico, aunque para el primero de estos ámbitos dispondrá de un director insular.

Cristina Valido vuelve a llevar Gobierno Abierto, Acción Social y Atención Ciudadana, pero para este mandato se han vinculado dentro de ese departamento nuevos ámbitos, como es el caso del Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS), para el que también se contará con un director insular.

Alberto Bernabé regresa al Cabildo para encargarse de Turismo y Acción Exterior, aunque Carmen Delia Herrera tendrá la delegación especial de esta última. Su compañero de partido Jesús Morales continuará con su labor desde finales del pasado mandato con Agricultura, Ganadería y Pesca.

En total, el Cabildo estará compuesto por un total de 26 personas –entre consejeros, delegados y directores insulares aún sin revelarse los nombres–, uno menos que en el anterior mandato. Esta estructura de Gobierno, según el presidente insular, supondrá un ahorro del 12% y durante el pleno de ayer tanto CC como el PSC defendieron que se trata de un organigrama acertado, pero la realidad es que solo lograron el apoyo del único representante de Ciudadanos, Nicolás Hernández, quien, desde la oposición, optó por dar "chance" a esas dos fuerzas "para ver cómo va la gestión". Los seis consejeros del PP y los cinco de Podemos, sin embargo, prefirieron abstenerse porque, según dijeron, el reparto de áreas no se ajusta a la realidad social y a las necesidades de la Isla.

Ana Zurita se estrenó ayer como portavoz de los populares en la Institución con una postura clara: la distribución hecha por CC y PSC "corre el peligro de verse estancada". Advirtió que el Cabildo cuenta con dos grandes áreas donde se concentra el mayor peso de gestión y que ambas están en manos de Coalición, mientras que el resto es "puro mantenimiento", como la unión de Juventud, Igualdad y Patrimonio "como si fueran los restos". Aunque las Consejerías pasan de 13 a 10 en este mandato, para ella, la organización es "la misma" pese a que "necesitaba una vuelta de tuerca". Lo que se hace es "suplir la falta de consejeros con directores", denunció.

Para Zurita, se trata de una "reagrupación" de los dos partidos, que ya gobernaron entre 2011 y 2015, en la que se echa en falta "una estrategia global con un hilo conductor" y una estrategia territorial y social, pero también le extrañó la "consejería" de Relaciones Institucionales con el Estado que el presidente insular, el nacionalista Carlos Alonso, comprometió al PP. "No sabemos cómo encaja y veo que no tiene cabida en esa estructura", apuntó ella.

Tras finalizar el pleno, el cabeza de lista de la formación conservadora, Manuel Domínguez, mantuvo un encuentro con Alonso de unos 10 minutos como máximo. No obstante, al término de la misma no quiso informar sobre la decisión que tomará la posibilidad de dirigir el área de Relaciones Institucionales, pues, según apuntó, tiene que hablar con sus compañeros de partido. Pero la realidad es a lo largo de todo el proceso de negociación del pacto entre CC y PSC tanto el líder de los populares como Alonso mantuvieron asiduos y el secretario insular del PP, Pedro Suárez, dijo en diversas ocasiones que su equipo entendía que esa propuesta consistía en entrar en el Gobierno.
No será hasta mañana cuando la formación conservadora anuncie si acepta encargarse de una competencia especial para mediar con el Ejecutivo central, dirigido por los populares, y así intentar desbloquear los proyectos de la Isla que necesitan financiación estatal.

Por su parte, Podemos se repartió las intervenciones durante la sesión plenaria entre Fernando Sabaté, el cabeza de la organización; Francisca Rivero, Roberto Gil y Milagros de la Rosa. En términos similares que el PP, criticaron la estructura de Presidencia porque, para ellos, estas competencias están "forzadas". Hicieron especial hincapié en Movilidad, ya que a su entender el área debería de estar vinculada a otro departamento como Medio Ambiente y Planificación.

Otro de los problemas que ven es la menor carga que tienen otras, como Cooperación Municipal y Vivienda, a pesar de ser "claves", destacó Rivero. Podemos también planteó la creación de un área centrada en la atención social donde se junten todas las ramas relacionadas con este ámbito, como Empleo, Vivienda, Juventud, Igualdad y Atención Social y, además, echaron en falta la protección animal y mostraron su preocupación por que la Corporación no sea paritaria.

Tanto la portavoz de los nacionalistas, Cristina Valido, como la del PSC, Josefa Mesa, defendieron la estructura del Gobierno y defendieron que lo importante son los resultados que se alcancen a final de mandato. Valido agradeció el tono "constructivo" de la oposición y recordó a Podemos que el Cabildo es una de las administraciones que más invierte en materia social, más de 115 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine