La Guardia Civil intensifica la vigilancia para prevenir los incendios forestales

El Cabildo cree que el conato producido entre Candelaria y Arafo fue intencionado

09.07.2015 | 00:46

La Guardia Civil intensificará la vigilancia para prevenir los incendios forestales. La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, anunció ayer esta medida ante la presencia del presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, con quien mantuvo un encuentro con el objetivo de analizar los últimos conatos producidos en la Isla y mejorar la colaboración entre ambas administraciones de cara a la campaña de verano.

El mandatario insular explicó que, a raíz del fuego de la semana pasada entre los municipios de Candelaria y Arafo, la Corporación contactó con la representante estatal para estudiar los hechos, ya que la sospecha es que las llamas fueron "intencionadas". Como estos casos tienen "cierta peligrosidad" y se han "repetido en el tiempo", Carlos Alonso destacó la necesidad de fomentar la coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en particular con la Guardia Civil y su Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona).
El presidente del Cabildo resaltó la "conveniencia" de mantener la reunión de ayer para analizar los posibles riesgos y evitarlos con la finalidad de que transcurra el periodo de riesgo "lo más tranquilo posible". Si la Guardia Civil ya está investigando el conato de la semana pasada para aclarar su causa, lo importante para ambas administraciones es aumentar sus esfuerzos para intentar evitar que estas actuaciones se produzcan. "Queremos coordinar mejor con la Guardia Civil y el Seprona para mejorar la vigilancia, el seguimiento y la investigación de estos sucesos, y que todo el mundo esté advertido de que estamos en ello y de que va a haber mayor control", afirmó Carlos Alonso.

Tanto él como la delegada del Gobierno en Canarias manifestaron que la colaboración entre las dos instituciones es "plena" en la lucha contra incendios, aunque esta última reconoció que el riesgo "cero es imposible" de conseguir. Uno de los pilares fundamentales para al menos tratar de reducir los casos en los que las llamas son producidas por el hombre de forma intencionada es esa mayor vigilancia por parte de la Guardia Civil.

Hernández Bento detalló que, de acuerdo a la reunión mantenida con Carlos Alonso y con el nuevo consejero insular de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, existe un compromiso de incrementar los controles por parte de los agentes. "La intención del Estado, aún sin tener competencias para prevenir y extinguir incendios, siempre ha sido colaborar y con cada uno de los cabildos", subrayó la delegada del Gobierno, quien enumeró los efectivos y el material con los que cuenta las Islas para esta temporada, como el helicóptero Kamov, con base en Los Rodeos, y la brigada de refuerzo de 51 personas en Puntagorda (en La Palma).

Hernández Bento insistió en la colaboración que existe entre las fuerzas del Estado y la Corporación tinerfeña no solo para dar una respuesta rápida ante los fuegos que puedan producirse en la Isla, sino también ahora con la intensificación de la vigilancia en determinadas zonas para evitar que se lleve a cabo la acción, porque "sabemos que la mayoría de los incendios son intencionados", recordó.

Respecto al conato de la semana pasada, la delegada de Gobierno especificó que la Guardia Civil investiga en la actualidad los hechos sin ofrecer detalles sobre el procedimiento porque "no es bueno dar pistas", pero mostró su confianza en la "profesionalidad y buen hacer" de los agentes que llevan el caso. Hernández Bento recordó que cuando suben las temperaturas la posibilidad de que se produzcan es mayor y, ante la ola de calor en Tenerife, el Cabildo ha vuelto a decretar la prohibición de hacer fuego en el monte.

Desde las 18:00 horas de ayer, no se pueden realizar actividades en estas zonas debido al riesgo de incendio forestal, ya que incluso los termómetros podrán alcanzar los 34 grados centígrados y las mínimas podrían superar los 20 en zonas de medianías orientadas al sur, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología.

Ante estas circunstancias, la prohibición por parte del Cabildo se mantendrá vigente mientras persistan las condiciones meteorológicas adversas que aumentan el peligro de incendio. De esta forma, no se podrá hacer fuego en las áreas recreativas, realizar quemas de residuos agrícolas o forestales y hogueras. Tampoco están permitidos los trabajos con maquinaria o herramientas que puedan generar chispas en espacios agrícolas o forestales y las exhibiciones pirotécnicas en la zona de riesgo y en zonas cercanas a la vegetación.
La Corporación insular, además, pide a la población que evite, en la medida de lo posible, el tránsito por los senderos y zonas forestales durante los días en los que se mantenga esta situación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine