Santa Cruz

Medio centenar de chicharreros se libran de los desahucios en dos años

La capital tinerfeña fue el primer municipio de España en aprobar un protocolo antidesalojos

05.07.2015 | 23:46

Más de medio centenar de santacruceros se han librado de los desahucios en los dos últimos años. Santa Cruz fue el primer municipio de España en aprobar no solo un Protocolo Antidesahucios, sino también fue la primera localidad del país en poner en marcha un servicio de intermediación para asesorar a aquellas personas que se tienen que enfrentar a la posibilidad de perder sus viviendas por falta de recursos económicos.

A finales de mayo del 2012, el pleno de la ciudad aprobaba por unanimidad de todas las fuerzas políticas el Protocolo Antidesahucios, un documento que capacita al Ayuntamiento santacrucero para poder mediar entre el vecino afectado por un proceso de desahucio y la entidad bancaria. En solo seis meses, las cartas enviadas por el alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, tanto a los bancos como a los Juzgados en los que se tramitaban los desahucios impidieron que 17 familias perdieran sus casas.

Esta no fue la única medida que tomó el Consistorio chicharrero en 2012 para dejar libre de desahucios al municipio, pues pocos meses después de que el Protocolo Antidesahucios fuera aprobado por el pleno de la Corporación local, Bermúdez amenazaba con retirar los fondos públicos depositados en Bankia –1,5 millones de euros–, si los responsables de dicha entidad bancaria seguían adelante con su intención de desahuciar a Carmen Omaña, quien estuvo varios días en huelga de hambre y acampada delante de una de las oficinas que tiene este banco en la céntrica calle Valentín Sanz.

Otra de las decisiones que tomó el primer edil para tratar de paliar las situaciones dramáticas que se estaban dando en Santa Cruz fue duplicar las ayudas básicas al alquiler y crear una bolsa de viviendas en alquiler para que, en aquellos casos en los que no se lograra cerrar un acuerdo con la entidad bancaria, los afectados no se vieran en la calle.

Así, en julio del 2013, el Ayuntamiento firmaba un convenio con la inmobiliaria Banif mediante el que la entidad le entregaba al municipio un edificio con 63 viviendas vacías en Añaza y, a cambio, Bermúdez asumía las mensualidades del alquiler, una cantidad que el Consistorio ingresa de manera directa a la entidad.

También se firmó un convenio con el Colegio de Abogados para que todas las personas que se tengan que enfrentar a la posibilidad de perder sus viviendas, cuenten con asesoramiento jurídico. De esta manera, se creó por primera vez en el Archipiélago una oficina de intermediación hipotecaria.

La puesta en marcha de todas estas medidas permitió a la capital tinerfeña despedir el 2013 con siete mediaciones que impidieron que 16 familias se vieran en la calle.

A lo largo del pasado año, el Ayuntamiento también tuvo que activar el Protocolo Antidesahucios para impedir que dos familias perdieran sus casas y, en lo que va de este 2015, el Consistorio ya ha recibido tres solicitudes de intermediación, cuya resolución ha permitido que seis familias puedan continuar en sus viviendas.

Desde su aprobación hasta este 2015, 41 familias de la capital tinerfeña se han beneficiado del Protocolo Antidesahucios. No obstante, a esta cifra hay que sumar las otras 11 personas que han logrado llegar a un acuerdo con la entidad bancaria en la que habían contratado su hipoteca gracias a la oficina de intermediación hipotecaria.

Desde su puesta en marcha en diciembre del 2012, el personal de la oficina de intermediación hipotecaria ha realizado casi 300 atenciones. De este total, se han abierto 50 expedientes? de los que 11 han concluido con un acuerdo con la entidad bancaria, 13 están en tramitación para tratar de cerrar un pacto, dos han renunciado a este servicio, 18 están iniciando el proceso y solo en seis casos no se ha conseguido cerrar dicho acuerdo para que las viviendas puedan continuar en manos de sus propietarios.

En cuanto al periodo en el que más atenciones se produjeron, según los datos del servicio de intermediación hipotecaria a los que ha tenido acceso la opinión de tenerife, fue a lo largo del 2013 cuando más peticiones de información se produjeron, en concreto, abril del 2013 batió el récord de atenciones, pues se registraron 37 solicitudes de información.

La puesta en marcha de todas estas medidas no solo ha permitido que se reduzca el número de personas que se tienen que enfrentar a un desahucio, sino que también ha bajado el número de atenciones en la oficina de intermediación, pues el pasado junio se cerró con dos atenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine