Santa Cruz

Dos empresas traen un sistema único en el mundo de alquiler de bicicletas eléctricas

Alondra y Atos Canarias prevén que el servicio se ponga en marcha en enero con 56 paradas y 450 bicis, aunque comenzará a probarse antes, en noviembre

05.07.2015 | 23:43
Fotomontaje de cómo quedará una de las marquesinas para bicicletas en el Parque García Sanabria.

Sunbik. Este es el nombre del proyecto que dotará a Santa Cruz de un servicio urbano de alquiler de bicicletas eléctricas, sostenibles e "inteligentes", el cual estará formado por 56 marquesinas que se repartirán por la ciudad y por 450 bicis. La fecha prevista para que esta iniciativa se convierta en realidad es enero de 2016, aunque se pretende empezar a probar el sistema en noviembre, con cinco paradas y 40 bicicletas.

Así lo anuncian a la opinión de tenerife Carlos Roca Ramírez, jefe de producción de Alondra, y José Manuel Rodríguez Macías, director de Atos Canarias. Son las empresas que ejecutarán este proyecto, el cual cuenta con el beneplácito del alcalde de la capital, el nacionalista José Manuel Bermúdez. Y es que, además, su puesta en marcha supondrá la creación de más de 60 puestos de trabajo, entre fabricación, agentes de atención al cliente y personal para el mantenimiento de las bicicletas, entre otros empleos, para lo que se dará prioridad a colectivos en riesgo de exclusión social.

Carlos Roca, creador de Sunbik, destaca que se trata de un proyecto novedoso y "único en el mundo", pues, añade, no existe otro sistema de alquiler de bicicletas eléctricas urbanas que se recarguen en su propio aparcamiento con energía solar. "Esto sí ocurrirá en Santa Cruz, y también en La Laguna, pues la intención de Alondra y de Atos es que este proyecto se vaya implantando en toda el área metropolitana. En La Laguna estimamos instalar 44 paradas y 350 bicis", indica.

Inteligentes

Asimismo, apuntan el jefe de producción de Alondra y el director de Atos Canarias, las bicicletas serán "inteligentes" porque estarán geolocalizadas y contarán con una aplicación informática APP que será utilizada en el smartphone del usuario. "Esto le permitirá identificarse en el sistema, desbloquear una bici, llegar a lugares de interés, a restaurantes y a comercios, y compartir su experiencia con otros ciudadanos a través de las redes sociales", añaden.

Las bicis dispondrán de un soporte universal para smartphone en la cesta delantera para que los usuarios introduzcan sus móviles, con el fin de visualizar la pantalla y "dejar que Sunbik les guíe por la ciudad"; con una conexión USB para recargar el teléfono y con un sistema de geolocalización. En este sentido, y con respecto a los posibles actos vandálicos y robos, las empresas explican que sabrán en todo momento dónde se encuentran los bicicletas y qué usuario la tiene.

A diferencia de otros sistemas de alquiler que funcionan en el territorio español, en Sunbik para contratar el servicio los ciudadanos "tan solo tendrán que descargarse la aplicación en su móvil y a partir de aquí toda la operativa podrá hacerla rápidamente desde su teléfono", destaca Carlos Roca.

Las marquesinas estarán formadas por dos módulos de aparcamientos, con capacidad para ocho bicicletas cada uno, y unidos por un módulo inteligente de control. Alondra y Atos explican que las paradas están diseñadas para ser integradas al mobiliario urbano y no requieren obra civil para su instalación, "lo que permitirá, además, cambiarlas de ubicación cada vez que sea necesario". Cada marquesina ocupará dos plazas de estacionamiento para coches, pues se instalarán en la calzada y no en la acera. Si se tiene en cuenta que se ubicarán 56 paradas para bicicletas en Santa Cruz, estas ocuparán 112 plazas. "Cuando la gente pruebe este sistema dejará de coger su vehículo, por lo que esos estacionamientos para coches no harán falta", indica Roca.

"Sunbik, por su propio modelo de negocio, concebido como un sistema urbano de movilidad ecológico, sostenible, divertido y sano, tendrá como consecuencia un menor uso de los automóviles y como resultado menos contaminación, menos ruidos y un menor número de atascos, con lo que se espera que genere rápidamente las simpatías de usuarios y ciudadanos", añade.

El módulo de control de cada marquesina será el punto de información e interacción para el usuario. Contendrá la electrónica de gestión de la carga de las baterías del sistema y de las bicis; el sistema de desbloqueo de las mismas; las propias baterías; el interface de comunicación para el ciudadano y las comunicaciones con el centro de control de Sunbik. Las bicicletas serán eléctricas, cómodas, de rueda grande, con entrada lateral al estilo de las bicis norteuropeas y de color verde. Su motor eléctrico ayudará a superar los desniveles del terreno que existen en Santa Cruz y "los usuarios se podrán desplazar sin apenas esfuerzo". Cada una de estas bicicletas cuesta unos 1.500 euros y la inversión total necesaria para convertir en realidad este proyecto asciende a más de ocho millones.

En cuanto a los precios para el uso de este servicio de alquiler de bicicletas, Atos y Alondra aseguran que serán atractivos y baratos. Anuncian que se han diseñado diferentes fórmulas de monetización a través de varios bonos. Habrá uno anual para residentes y visitantes de larga duración, que costará 38 euros aproximadamente; otro semanal por 16 euros y uno diario por siete euros, aunque estos precios podrían variar.

Por ejemplo, el anual, destaca Carlos Roca, permitirá al usuario utilizar las bicicletas todos los días del año. Los clientes podrán desplazarse de manera gratuita durante la primera media hora. Si se pasan de dicho periodo, teniendo la misma bici, entonces el sistema facturará 0,5 euros por cada 30 minutos de más. Sin embargo, no se tendrá que pagar más dinero si se cambia de bicicleta una vez pasada la media hora, es decir, si la bici no es la misma, pero habrá que esperar entre 20 y 30 minutos más para poder coger otra. Habrá una parada cada 300 metros aproximadamente, ya que se podrán dejar en cualquier marquesina, sin necesidad de que sea la misma en la que la bici se cogió. "Los ciudadanos podrán disponer de las bicicletas todas las veces que quieran, pero el trayecto gratuito por cada vez que se utilizan será de 30 minutos", aclara el jefe de producción de Alondra.

Comenta que la principal fuente de financiación de este sistema no serán precisamente las tarifas que abonen los ciudadanos, pues "serán muy baratas", sino la publicidad. "Los negocios de la zona podrán beneficiarse de una nueva e innovadora fuente de publicidad inteligente", añade Carlos Roca. Cada uno de los aparcamientos contará con cuatro paneles retroiluminados para publicidad exterior y dos paneles centrales para colocar anuncios "con atractivos precios y gran visibilidad".

Todas las bicis, informa el jefe de producción de Alondra, contarán con una superficie en el guardabarros trasero susceptible de ser utilizada también para publicidad. Asimismo, "los comercios, restaurantes y bares pueden publicitarse dentro de la APP móvil de Sunbik. Los negocios quedarán geolocalizados con mucha visibilidad".

Roca Ramírez apunta que Santa Cruz de Tenerife no se caracteriza principalmente por ser un municipio con una red de carriles bici adecuada, pero "estamos convencidos de que las bicicletas se podrán incorporar al tráfico de las calles, siempre y cuando los conductores de vehículos se acostumbren a convivir con ellas". De todas formas, el Plan de Movilidad del Ayuntamiento de la capital chicharrera contempla la creación de más carriles para bicicletas en la ciudad.

"Sunbik será un medio de transporte intermodal, alternativo y limpio, que permitirá al ciudadano prescindir de sus coches haciendo más ágil el tráfico, con menos humos y menos ruidos", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine