Santa Cruz

Un escritor con ansias políticas

Santa Cruz dedica una avenida a la figura del lanzaroteño Benito Pérez Armas, que optó por vivir en Tenerife después de enamorarse

05.07.2015 | 23:43
La Avenida Benito Pérez Armas, en Santa Cruz.

Lucharon por el municipio, brillaron en sus campos o simplemente fueron vecinos humildes que por su generosidad merecieron el homenaje de Santa Cruz de Tenerife con una calle, plaza o parque con su nombre. Pero, ¿quién es quién en el callejero de la capital? la opinión de tenerife hace un recorrido por el mapa de Santa Cruz para ponerle cara a esos cientos de nombres y apellidos, muchos lamentablemente desconocidos. Hoy le toca el turno a Benito Pérez Armas, escritor y político nacido en Lanzarote. La avenida que le dedica Santa Cruz de Tenerife abarca cuatro barrios.

Benito Pérez Armas comenzó a escribir cuando tan solo era un niño. Realizó varios cuentos durante su infancia y demostró desde entonces que lo suyo eran las letras. Nació en Yaiza, en la isla de Lanzarote, el 30 de agosto de 1871. En ese mismo municipio estudió durante los primeros años de su vida. Cuando tenía 11 años se trasladó a Las Palmas de Gran Canaria para estudiar en un colegio agregado al seminario para comenzar su bachillerato. Después de unos años, con mucho esfuerzo, convenció a su familia para cambiarse de centro y no volver a pisar el seminario.

En el año 1886 ingresó en el Colegio de San Agustín, donde estudió durante cinco años. En esta época, curiosamente, el alumnado fundó un periódico manuscrito con el nombre La Juerga en el que se metían con sus profesores y el personal que se encargaba de vigilar la sala de estudios. Nadie nunca supo fielmente quién o quiénes eran los encargados de su redacción.

Junto con la escritura, el derecho siempre fue otra de sus grandes pasiones. En 1890 se mudó desde Gran Canaria a Salamanca para cursar su primer año de Derecho en la universidad. En octubre de 1893 llega a Santa Cruz de Tenerife y se ve obligado a fijar su residencia en La Laguna. Paró en Tenerife de paso para ir Lanzarote a ver a sus padres, con una intención clara de volver a Madrid para hacerse un hueco en el Gobierno. Sin embargo, una epidemia de cólera le retuvo en la Isla, donde decide quedarse por amor.

En agosto de 1894 se casa con Elena González de Mesa y Pérez. La pareja se va a vivir a Madrid donde nace su primer hijo. Al volver a Tenerife se decreta la orden de movilización general con motivo de la Guerra de Cuba y Benito Pérez Armas presta su servicio militar en La Laguna. En este municipio nacen sus dos otras hijas.

Desde 1896, con apenas 25 años, ya era diputado. Además, también fue elegido vicepresidente de la corporación vocal de la junta provincial del censo electoral y miembro de las comisiones de gobernación y fomento. En 1901 fue el primer director de la revista Gente Nueva y después del diario conservador La Opinión de Santa Cruz de Tenerife.

Diputado

Entre 1911 y 1913 llegaría a ser presidente de la Diputación Provincial de Canarias. Desempeñó también el cargo de regio de Enseñanza de Canarias, con sede en San Cristóbal de La Laguna entre 1915 y 1923. Fue profesor numerario de la Escuela de Náutica de Canarias en Santa Cruz de Tenerife desde 1914 hasta 1937, socio de mérito en 1904 y presidente entre 1906 y 1912 del Ateneo de La Laguna, que según los historiadores vivió durante esta época una de las etapas más brillantes y activas de toda su historia.

En 1914 fue nombrado por orden real catedrático en propiedad de la asignatura de Derecho Mercantil Especial Marítimo de España así como de Derecho Mercantil Internacional. En febrero de 1921, tras haber sido proclamado diputado en las cortes, fue declarado excedente en su cargo al que se reintegraría terminado su mandato en abril de 1923.

En enero de 1937 falleció en Santa Cruz. El municipio capitalino ha querido rendirle su particular homenaje a este escritor y político otorgándole su nombre a una calle. La Avenida Benito Pérez Armas une los barrios de La Salle, El Chapatal, Los Gladiolos y la Cruz del Señor. Además, abarca uno de los laterales de uno de los parques de la ciudad, La Granja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine