Santa Cruz

Los empresarios renovarán las terrazas de la Avenida de Anaga después del verano

Los locales homogeneizarán su imagen durante los próximos meses para cumplir con la Ordenanza del Paisaje Urbano

05.07.2015 | 02:58

Los empresarios de la Avenida de Anaga comenzarán a modificar sus terrazas después del verano para homogeneizar su imagen y cumplir, así, con la Ordenanza Municipal del Paisaje Urbano, que obliga a todos los negocios de la Zona de Gran Afluencia Turística a presentar el mismo aspecto. El proyecto, redactado por los arquitectos Juan Luis Pereda y José Ramón Fragoso, contempla la regularización y ocupación del primer tramo de la Avenida, comprendido entre el Restaurante El Capricho y el Barbas Bar.

El Estudio de Regularización y Ocupación de la avenida de Anaga establece los criterios para el uso y ocupación de las aceras de esta vía y ya ha sido aprobado por la Comisión de Paisaje Urbano de Santa Cruz. Este informe establece un diseño predeterminado, en coordinación con las exigencias de la Ordenanza de Paisaje Urbano, y define los modelos y tamaños de sillas y mesas. Las sombrillas cuadradas, en telas de tonos claros, serán instaladas en la acera y el espacio estará resguardado por un sistemas de paravientos de vidrio y pequeñas jardineras, dispuestos en dos de sus lados para dar protección a los usuarios del frío y la lluvia. Para el caso de aquellos locales que tengan mayor espacio, podrán configurar sus terrazas por medio de marquesinas, cuyas sombras se producirán por medio de toldos con las mismas características estéticas que las sombrillas. Las marquesinas tendrán protección de la intemperie por medio del mismo modelo de paravientos en dos de sus lados.

La instalación de estos elementos supondrá una inversión mínima de 20.000 euros. La primera instalación, no obstante, consistente en la instalación de mesas y sillas, ronda entre los 7.000 y los 10.000 euros. Los cinco elementos básicos que conforman esta nueva instalación son las sillas, mesas, sombrillas, paravientos y marquesinas pero se podrán personalizar con distintos elementos, "aunque siempre tendrán que mantener la misma morfología y el mismo color: el gris", explica el arquitecto Juan Luis Pereda.

El presidente de la Sociedad de Empresarios de la Avenida de Anaga y propietario del bar Manhattan, José Manuel Ramos, se puso en contacto con los arquitectos en enero de 2014 para resolver el problema de su terraza en particular pero, a raíz de estas conversaciones, se llegó a un acuerdo para que el trabajo se llevara a cabo de manera conjunta, con la presencia de hasta seis locales de la Avenida de Anaga.
El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, explica que el Ayuntamiento capitalino desea conseguir una imagen "sofisticada" y "unificada" de esta zona que "hace cuatro años era una vía en decadencia, que no generaba ofertas ni desde el punto gastronómico ni de ocio" pero desde hace dos años, con la finalización de las obras de la Vía Litoral, "se ha multiplicado la oferta con unas zonas para terrazas muy buenas". "Estamos muy contentos porque los empresarios han apostado por seguir trabajando", añade. El alcalde nacionalista recuerda, además, que para conseguir revitalizar esta zona de la capital, el Ayuntamiento de Santa Cruz decidió eliminar la tasa de ocupación de la vía pública de las terrazas, para "fomentar la actividad en las calles", y adelantó que el Consistorio capitalino "va a seguir trabajando en esta misma línea".

El propietario del bar Manhattan, José Manuel Ramos, comenzará a trabajar en la nueva terraza después de que termine el próximo Carnaval. "Después de esas fiestas siempre cerramos algunas semanas para hacer mejoras en el local, así que tenemos pensado aprovechar ese momento para comenzar con el cambio", comenta el empresario chicharrero.

Los propietarios de El Hombre Bala y el Barbas Bar, Julio Delgado y Raúl Rawel Reyes, iniciarán la instalación de las nuevas terrazas después del verano, en el mes de octubre. Al igual que está recogido en el proyecto, llevarán a cabo el cambio de manera escalonada para poder hacer frente a la inversión y por eso empezarán por la modificación de las mesas y las sillas. Ambos coinciden en que la idea es buena para tratar de revitalizar esta zona pero que, para locales como el de ellos, que cuentan con una oferta parecida, esto puede suponer un problema puesto que las terrazas no se distinguirán y los clientes no sabrán hacia donde dirigirse.

Julio Delgado destaca que este va a ser un cambio muy positivo para la zona puesto que "llevamos más de dos años esperando para poder solucionar los problemas que teníamos para poder cubrir a la clientela y tenerlos protegidos del viento y de los ruidos". Todo eso, explica el empresario, con la visión, además, de eliminar las molestias que suponen para los vecinos la existencia de estas terrazas tan cerca de sus casas.

Este no será más que el principio de esta intervención puesto que la Ordenanza del Paisaje Urbano obliga ahora a todos los espacios de la Zona de Gran Afluencia Turística a homogeneizar su imagen. Así, el alcalde José Manuel Bermúdez adelanta que "ahora exportaremos este ejemplo al resto de la ciudad". "Y es que ciudades como Madrid o Barcelona tienen muy regularizados sus espacios urbanos y tienen ordenanzas muy rígidas", asegura el arquitecto Juan Luis Pereda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine