Santa Cruz

Todo para no aburrirse en casa

Unos 380 menores participan en los talleres de verano que organiza de forma gratuita el Ayuntamiento en el Suroeste

05.07.2015 | 02:58
Los más pequeños juegan al paracaídas en uno de los patios del colegio de Tíncer.

Tiro con arco, castillos hinchables cuyos toboganes acaban en piscina, deportes de equipo, baile y manualidades. Estas son solo algunas de las actividades que los más pequeños del Suroeste pueden practicar este verano. El Ayuntamiento chicharrero ha puesto en marcha sus actividades municipales durante el mes de julio y la aceptación roza el lleno absoluto. Los más pequeños lo tienen claro: no quieren pasarse el verano metidos en casa. Aunque tengan que madrugar, compensa el esfuerzo porque pasan el día mucho más entretenido. Sus padres también lo agradecen, sobre todo, aquellos que no tienen abuelos con los que dejar a los más pequeños de la casa.

Lo más importante es no dejarse el bañador ni la toalla en casa. Un día sí y otro también, los inscritos acaban dándose un chapuzón que, con el calor, siempre agradecen. "Donde lo pasamos mejor es cuando nos bañamos", explicó Gabriel Cruz, de nueve años. Cada 50 minutos, a lo largo de toda la jornada, van cambiando de taller. "Yo prefiero estar en el agua todo el día", bromeó para después añadir que todas las actividades le gustan.

Los más pequeños estaban haciendo ayer un jardín con cartones de huevo y algo de pintura verde. Alexandra García, que cumple cinco años hoy, demostró ante todos lo bien que se le da eso de manejar el pincel. Como ella, Margarita Rodríguez, también de cinco años, no quería que acabase la mañana para poder irse a casa sabiendo que había terminado su trabajo.

En la sala de tenis de mesa, el mismo lugar donde comen a medio día, estaban jugando los alumnos de mayor edad. Marta Rodríguez, del colegio Rodríguez Campos, no dejó de devolverle la pequeña pelota a su compañero de juego, Gabriel Real. Aunque ambos estaban pasando mucho calor, ninguno prefería estar en casa viendo la tele e incluso haciendo la tarea que les han mandado en sus centros para repasar durante el periodo estival.

Tania Rosa Guerrero, de 13 años, hace honor a su apellido. Aunque no lleva demasiado tiempo practicando el tiro con arco, ayer parecía que había nacido para ello. "Creo que se me da bien", aseguró después de dar tres veces dentro de la diana, aunque algo lejos del centro. Algo peor, pero siempre sin desistir, apuntaba Paula Machado. "Es muy divertido, como todo lo que hacemos aquí", añadió esta joven de 12 años después de hacer sus tiros con una flecha acabada con una punta de goma.

La Concejalía del Distrito Suroeste del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha sido la encargada de poner en marcha sus talleres de verano, que cumplen este año su novena edición. La actividad, que tiene carácter gratuito, contempla también, por vez primera, un servicio de comedor, también gratuito, para 120 menores de familias usuarias de los servicios sociales municipales. Asimismo, se da un desayuno de media mañana a todos los menores que acudan a los talleres.

Esta iniciativa se desarrolla durante este mes de julio, en los centros de Educación Infantil y Primaria Los Menceyes-Añaza y Tíncer. Se benefician de la misma un total de 380 menores, con edades comprendidas entre 3 y 13 años, con el objetivo de cumplir con la conciliación de la vida familiar y laboral durante el periodo estival. La capacidad de los talleres es de 400 niños, por lo que las familias que lo deseen pueden acudir todavía a su oficina del Ayuntamiento más cercana para inscribirse y optar a una de las 20 plazas que todavía están libres. El otro distrito donde también se llevan a cabo actividades de este tipo es en Salud-La Salle. La empresa Esfoc coordina a un total de 25 monitores para que lleven a cabo –cuiden y supervisen– todos los juegos.

El objetivo de esta iniciativa es dar respuesta a las necesidades de muchos padres y madres residentes en el Distrito Suroeste y ofrecer a sus hijos una actividad lúdica, de ocio, deporte y tiempo libre durante el periodo estival, fomentando valores tales como la participación, la convivencia, la deportividad, la tolerancia y el respeto a la diferencia. Del mismo modo, se desarrollan actividades enfocadas a la mejora de las habilidades sociales, motrices y saludables. También hay talleres de juegos relacionados con las nuevas tecnologías y la informática. Por último, también se llevarán a cabo iniciativas que mejoran la capacidad creativa de los menores a través de la realización de actividades artístico-culturales con marcado acento creativo.

Los menores se dividen en grupos de trabajo, atendiendo siempre a sus edades, con la intención de realizar las actividades programadas. La jornada dura para ellos entre las 08:00 y las 14:00 horas. También existe la posibilidad de que los padres soliciten el servicio de recogida temprana y permanencia, desde las 7:30 horas, así como el servicio de comedor que finaliza a las 15:00 horas.

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, aseguró que una de las prioridades durante el verano es mantener estas actividades en el Suroeste ya que en ellas participan un gran número de alumnos. "Una de las principales novedades es el comedor, en el que se han inscrito 120 niños a través de los Servicios Sociales", confirmó el primer edil antes de recorrer el colegio de Tíncer, en que de los 380 alumnos que se reparten en estos talleres del Suroeste hay 220 inscritos. El resto de menores que hacen uso del comedor, alrededor de 50 en Tíncer y 20 en Añaza, pagan cuatro euros al día. Las actividades lúdicas son totalmente gratuitas.

Efrén Gavaldá es el responsable de la empresa que pone en marcha los talleres. "Intentamos adaptar todas las actividades a los diferentes grupos de edad", explicó, intentando en todo momento que los más pequeños "disfruten de una manera diferente del verano". Sebastián Mendoza es el director del colegio de Tíncer y se mostró "encantado" porque el centro que dirige acoge un año más estas actividades. "Los padres lo agradecen y logramos que toda la comunidad educativa esté más implicada", valoró.

Una opinión similar dio la concejal del Distrito Suroeste, Gladis de León. "Intentamos facilitar el verano sobre todo a aquellas familias que no tienen dónde dejar a sus hijos durante el mes de julio", concretó la edil. "Los vecinos valoran la iniciativa, por lo que les aporta y porque pueden dejar aquí a sus hijos de forma segura", añadió De León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine