Santa Cruz

"Ya podemos dormir tranquilos"

Los residentes de los pueblos afectados reciben con alegría el anuncio de Costas

02.07.2015 | 00:30
Varios turistas en la playa de Roque de las Bodegas.

"Podemos dormir un poco más tranquilos". De esta manera resumen muchos vecinos de Anaga la tranquilidad que sienten al conocer que la Ley de Costas ya no les afecta. Algunos recibieron ayer la llamada del alcalde en persona, sobre todo, los representantes vecinales de núcleos como Taganana o Igueste de San Andrés.

Aunque han tenido que esperar durante mucho tiempo para poder estar tranquilos, nada pudo acabar con su alegría. Conchita Domínguez es presidenta de la Asociación Haineto Príncipe de Anaga, de Igueste de San Andrés. Ayer por la mañana conocía la noticia por José Manuel Bermúdez. "Me acaba de llamar y todavía no me lo creo", dijo. Aunque se encontraba en el centro de la ciudad solo deseaba "llegar a Igueste" para contar de todo lo que le habían informado. "La gente no se lo va a creer, porque llevan muchos años esperando y escuchando promesas", reconoció. Ahora parece que "esta es la definitiva", añadió.

Lo peor, desde su punto de vista, no son las familias que tienen huertas en las zonas cercanas a la playa, sino que la peor parte se la llevan aquellos vecinos que tenían su casa dentro de los límites que había fijado Costas. "En este pueblo somos gente humilde y esa es su única casa; si se las quitaban no iban a tener a donde ir", añadió.

Vivi del Castillo es uno de los trabajadores del Bar La Playa, en Roque de Las Bodegas, otro de los núcleos afectados por el deslinde de 100 metros. "Es una buena noticia porque eran muchos los vecinos que no podían vivir más con esa incertidumbre", declaró. "Ahora toca empezar a pensar en el futuro, con la tranquilidad en el cuerpo, sabiendo que nadie te va a tirar tu casa porque ya es legal", sentenció.

Un calvario

En Taganana, desde la Asociación La voz del Valle, Luján González mostró su alegría al conocer la información. "No hay derecho a que lugares como Almáciga o toda la costa antigua de Taganana hayan tenido que pasar este calvario por miedo a perder sus casas", aseguró el presidente de este colectivo.

"Hace años, cientos de años, en estos núcleos había ya casas, sobre todo, en un pueblo como el de Taganana que si ha destacado por algo es por ser de los más antiguos de Santa Cruz", explicó. Se trata, en su opinión, de generaciones de vecinos que han visto "peligrar" sus propiedades. "Está claro que más de uno no hizo hace años su tarea para asegurar el futuro de los vecinos de estos núcleos pero ahora, al fin, ya se puede respirar tranquilo", añadió González. "Taganana es todo, desde la cumbre hasta la costa, y nunca dejaremos de luchar por lo que es nuestro", concluyó.

Desde Almáciga, pero representando y defendiendo a todo el Macizo, Amigos de Anaga, Nieves López, secretaria de este colectivo, recordó que hasta hace "muy poco tiempo", el Ayuntamiento seguía presentando informes y recibos para demostrar que los núcleos de esta zona costera de Santa Cruz son urbanos desde mucho antes de aprobarse la Ley de Costas. "El pueblo será una fiesta cuando se vaya conociendo la información porque para todos es importante saber que no se van a tirar sus casas y que van a estar protegidas por el Estado", concretó la portavoz de esta asociación.

"De todo el pueblo de Almáciga solo se salvaban dos o tres casas y esos son muchos vecinos preocupados por su situación durante años", reconoció López.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine