La Laguna

Arranca la obra que peatonalizará parte de la carretera entre La Cuesta y Taco

La reforma urbana de la zona comercial comienza hoy en la carretera del Sur y costará cerca de 600.000 euros

02.07.2015 | 00:30
Una de las primeras reuniones realizadas en el Consistorio lagunero para organizar la reforma urbana de Taco.

Hoy comienzan en La Laguna las obras que peatonalizarán parte de la Carretera General La Cuesta-Taco. Se trata del proyecto conocido como Regeneración Urbana del Centro de Taco, que será financiado al 50% entre el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de La Laguna. La intervención tiene un plazo de ejecución de nueve meses pero los encargados de la misma confían en que la parte más importante de la misma, la que obliga a realizar modificaciones en el tráfico, esté concluida antes del otoño.

El proyecto de mejora urbana de Taco complementa las intervenciones que se llevaron a cabo en el conocido Plan Urban y con la construcción de la línea 1 del Tranvía. Su presupuesto de licitación ronda los 600.000 euros y se hará con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo que se suscribió el pasado 2014. Se trata de una obra que firmaron el alcalde de La Laguna en funciones, Fernando Clavijo, y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, con la intención de mejorar la accesibilidad e imagen de la que es la tercera zona comercial abierta más importante de La Laguna, tras el casco y La Cuesta, y el tercer distrito más poblado.

La adjudicación de la obra ha sido tramitada desde el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento, a través de su departamento de Obras e Infraestructuras, asumirá la dirección facultativa de la intervención. Además, y según explicó el director del área, Jonathan Domínguez, han sido varios años de trabajo con los vecinos y comerciantes hasta acordar el resultado de las obras. Además de Seguridad Ciudadana, la concejal de zona, Candelaria Díaz, se ha encargado de reunirse con todos los colectivos implicado para recoger sus propuestas.

Como resultado de esa labor, hoy comienza una intervención que, entre otras medidas, incluye la ampliación de las aceras en una zona muy transitada. La obra se extiende a lo largo de un triángulo imaginario que se conforma en torno a la carretera general La Cuesta-Taco, el inicio de la carretera general del Sur y parte del trazado de la línea 1 del tranvía a su paso por el Polvorín.

Según precisó el edil nacionalista, la reforma de este espacio consta de dos fases. Primero, en lo que respecta a la carretera general del Sur, se van a ampliar las aceras y a reorganizar los aparcamientos. Finalmente, también se va a repavimentar toda la vía.

Otro de los objetivos de los responsables insulares y municipales es eliminar definitivamente muchas de las barreras arquitectónicas de la zona. Para hacer más cómodo el acceso a los peatones, se redistribuirán todas las plazas de aparcamiento disponibles y se "colocarán en un único lateral de la vía". Además, estos serán todos en batería.

La segunda parte de la intervención será la que afecta precisamente a la carretera La Cuesta-Taco, concretamente al tramo que discurre entre la rotonda donde está la Policía Local y la rotonda del cruce de Taco. "El carril de subida será peatonalizado precisamente en la parte más comercial de la vía", adelantó el edil nacionalista. "El tráfico de ese carril se desviará por la carretera general del Sur", añadió.

La reforma se completará, tal y como refleja el proyecto, con otros remates como cambios en pavimentos, jardinería, riego, señalización y organización del tráfico. El objetivo final es la transformación completa del sistema de movilidad "en un espacio que es vital para las conexiones de la zona metropolitana y por su importante tejido comercial", ha reconocido al respecto el Cabildo de Tenerife.

Pese a que el inicio de la obra estaba prevista para comienzos de año, los trámites administrativos se dilataron más de lo previsto. "Luego, se decidió esperar a los meses de verano porque es el momento donde menos molestias se provoca", matizó el edil.

De hecho, el Ayuntamiento de La Laguna está aprovechando la suspensión de las clases para llevar a cabo varias y complicadas intervenciones de este tipo. Además de la obra de Taco, estos meses se retirarán los adoquines de la avenida de los Menceyes y se reorganizará el tráfico en la salida de Lora y Tamayo. Asimismo, también se van a realizar obras de asfaltado en los barrios de Guamasa y la Cruz Chica y se reformará la rotonda de San Benito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine