La Laguna

La línea 027 empieza a operar y acerca a los vecinos de La Cuesta al casco histórico

El servicio suma 2.600 kilómetros de recorrido al año al servicio de guaguas de El Rocío, La Candelaria, La Piterita, La Higuerita, La Verdellada y Finca España

21.04.2015 | 13:37
Los vecinos de los barrios afectados han luchad duramente por la creación de un servicio público de transporte adecuado para la zona.

La línea 027 empezó ayer a operar entre Santa Cruz de Tenerife y La Laguna y unirá a los vecinos de toda la zona de La Cuesta con el centro de La Laguna. Unas 40 personas del barrio de El Rocío aprovecharon ayer su segundo viaje, el de las 9:00 horas de la mañana, para conocer el nuevo recorrido y las posibilidades de una conexión que es la respuesta a meses de negociaciones entre las asociaciones de La Cuesta, el Ayuntamiento de La Laguna y el Cabildo de Tenerife.

Es, por lo pronto, la única nueva línea de guaguas creada este año en la Isla. Su servicio se sumará a los trayectos de la línea 026, que seguirá operando como hasta ahora, 2.600 nuevos kilómetros de recorrido. La 027 no solo unirá los populosos barrios de la vertiente sur del municipio con la línea 2 del tranvía y el centro de especialidades médicas de San Benito. Los técnicos de la empresa pública de transporte, Titsa, explicaron ayer que este nuevo medio de transporte también acercará a estos vecinos hacia el casco histórico.

En concreto, y a través de la 027, los barrios de El Rocío, La Candelaria, La Piterita, La Higuerita, Finca España, La Verdellada y La Cuesta cuentan con tres nuevas paradas que distan apenas 50 metros del casco histórico. Son concretamente, las de las calles Seis de Diciembre, El Juego y Herradores.

Para cubrir la demanda de los vecinos, la empresa dependiente del Cabildo de Tenerife ha tenido que sumar 244 jornadas a los turnos de sus empleados. Asimismo, y para optimizar los recursos empleados y su utilidad, los expertos de Titsa han dispuesto siete nuevas paradas a lo largo de su recorrido. Algunas son antiguas marquesinas que se han vuelto a poner en funcionamientos, como la de la estación de San Benito. Otras, como la de Herradores, son totalmente nuevas.

"Han sido tres meses de trabajo", explicó ayer el responsable del departamento de Planificación de Titsa, Ambrosio Hernández. "Con todo, ha sido una labor llevadera gracias a la buena relación que existe con el Ayuntamiento y la intermediación de los vecinos", añadió.

Ayer, para la ocasión, los vecinos del barrio de El Rocío se organizaron, compraron varios bonos y fueron juntos a comprobar cuál es el recorrido de esta nueva línea. "Estamos muy contentos, al fin hemos conseguido un servicio que es esencial para el barrio", explicó uno de los portavoces vecinales, Ramón Rodríguez.

La creación de esta nueva línea tiene en la mejora de la atención sanitaria su principal objetivo. Desde hace años, y debido al cierre del ambulatorio de la zona por unas obras que se acaban de retomar, toda la población está obligada a acudir a su médico en el Hospital Universitario de Canarias (HUC). No existía una forma directa de conectar desde la 026 con este centro sanitario. Lo mismo pasaba con el centro de especialidades de San Benito. Ahora, gracias a la 027, pueden conectar tanto con el servicio de Metropolitano como con la 014. Las vecinas de El Rocío, que ayer festejaron la llegada de la nueva línea con aplausos y vítores, reconocieron que en muchas ocasiones se veían obligadas a tomar el taxi para poder ir al médico. "Son, como mínimo, cinco euros por trayecto", lamentaron. Otra alternativa más económica pero que implicaba una gran pérdida de tiempo "era bajar hasta la Cruz del Señor para coger el tranvía". "Con esta guagua llegaremos a tiempo hasta a hacernos las analíticas", concluyeron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine