El milagro de las alfombras

El tapiz más grande del mundo deslumbra a las miles de personas que visitaron la Villa en sus fiestas

27.06.2014 | 13:17
El milagro de las alfombras

Cada año, con motivo de las fiestas del Corpus Christi, La Orotava vive "el milagro" de las alfombras. Esta edición no fue menos y las calles del casco de la Villa volvieron a vestirse ayer de flores pese a que cada vez son más escasas. "Ellas siempre aparecen", comentó Ana María Valencia que, al igual que centenares de vecinos, se levantó de la cama muy temprano para disfrutar del "día más bonito y más esperado". Toda su familia trabajó desde las ocho de la mañana en el corrido de 21 metros, ubicado junto a la Plaza Patricio García, e incluso los más pequeños echaron una mano.

Jaime, de un año y medio, cogía pétalos de rosa rojas y naranjas mientras su primo, con 40 de fiebre, ayudaba en la obra un poco más abajo, porque "los alfombristas nacen, no se hacen", dice Ana María con una sonrisa. Su abuelo, Isaac Valencia, se mostraba feliz por poder participar después de pasar 35 años viviendo la infraoctava del Corpus Christi al otro lado de la cuerda que marca el límite para los visitantes. Aunque el exalcalde de La Orotava, que se despidió del Ayuntamiento a finales del pasado año, detalló que al fin y al cabo "nunca ha dejado" de disfrutar de la celebración, sí apuntó que ha "vuelto" al pasado, ya que desde 1953 tiene reservado ese espacio para realizar este trabajo "artístico" junto a su familia y amigos.

La escasez de flores en esta edición ha sido "enorme", según el exregidor, por lo que se ha tenido que reciclar los trozos de arbustos públicos que poda el Ayuntamiento con asiduidad y buscar hierbajos y otro tipo de vegetales coloridos. Al final, las más de 30 alfombras volvieron a asombrar ayer a turistas y residentes por su belleza e incluso algunas de ellas podían confundirse con auténticos cuadros, como los 18 metros cuadrados de motivos religiosos de la Unión Cultural el Canario.

Junto a la Iglesia de La Concepción, el sonido de las gaitas se mezclaba con el olor a azúcar del algodón y las almendras garrapiñadas. ¿Pero qué hacían las gaitas gallegas amenizando el trabajo de los alfombristas de La Orotava? María Josefa Sestelo, o Peque para los conocidos, llevaba trabajando desde las nueve de la mañana en su alfombra y se levantó un momento para explicar que la Villa orotavense y Ponteareas, en Galicia, llevan años hermanados. En este municipio también son tradicionales este tipo de tapices y en cada edición los vecinos de ambos sitios se visitan, aunque no siempre les toca a los mismos.

Para Ponteareas, en esta ocasión le tocó el turno a la calle Ferreiros, por lo que unos 50 gallegos de esta vía se trasladaron a la Isla para participar en el Corpus Christi de la localidad tinerfeña. Mientras unos tocaban sus gaitas, otros trabajaban en su diseño, dibujado a mano y adornado con flores de colores y con pequeños detalles que realzaban su belleza. Este instrumento típico de Galicia también era el protagonista del tapiz.

Como cada año, miles de personas recorrieron las calles del casco de La Orotava y se agolpaban en el Ayuntamiento. Los balcones estaban repletos a pesar del cartel que indicaba que solo debían estar cinco minutos para que otros pudieran disfrutar de la panorámica. Desde allí se veía el gentío pero el motivo de tanto revuelo era el majestuoso tapiz de la plaza, de unos 46,5 metros de largo y 20,5 de ancho. Para su elaboración, se utilizaron unos 4.000 kilos de arena sin una gota de tinte que principalmente se extrajo de las Cañadas del Teide, como marca la tradición. Las tres imágenes que componen la obra rozaron el realismo en esta edición y recordaron la palabra de Dios. 50 días o unas 2.000 horas de trabajo han sido necesarios para culminar el tapiz más grande del mundo, en el que trabajaron unas 20 personas.

Fátima Martín contemplaba la obra desde las escaleras del Ayuntamiento maravillada. "Este año es impresionante, me ha gustado mucho", dijo la orotavense, aunque si tuviera que elegir se quedaría con el dibujo central, elaborado desde 18 años por el maestro alfombrista Ezequiel de León. "Soy hermana del Calvario y me emocioné mucho al verlo", añadió ella. Los otros dos, no obstante, no eran menos y en esta ocasión se centraron en la palabra de Jesús ante los doctores de la ley (izquierda) y cuando habla a los que le siguen de los bienaventurados (derecha).

"La pena", según apuntó Fátima, "es que no dure mucho tiempo". Y la realidad es que así fue. Tras la tradicional misa, que tuvo lugar a las 18:30 horas, las alfombras y el tapiz quedaron marcados por las primeras de las muchas huellas que sucedieron a la procesión.

Tenerife

El bochorno, protagonista en el comienzo de la semana

La Aemet mantiene el aviso amarillo hasta el martes y los termómetros alcanzarán los 36 grados

Animalistas piden el control obligatorio de alcoholemia para los cazadores

Animalistas piden el control obligatorio de alcoholemia para los cazadores

El presidente de la Federación de Asociaciones para la Gestión Cinegética de Tenerife, Antonio...

El Polisario confía en la buena gestión de Köhler como nuevo enviado de la ONU

El Polisario confía en la buena gestión de Köhler como nuevo enviado de la ONU

La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui espera que el nuevo emisario "apueste más...

El Cabildo ayuda con 264.755 euros a los centros de Cáritas para personas sin hogar

El Cabildo ayuda con 264.755 euros a los centros de Cáritas para personas sin hogar

El Cabildo de Tenerife, a través de la Consejería de Acción Social,...

Güímar refuerza la seguridad para celebrar las Fiestas de El Socorro

El Ayuntamiento de Güímar ha decidido incrementar el dispositivo que, cada año,...

El Ayuntamiento adjudica a Effico el mantenimiento del alumbrado público

El Ayuntamiento adjudica a Effico el mantenimiento del alumbrado público

La empresa comenzará a prestar sus servicios en el municipio a partir del próximo día 1

Enlaces recomendados: Premios Cine