ÚLTIMA HORA
Puigdemont y los exconsellers huidos a Bruselas renuncian al voto delegado

El uso de la bicicleta en Santa Cruz, prácticamente inexistente

Según el plan de movilidad urbana, de los viajes en modos no motorizados que se realizan en la capital, apenas el 0,1% se hacen en bicicleta

25.06.2014 | 13:18
Fiesta de la Bicicleta, en Santa Cruz.
Fiesta de la Bicicleta, en Santa Cruz.

El uso de la bicicleta en Santa Cruz de Tenerife, una ciudad que cuenta con 6,9 kilómetros de carril bici, como medio de transporte es prácticamente inexistente, a excepción de su uso deportivo.

De los viajes en modos no motorizados que tienen lugar en la capital tinerfeña, apenas el 0,1 por ciento de éstos se realiza en bicicleta, según el avance del plan de movilidad urbana sostenible que el gobierno municipal ha presentado a la oposición.

Santa Cruz de Tenerife cuenta con dos carriles bici, el mayor de ellos transcurre desde la Avenida de Anaga hasta el barrio de María Jiménez extendiéndose poco más de 5,3 kilómetros.

El otro se sitúa en la Avenida de Los Majuelos y cuenta con una longitud total de 1,696 kilómetros.

En la actualidad se está ejecutando y acondicionando un nuevo carril bici, que desde el Palmetum le de conexión al ya existente en la Avenida de Anaga hasta la playa de Las Teresitas, ampliándose esta red hasta los 10 kilómetros.

Según el avance del plan de movilidad, el uso de la bicicleta en Santa Cruz, es prácticamente inexistente debido a la falta de espacio propio para sus desplazamientos y las dificultades orográficas de conexión entre el casco y el resto de barrios.

Para la bicicleta, la pendiente es un factor aún más limitante que para el peatón, siempre que sean tramos largos y no haya existencia de tramos más llanos donde el ciclista pueda recuperar, precisa este estudio.

Teniendo en cuenta las pendientes existentes en Santa Cruz de Tenerife, salvo en los ejes paralelos a la costa, el avance del plan de movilidad considera el resto de vías poco atractivas para el uso de la bicicleta como modo de transporte alternativo.

Actualmente sólo el 11,4 por ciento de la población de la capital tinerfeña puede acceder a menos de 300 metros a los carriles bici existentes en el municipio.

El avance del plan de movilidad propone, con el objetivo de impulsar el uso de la bicicleta como medio de transporte, la consolidación de una red segura de carriles bici por aquellas calles cuya pendiente lo permita y el incremento de la oferta de aparcabicis en la vía pública.

Asimismo, sugiere la habilitación de una oferta de plazas de aparcamiento para bicicletas en los aparcamientos localizados de uso público, que se complemente la red de carriles bici con un servicio de préstamo de bicicletas y se creen aparcamientos para bicicletas en los principales puntos de transbordo, como en el intercambiador y en las paradas de tranvía.

Enlaces recomendados: Premios Cine