Tradiciones

Un vestido de novia en llamas

La noche de San Juan llenó la playa de Las Teresitas de hogueras en las que los tinerfeños pidieron deseos y quemaron lo malo que ha sucedido durante el año

24.06.2014 | 13:58
Un vestido de novia en llamas
Un vestido de novia en llamas
Un vestido de novia en llamas

El mar que baña las costas de Tenerife amaneció esta mañana con cientos de deseos en sus aguas tras la noche más mágica del año. San Juan dejó tras de sí recuerdos para olvidar, promesas por cumplir y ascuas a medio consumir en todos los lugares que anoche celebraron con fuego la llegada del verano.

El barranco de San Andrés acogió anoche la quema de dos grandes hogueras que compitieron entre sí para atrapar las miradas de los vecinos y curiosos que se acercaron al pueblo pesquero y se congregaron en los diferentes puentes que comunican ambos lados de este cauce. Una de estas piras se tuvo que levantar a contrarreloj para que estuviera lista para comenzar a arder a las 21:00 horas. Y es que los pequeños que durante meses habían reunido maderas para esta noche tan especial se encontraron ayer por la mañana con que unos gamberros habían prendido la hoguera durante la noche y ayer no quedaban más que cenizas donde antes se levantaba una pira de varios metros de altura. Pero los padres no dudaron ni un momento y durante varias horas, en la tarde de ayer, trabajaron duro para volver a levantar lo que para los pequeños era mucho más que una mezcla de materiales para tirar y que estuvo coronado por un vistoso muñeco que no pudo recibir otro nombre que el de Juan. "Los niños estaban desesperados y con lágrimas en los ojos, ahora han vuelto a recuperar la ilusión", explicaba ayer por la tarde uno de los padres y vecino de San Andrés mientras veía que sus hijos volvían a reír danzando alrededor de la hoguera que horas más tarde ardería con todas sus fuerzas. Y es que la fiesta empezó temprano en el barrio pesquero ya que fueron mucho los vecinos que se reunieron desde por la tarde cerca de los lugares que albergaban las hogueras para charlar y comer algo mientras las últimas luces del día iban desapareciendo.

Al igual que las hogueras que se levantaron en todos los pequeños barrancos que recorren la costa de Santa Cruz, las de San Andrés comenzaron a arder cerca de las 21:00 horas. La pira que estaba más alejada de la playa, no obstante, hizo pasar unos minutos de angustia a los vecinos cuando sus llamas comenzaron a devorar las hojas de una palmera cercana que se encontraba en la avenida Pedro Schwartz. Sin embargo, la rápida actuación de los bomberos hizo que las llamas no se propagaran por la vegetación colindante.

A escasos metros del barranco, la playa de Las Teresitas se presentó como un lugar perfecto para pasar la velada entre amigos o con la familia. En este emblemático lugar no se desarrolló ningún acto festivo concreto pero, como cada año, se convirtió en un punto de reunión para muchos tinerfeños. Tal vez fue el partido entre la selección española y Australia en el marco del Mundial de Fútbol de Brasil o el viento que soplaba a rachas en esta zona de costa, pero lo cierto es que hasta que anocheció completamente en la playa no se comenzó a reunir un número importante de personas.

Beatriz Pérez acude cada año desde hace más de 15 a esta playa para pasar la noche junto con sus amigas y los hijos de éstas. "Los maridos se quedan en casa y entre todos podemos ser más de 15", reconoció Pérez mientras el resto del grupo se afanaba en colocar los palés que minutos más tarde arderían en una de los hogueras más grandes y tempranas que se encienden en Las Teresitas desde hace años.

Este grupo cumple de forma muy fiel el ritual que acompaña a la noche de San Juan. Así, durante la velada de ayer ardieron apuntes de clases y todo tipo de papeles con cosas que sus propietarios querían olvidar. El grupo brindó por San Juan y para que la selección española realice una buena actuación en el próximo campeonato europeo de fútbol, y la hipnotizante imagen de las llamas acompañó a los más jóvenes cuando decidieron saltar sobre el fuego. Ana Landrau y Lucía Pérez, ambas de 16 años, se animaron a esquivar las ascuas pero olvidaron pedir su deseo, por eso pronto cogieron un papel y un bolígrafo y se pusieron a la tarea de escribir todo lo bueno que querían que les pasara y también plasmaron lo malo de este año que desean olvidar. "Las cosas malas se echan a la hoguera y los deseos los tiramos al mar", explicó Beatriz Pérez a los más pequeños del grupo.

Muchos se unieron al grupo de Beatriz Pérez y se animaron a quemar sus pertenencias también. Y, así, ardió ayer, entre otras muchas cosas, un vestido de novia. Una tinerfeña no dudó en tirar la ropa que llevaba durante su boda para así dejar atrás un matrimonio que ya se acabó. Para ella, la playa de Las Teresitas es un lugar muy importante y en la noche de San Juan flota en el aire una magia que la invitó a tirar sobre las llamas el recuerdo de un matrimonio que ahora desea dejar atrás. Pero para la joven no es suficiente con el poder del fuego y por eso reconoció que también se bañaría en el mar al dar la medianoche y que lleva a cabo otros rituales en casa.

Deibis Freites y Mary Gómez pasaron ayer su primera noche de San Juan en la playa chicharrera, puesto que hasta el momento siempre acudían a Puerto de la Cruz para ver arder las hogueras. Gómez tiene una hija de dos años y quiso que la pequeña pasara una de sus primeras noches de San Juan en un ambiente más tranquilo que el que hay en playa Jardín cada noche del 23 de junio. Por eso sobre las ocho de la tarde ya estaba dispuesta sobre una gran toalla y las velas con las que añadiría un poco de luz a la velada se encontraban listas para encenderse sobre la arena cuando el último rayo de sol desapareciera.

Yurena Díaz llegó desde Tacoronte para también decorar a su gusto la noche de las hogueras. Junto a su familia dispuso una pequeña pira un poco enterrada en la arena que se encargó de decorar con flores blancas y fucsias. Desde hace dos años acuden a Las Teresitas para cumplir el ritual de la noche de San Juan por completo: cuando el reloj marca la medianoche encienden los maderos, se bañan en el mar y piden los buenos deseos que esperan que se cumplan durante los próximos 365 días.

Belén Fariña vivió, durante muchos años, en el barrio de San Andrés y ayer volvió a este lugar para, por primera vez, hacer una hoguera en la que poder quemar todo lo malo. Un muñeco hecho con botellas de plástico coronaba esta pira en la que la familia de esta chicharrera quemó todas las cosas malas que no quieren que se vuelvan a repetir en sus vidas y por eso no dudaron en recorrer algunos metros de playa en busca de un bolígrafo y un trozo de papel que poder quemar.

A pesar de que la noche de San Juan es una velada que siempre se relaciona con el mar y la playa, lo cierto es que también hay barrios del interior que poco a poco se van sumando a esta tradición. Una de las hogueras más especiales que ayer ardieron en Santa Cruz fue la que se organizó en Cuesta Piedra. Los vecinos de esta zona desean revitalizar el barrio y para ello anoche organizaron una gran hoguera en sus calles para curiosos de todas las edades. El grupo de trabajo Cuesta Piedra, es mi barrio fue el encargado de animar la velada que contó con la asistencia del famoso San Juanito que tras años de ausencia, volvió a pasear por las calles de Cuesta Piedra de la mano de Mamá Loli. Celso Blanco, portavoz de la Comisión para la Reposición de Cuesta Piedra, explicó que la vecina de esta zona de la capital hizo al famoso muñeco con una silla de ruedas y a tamaño natural con diversos materiales de fácil combustión. "Va ser un vacilón", resaltó Blanco horas antes de que las llamas consumieran al pobre San Juanito.

Los vecinos de este barrio chicharrero se "volcaron" durante toda la semana para que la de anoche fuera una velada inolvidable, por eso desde hace semanas comenzaron a reunir maderas ya que la actividad de anoche no contó con ningún tipo de aporte económico.
La de anoche fue, además, una velada para todas las edades en Cuesta Piedra. Como explicó Celso Blanco "no habrá alcohol pero animamos a la gente a que traigan piñas y papas para un piscolabis después de que la hoguera se apague".

En la noche de ayer y solo en la capital chicharrera se prepararon más de 70 hogueras, principalmente en los barrios del interior y costeros. A pesar de ello, hasta el último minuto la Policía Local realizó inspecciones con las que se tuvo que modificar el tamaño y la ubicación de varias de estas piras como forma de precaución para evitar accidentes.

Para asegurarse de que la velada discurría de la forma más tranquila posible ya desde hace días la Policía Local creó un hashtag en Twitter -#SANJUANSC2014- para informar y aconsejar acerca de lo que se debe y no se debe hacer durante esta celebración.

Asimismo, la Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Santa Cruz organizó un operativo de seguridad en el que participaron más de un centenar de personas.

El Consorcio de Bomberos de Tenerife reforzó, durante la noche de ayer, además, sus dotaciones de efectivos en todos los parques profesionales de la Isla para atender las situaciones de emergencia que pudieran surgir durante las horas de fiesta. Asimismo, también se incrementó la atención en los parques voluntarios y los efectivos en la central de Coordinación de Bomberos en el 112. El dispositivo preventivo estuvo activado desde las 19:00 horas de ayer hasta las 02:00 horas del día de hoy e incluyó un total de 68 efectivos de bomberos que estuvieron de guardia durante todo ese tiempo. El presidente del Consorcio de Bomberos, Carlos González, recordó que solo durante la noche de San Juan del pasado año, la central de coordinación de bomberos en el 112 atendió 260 llamadas de emergencia y los efectivos realizaron cerca de 54 intervenciones en hogueras descontroladas, a causa de la propagación del fuego a rastrojos, matorrales u otros materiales combustibles próximos.

Tenerife

El Consistorio suspende los actos previstos para la Octava de la Virgen

Tras los atentados en Cataluña, sumándose a los tres días de luto decretados por el Gobierno de...

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

La previsión de los técnicos insulares es retirar a lo largo de este año unas 90 toneladas de rabo...

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El evento se llevará a cabo entre las 18:00 y las 24:00 horas

El Cabildo inicia el martes la mejora paisajística de la entrada a la Isla Baja

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 53.260 euros

La feria del Pescado muestra la tradición pesquera de la localidad

El evento se celebrará los días 25 y 26 en el paseo marítimo de Los Cristianos

Enlaces recomendados: Premios Cine