Santa Cruz

La senda del sauce y el palmeral

Hasta seis paisajes diferentes se pueden admirar en el sendero de Abicore, entre San Andrés y Taganana, uno de los que el Consistorio quiere rescatar del olvido

22.06.2014 | 02:00
Anaga oculta lugares de gran riqueza paisajística y natural que se pueden descubrir si se recorre la senda de Abicore, que el Ayuntamiento de Santa Cruz y la ULL se han propuesto recuperar.
Anaga oculta lugares de gran riqueza paisajística y natural que se pueden descubrir si se recorre la senda de Abicore, que el Ayuntamiento de Santa Cruz y la ULL se han propuesto recuperar.

El camino de Abicore está casi preparado para revelar sus secretos. Puede que esta no fuera la primera senda utilizada por los guanches para llevar a sus rebaños de un lado a otro de Anaga pero sí fue hasta hace relativamente pocos años la principal vía de comunicación entre los vecinos de San Andrés y los de Taganana. Así lo explicó don Norberto, un vecino de Anaga que recuerda cómo cargaban los barriles de vino y los llevaban acuestas de un pueblo al otro por este sendero.

La construcción de la carretera a Taganana por el Bailadero, una vía mucho más cómoda pese a las curvas, provocó que el camino de Abicore cayera tan en el olvido del día a día de los vecinos que la naturaleza decidió volver a apropiarse de lo que era suyo. A pesar de que las zarzas, las ramas y las hojas han reclamado lo que era de su propiedad, un equipo del Departamento de Geografía de la Universidad de La Laguna (ULL) ha conseguido identificar la ruta completa que conduce desde San Andrés hasta Taganana.

El camino partiría para cualquier chicharrero o turista del Castillo de San Andrés, la antigua fortaleza, cuya primera torre fue levantada en 1706 por mandato del Capitán General Agustín de Robles y Lorenzana, y reconstruida en 1769, una antigua fortaleza militar que da la bienvenida a los visitantes. A partir de aquí, son más de nueve los kilómetros que hay que recorrer para poder atravesar el macizo y llegar a Taganana.

En junio del pasado año, el alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, y el rector de la ULL, Eduardo Doménech, firmaban un convenio para inventariar los caminos tradicionales de Anaga. Esta iniciativa le iba a permitir al Consistorio chicharrero poder contar con el primer catálogo oficial de los senderos del Parque Rural.

Nueve meses después de que se firmara dicho convenio, Bermúdez y el jefe del proyecto, el profesor de Geografía, Vicente Zapata, presentaban el nuevo inventario, en el que figuran los caminos tradicionales que discurren por el macizo. En total, se identificaron 252 sendas divididas en 770 tramos, lo que permitió incorporar más de 200 kilómetros de caminos así como duplicar los kilómetros de caminos tradicionales que tenía el municipio en la zona hasta casi alcanzar los 400 de longitud.

El siguiente paso fue cuadrar con el alcalde santacrucero y el concejal responsable del Distrito de Anaga, Fernando Ballesteros, una fecha en la que el equipo de Zapata les pudiera mostrar en qué estado se encuentra el camino de Abicore, el primero que se quiere recuperar para volver a ponerlo en uso. Será una medida que servirá de atractivo turístico para los numerosos visitantes que ya pasan sus vacaciones en la Isla o los cruceristas que están durante unas horas en la capital tinerfeña.

El pasado sábado, Bermúdez y Ballesteros se calzaban sus botas y se ciñeron sus gorras o sombreros para recorrer esta senda. "Este es el palmeral más importante de la Isla", explicaba Vicente Zapata y el técnico Aarón Rodríguez a su paso por el barranco de El Cercado. Justo en este punto, el también concejal de Fiestas informó al grupo, formado por expertos de la ULL, técnicos municipales y miembros de Protección Civil, de que en una zona concreta del barranco se había rodado una película.

De la misma manera, durante el recorrido también se habló de la posibilidad de ofrecer a los cruceristas la posibilidad de hacer una excursión a pie entre San Andrés y Taganana por este camino. "Además, una vez en Taganana pueden comer", añadieron los técnicos.
Tras dejar atrás el palmeral, la pendiente del camino comienza a hacerse más pronunciada pero se puede subir bien, sobre todo porque el agua discurre por el cauce del barranco y se puede disfrutar de la sombra de los sauces canarios, una imagen poco común debido a las excavaciones que se han llevado a cabo para buscar agua de consumo. "El barranco de El Cercado es de los pocos lugares que quedan en los que crecen los sauces canarios", aseguró Rodríguez, quien explicó que estos pequeños árboles requieren de la humedad constante para poder crecer.

A lo largo de las tres horas que se tarda en llegar desde San Andrés a Taganana, no solo se puede ver el palmeral o los sauces canarios, sino también el bosque de laurisilva. "Estoy sorprendido", afirmó José Manuel Bermúdez, quien añadió: "Es un camino ideal por la diversidad del paisaje que te puedes encontrar durante todo el recorrido".

Hasta seis paisajes totalmente diferentes se pueden admirar durante los más de 9 kilómetros que tiene la senda, se quedarían en 6 kilómetros si se parte del palmeral en lugar del Castillo de San Andrés. "Es un camino muy interesante no solo para los santacruceros, sino también para quienes nos visitan", apuntó Ballesteros.

Unas tres horas más tarde, el equipo enfilaba Taganana. En este punto, el camino discurre por delante de la casa de doña Filomena, quien se mostró muy sorprendida de ver al alcalde en persona, puesto que está acostumbrado a verlo "en la tele y con corbata". "Es que con esa gorra no le conocía", le comentó esta vecina a José Manuel Bermúdez antes de despedirse.

"Vamos a encargar ya el proyecto para que el próximo año se puedan comenzar las obras para acondicionar todo el sendero", anunció Bermúdez al llegar a la iglesia de Taganana, lugar en el que concluye el camino de Abicore. "Eso sí, los trabajos tendrán que desarrollarse por fases porque no disponemos de los recursos necesarios pero se hará", concluyó el alcalde de la capital tinerfeña.

Además, está previsto que en los primeros meses del 2015, la Unesco conceda por fin al macizo de Anaga el título de Reserva de la Biosfera, una declaración que no solo servirá de atractivo turístico, sino también de revulsivo para recuperar todo el Parque Rural.
Puede que el próximo año ya esté todo el camino en condiciones para poder ser transitado y será entonces cuando Abicore muestre su belleza en todo su esplendor.

Tenerife

Guía de Isora invierte 110.000 euros en reformar colegios

Guía de Isora invierte 110.000 euros en reformar colegios

Estas actuaciones pasan por la fontanería, modernización de las instalaciones eléctricas; mejoras...

La oposición solicita al Gobierno una comisión que informe de las microalgas

La oposición solicita al Gobierno una comisión que informe de las microalgas

PSOE, PP, Podemos y NC piden la presencia de los consejeros de Sanidad y Política Territorial para...

Acabar con la violencia sin violencia

Acabar con la violencia sin violencia

El obispo de Tenerife apuesta por ponerse en el lugar de las madres de los terroristas, quienes...

Podemos exige que los 23 millones públicos del circuito de motor vayan a depurar aguas

El grupo Podemos en el Cabildo de Tenerife rechazó ayer la decisión de la...

La ciudad turística se convertirá en un pequeño Múnich a partir del día 1

La ciudad turística se convertirá en un pequeño Múnich a partir del día 1

La Semana Bávara y el Oktoberfest llenarán desde el próximo domingo el municipio norteño de...

Enlaces recomendados: Premios Cine