La Laguna
Antonio Pérez Díaz
Presidente del Ateneo de La Laguna  

´Estamos creando unos completos ignorantes insensibles que solo se interesan por la Roja´

"Devolvimos parte de la subvención de 2012 del Ayuntamiento porque salió casi a fin de año y no nos arriesgamos a gastar a cuenta"

22.06.2014 | 02:00
Antonio Pérez Díaz, en una de las salas del Ateneo.
Antonio Pérez Díaz, en una de las salas del Ateneo.

Después de un año al frente del Ateneo de La Laguna, Antonio Pérez Díaz se congratula de que el Ayuntamiento apueste por la cultura como "impulsor del casco" aunque lamenta que la abundante y variada oferta que tiene la ciudad no tenga la respuesta esperada entre el público.

–¿Es la cultura el verdadero motor del casco?

–Sin duda. Aquí la Universidad hace muchas cosas en el Paraninfo y con la Asociación de Antiguos Alumnos. Aquí están las fundaciones Cristino de Vera, Mapfre, Cajacanarias y La Caixa. También tiene su sede la Económica, tenemos museos, el Instituto de Estudios Canarios, el Orfeón La Paz, nuestro Ateneo, el Espacio Cultural Aguere, el Gobierno de Canarias tiene el Cabrera Pinto... A esto hay que sumar la gran locomotora del Ayuntamiento con el Teatro Leal y el antiguo convento de Santo Domingo. Ninguna ciudad canaria tiene esta concurrencia de instituciones y asociaciones públicas y privadas culturales. Tenemos la mayor oferta cultural de Canarias. Lo único que nos falta en este grupo es la Iglesia.

–¿Por qué?

–Porque sería interesante que los grandes templos del casco, como son La Concepción, la Catedral y Santo Domingo, también tuvieran una oferta cultural. Tenga en cuenta que reciben mucho turismo y sería fantástico que los domingos después de misa hubiera un concierto de órgano o que actuara un coro o un grupo de cámara. Hay cantidad de formaciones haciendo música que buscan espacios donde actuar y ese es uno muy idóneo.

–¿Se sienten apoyados por el Ayuntamiento?

–Sí, nos apoya mucho. Los responsables de las distintas entidades culturales nos reunimos periódicamente con el alcalde y con la concejal de Cultura. Lo que queremos es que el Ayuntamiento ponga una persona a la que podamos llamar para consultar las agendas antes incluso de que salgan publicadas para no solapar las actividades más relevantes. Sería muy útil poder levantar un teléfono y preguntar si hay algo previsto para la primera semana de noviembre y que nos avisaran si alguien tiene preparado hacer tal cosa o tal otra.

–¿Y hay público para tanta oferta cultural?

–Desgraciadamente no. El otro día cantó en el Leal el tenor lagunero Agustín Prunell-Friend. Hizo un recorrido desde el renacimiento hasta la actualidad. Fue algo de un gran nivel y poco habitual. Pero no llenó más del 15% del aforo del teatro cuando había entradas a partir de cuatro euros. Se me cae el alma cuando veo algo así pero lamentablemente es muy habitual que haya actos en La Laguna a los que van 15 personas. La gente no va aunque sean gratuitos.

–¿No gusta lo que se programa?

– El problema es que arrastramos una herencia de poca sensibilidad hacia la cultura, incluso desde la educación y desde los medios. Uno abre un periódico y hay 25 páginas de deportes y una o dos de cultura y en Canarias no quedan publicaciones especializadas. La Administración tiene que evitar esta deriva de la sociedad fomentando interés por una cultura instructiva, que lleve al crecimiento personal. Porque sino nos quedarnos solo en la Roja, la música de Pepe Benavente y los programas de la Televisión Canaria. Estamos creando unos completos ignorantes insensibles.

–¿Se siente remando contra la corriente?

–El Ateneo es como una velita puesta al santo. Está siempre encendida. Siempre con las puertas abiertas. Tenemos un mínimo de tres actos semanales. A veces vienen 15 personas y otras menos aunque todo es gratis y no se reserva ni una silla, ni siquiera los socios. No deberíamos ser una velita sino un foco de la cultura pero no hay público. Ni para nosotros ni para nadie. El Leal está vacío y también el Auditorio. A los conciertos de la Sinfónica van 200 personas, 300 cuanto mucho y ninguna tiene menos de 50 años. Y es que aunque los conciertos fueran gratis la gente no iría. Es para llorar.

–¿El giro que dieron con actividades más populares no resultó?

–Seguimos trabajando en ese línea. Por ejemplo, ahora que se acerca la Romería de San Benito hemos preparado un actos en los que podamos aprender algo. El 5 de julio traeremos al grupo folclórico Guantejina y al experto en vestimenta canaria Juan de la Cruz. La parranda interpretará canciones que serán explicadas por su director y aprenderemos el origen y las características de prendas que lleven puestas sus componentes.

–¿Han conseguido más socios?

–No, por suerte mantenemos los 200 que teníamos. Aunque la cuota mensual es de seis euros seguimos sin captar a los jóvenes.

–Cuando usted asumió la presidencia, la institución tenía un déficit mensual de 6.000 euros. ¿Cuál es la situación actual?

–Estamos mejor. Negociamos una rebaja salarial con nuestros tres empleados y aunque apenas tenemos recursos para mantener esta casa centenaria llena de humedades, tenemos esperanza en poder llegar a ser autosuficientes con el alquiler del local y de la cafetería y las cuotas de los socios para pagar los gastos fijos y dedicar todas las ayudas que nos den a la programación.

–También dijo en su día que reducirían el horario de apertura.

–Y se ha hecho. Antes abríamos desde la mañana y solo venían cuatro personas. Ahora nos concentramos más en el horario de tarde. Aunque con el Ayuntamiento hemos discutido que la cultura no tiene que tener horario de tarde. Muchas veces toda la programación es de siete a nueve. ¿Por qué no hay nada los sábados o los domingos por la mañana o en otros horarios? No tiene porque.

–¿Por qué tuvieron que devolver 10.000 de los 28.000 euros de la ayuda municipal de 2012?

– Porque la convocatoria de la subvención en 2012 salió casi a fin de año y preferimos nos gastar a cuenta de algo que no sabíamos si nos lo darían y no teníamos cómo hacer frente a las facturas. Eso ya se ha normalizado y este año ya nos la han concedido. Lo bueno es que tenemos un equipo que con ese dinero puede hacer mucho.

–En noviembre el Ateneo cumplirá 110 años. ¿Habrá un festejo especial?

– No estamos para grandes festejos. Preferimos apostar con actos más austeros, cercanos. Para los grandes acontecimientos está el Leal. Nosotros tenemos otro objetivo. Este es un lugar de encuentro muy especial. Aquí siempre, en cualquier presentación de un libro o conferencia se puede hacer preguntas, compartir una opinión. La ciudad le debe mucho al Ateneo porque cuando solo se hacían actos oficiales y no se permitía mucho más que el aplauso con el que acaba todo, aquí había la posibilidad de levantar la mano. Esto caló en mucha gente y fue labrando un prestigio a la institución como espacio de libertad y de creación que dio origen a los Sabandeños y a muchas otras asociaciones.

Tenerife

Tenerife recibe a 695.557 turistas en julio, un 8% más que el pasado año

Tenerife recibe a 695.557 turistas en julio, un 8% más que el pasado año

El tráfico interinsular de pasajeros aumenta un 32,8%. La llegada de visitantes procedentes de...

Un eclipse de refilón en las Islas

Un eclipse de refilón en las Islas

El espectáculo natural apenas se dejó ver en Canarias, donde la Luna solo ocultó el 40% del Sol ....

Los municipios más turísticos se blindan frente a la amenaza terrorista

Los municipios más turísticos se blindan frente a la amenaza terrorista

Los ayuntamientos tinerfeños refuerzan sus medidas contra un posible ataque. Bolardos y más...

El pequeño Liam estrena el columpio adaptado del parque de La Magnolia

El pequeño Liam estrena el columpio adaptado del parque de La Magnolia

Desde el pasado viernes 18 de agosto el Parque La Magnolia del entorno de Piloto en Realejo Alto...

Miles de personas acuden a la XXIV Muestra Folclórica de los Pueblos

Miles de personas acuden a la XXIV Muestra Folclórica de los Pueblos

La XXIV Muestra Folclórica de los Pueblos hizo vibrar la bahía de El Médano...

Enlaces recomendados: Premios Cine