Arona

El edil de Urbanismo, imputado por una discoteca de La Camella sin licencia

El nacionalista Carmelo García declara en los juzgados y defiende que el local ya está en regla después de que sus dueños presentaran la documentación pertinente

17.06.2014 | 23:32

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Arona, el nacionalista Carmelo García, tuvo que declarar ayer en calidad de imputado por la actividad que desarrolla una discoteca en la zona de La Camella. Un vecino denunció este caso ante el Consistorio en abril del año pasado para comprobar si el establecimiento contaba con el permiso pertinente para explotar este tipo de negocio. Entre sus argumentos, defiende que el local se encuentra en un espacio residencial y que el ruido molesta a los habitantes de este núcleo, además de que, según él, las terrazas se hallan en dominio público.

El edil encargado del área contestó al respecto en mayo de 2013 que "no consta licencia de apertura, por lo que se procederá a poner en conocimiento los hechos denunciados a la unidad administrativa competente en materia de infracciones de actividades".

Según el vecino, pasaron varios meses sin que el Ayuntamiento actuara y, tras el transcurso de un semestre, decidió acudir a la Justicia en octubre para que no solo investigara la presunta irregularidad llevada a cabo por Carmelo García, sino también la posible implicación del exalcalde aronero, José Alberto González Reverón; su sucesor Francisco José Niño; y al concejal de Seguridad Ciudadana, Manuel Reverón.

El motivo es que cree que la discoteca "ha estado funcionando durante más de 10 años sin contar con permiso y las terrazas siguen invadiendo suelo público", de ahí que también incluya en su denuncia al antiguo regidor local, que fue expulsado por la Justicia del Consistorio a finales de 2012 por enchufar a dos funcionarias sin los pertinentes procesos selectivos.

El único que tuvo que presentarse a declarar ayer en calidad de imputado fue Carmelo García que, a las 10:30 horas, estaba citado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Arona. Según informó ayer el vecino, el concejal no respondió a las preguntas de la acusación particular y reitera al respecto que la Corporación local "ha permitido" que la discoteca continúe abierta a pesar de "no contar con licencia".

Aseguró, además, que la discoteca fue cerrada solo durante dos semanas, "pero después volvió a abrir", y subrayó que se trata de un local que desarrolla su actividad "de madrugada y los ruidos molestan en una zona residencial".

El concejal de Urbanismo admitió ayer al respecto que tuvo que presentarse en el juzgado aronero porque "hay un local que ha desarrollado la actividad sin autorización" para realizarla, pero el responsable local del área puntualizó que tiene "capacidad de resolución y lo he hecho con informes favorables".

Carmelo García señaló que dictó la resolución pertinente y que la discoteca estuvo clausurada, tal y como también informó el denunciante, pero sin embargo aseguró que durante el periodo de alegaciones el establecimiento presentó "la compatibilidad con el Plan General de Ordenación y la documentación técnica".

El edil nacionalista defendió que con la entrada en vigor de la nueva ley de espectáculos públicos, de 2011, los negocios "tienen que presentar la documentación", y una vez dado este paso, "ya están en regla" porque, según él, no se puede esperar tanto tiempo por una licencia. Indicó, además, que "no" recuerda si actualmente este establecimiento está en funcionamiento.

El concejal, no obstante, mencionó que el Ayuntamiento llegó a abrir tres expedientes a esta discoteca, uno de ellos sancionador, mientras que con el último "se dictó el cierre". En este sentido, el vecino denunciante aseguró que en todo ese tiempo desde la Corporación local "nunca se ha llegado a precintar el local a pesar de que no tiene licencia y ocupa el espacio público".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine