Santa Cruz

Los empresarios confían en el verano para mejorar el éxito de las terrazas

El botellón se mantiene como uno de loss mayores enemigos de los locales de ocio nocturno pero la intervención de la Policía Local ha logrado reducir el problema

15.06.2014 | 02:00
Terrazas que se puede visitar en las diferentes zonas de ocio nocturo de Santa Cruz.
Terrazas que se puede visitar en las diferentes zonas de ocio nocturo de Santa Cruz.

La llegada del buen tiempo se convertirá en el mayor aliado de los empresarios del ocio nocturno de Santa Cruz, que esperan que los meses de verano ayuden a aumentar el negocio en las diferentes zonas de bares y terrazas de la capital santacrucera. La crisis ha afectado, como al resto de tejido empresarial, a los empresarios de la noche pero no lo ha hecho por igual en todas las calles chicharreras. A pesar de ello, el final de los exámenes universitarios y los últimos pagos de los impuestos provocarán que los que aún no se han animado a salir a la calle y pasar una noche entre copas y música lo haga en las próximas semanas disfrutando, además, del buen tiempo que ya va llegando. Son de los mejores meses del año para los negocios de ocio nocturno ya que la población cambia la rutina y "en vez de salir solo viernes y sábado, que es lo que se hace en invierno, la gente sale también entre semana", explica el propietario del Banda Aparte, Víctor Carballeira, en la calle El Clavel.

En los últimos años las discotecas han dado paso a las terrazas y a las tascas que ofrecen noches más relajadas, en las que impera la charla y un cóctel más que la música a todo volumen y las borracheras. "Hace diez años había cuatro discotecas en Santa Cruz y se llenaban cada fin de semana pero hoy en día la gente tira más por el modelo de negocio de tarde o de tarde noche", sentencia Carlos Quintero, presidente de la Asociación de Locales de Ocio de Santa Cruz y portavoz de los empresarios de La Noria.

"A los ciudadanos no les gustan los bebederos", sentencia el presidente en Tenerife de la Federación Canaria de Ocio y Restauración (Fecao), José Antonio Santana. "Un lugar de ocio no es un sitio donde pones a las personas a beber alcohol, sino un espacio que invita al esparcimiento, a pasarlo bien, donde hay una música adecuada y comodidad y donde se cumple con el aforo", explica Santana. Es por ello que el presidente de la Fecao en la Isla resalta la importancia de que sean los empresarios que conocen los secretos para trabajar en la noche los que se dediquen a ello, puesto que "si no, el ocio se termina deteriorando y las grandes discotecas acaban desapareciendo a favor de los pubs que sí que lo hacen bien".

Julio Delgado, propietario de El Hombre Bala, en la avenida de Anaga, argumenta que la tipología de la ciudad explica, en buena medida, el auge de las terrazas: "Vivimos en un sitio que tiene uno de los mejores climas para que se desarrolle este tipo de ocio".

La crisis económica ha dejado tras de sí muy malas estadísticas para estos empresarios. Sin embargo, la situación va mejorando poco a poco. "En 2012 empezó la cosa a subir un poco y tanto el año pasado como lo que va de este estamos yendo mejor. Nuestra zona, por ejemplo, ha subido entre un 5 y un 8% en 2014", asegura Quintero.

Por su parte, Delgado no es, en cambi, tan optimista. "Los brotes verdes todavía no se ven. Mayo fue el peor de los últimos cinco años". El empresario achaca esta mala racha a que el pago de los impuestos y la renta "ha provocado que la clientela más adulta afloje mucho".
Pero la crisis también ha provocado que durante años, todos aquellos que querían pasar una noche fuera de casa recurrieran al conocido botellón para no gastar mucho dinero. "Es el cáncer de las zonas de ocio y afecta mucho en la relación que pueden tener los empresarios con los vecinos", asegura Quintero.

Son muchas las quejas que han recibido los diferentes cuerpos de policía a este respecto pero muchos empresarios coinciden en que la situación está cambiando en los últimos meses y es gracias a este trabajo. De hecho, en años anteriores la Policía Local llegó a desarrollar un dispositivo específico para poner freno a esta práctica que tan mala imagen deja de la ciudad y que ocasiona muchos problemas a las vecinos y los empresarios de la noche.

Durante todo el año 2013, los grupos operativos de la Policía Local realizaron un total de 502 intervenciones relacionadas con el botellón en las calles de Santa Cruz. No se trata de sanciones sino identificaciones, cacheos y peticiones en el cumplimiento de los límites de contaminación sonora. El trabajo en estas acciones se reforzó con la intervención de la Unipol que en 2013 sancionó a 120 personas por esta actividad en Santa Cruz.

Las zonas de botellón en la capital chicharrera, salvo en el caso del Parque Marítimo, van rotando. De este modo, si la Policía Local acude un fin de semana a la antigua estación del Jet Foil –un espacio que utilizan muchos jóvenes para iniciar la noche de fiesta bebiendo unas copas–, en las noches sucesivas la gente no para allí, por lo que no hay un sitio clave en toda la ciudad. El año pasado la Unipol estableció, en varias ocasiones, dispositivos específicos en el Parque Marítimo para disuadir a la gente, sobre todo en verano y se repetirá durante los próximos meses.

Los empresarios de la noche de Santa Cruz también han sido jóvenes y comprenden la necesidad de los jóvenes por ahorrar. Ahora bien, "lo que no tiene sentido es que la gente se acerque con las copas a la puerta de un local, eso es nefasto", sentencia Delgado.

"Se nota que la gente infringe menos la ley porque, por primera vez, la Policía está actuando contra el botellón. Así que, una vez esta lacra desaparezca, se intentará crear una vía de negociación con los vecinos", resume Carballeira.

Santana coincide en que la desaparición del botellón "no ha sido precisamente por las medidas tomadas por la Policía, sino probablemente porque los establecimientos han bajado los precios y se han adaptado la demanda".

Hace una semana, el Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó la nueva ordenanza de Paisaje Urbano por la que los bares, cafeterías y restaurantes de la capital deberán cumplir un nuevo horario y tendrán un año para cambiar mesas, sillas y parasoles para adaptarlos a los criterios estéticos y de seguridad fijados.

Los empresarios de La Noria llevan exigiendo esta medida durante años por lo que su aprobación es una buena noticia. "El único problema es que solo hay un año y hay que hacer una inversión bastante grande, pero podemos poner publicidad por lo que podremos financiarla", explica Quintero.

El propietario de El Hombre Bala, sin embargo, discrepa: "No es comprensible que si tenemos una temperatura perfecta y la ciudad se presta a este ocio nocturno se establezca esta ordenanza que se pasa de frenada". "Invito a algunos políticos a que pidan un presupuesto para cambiar cuatro mesas y ocho sillas. Son 1.000 euros. Piden que lo cambiemos cuando en realidad estamos luchando para no quebrar", se queja Delgado.

La Avenida de Anaga es una de las vías inscritas en la Zona de Gran Afluencia Turística y los locales tiene un horario de apertura más amplio. "Me dicen que a mí no me afecta la restricción de horarios pero ¿acaso no me afecta que alguien cierre en otra zona de la ciudad?", se pregunta Julio Delgado.

El presidente en Tenerife de la Fecao, José Antonio Santana, explica que lo que necesita Santa Cruz son más terrazas como La Isla del Mar, que se ha convertido en un espacio emblemático por ser único. "La ordenanza de Paisaje Urbano facilita la creación de muchas nuevas terrazas", asegura el presidente que añade que "está bien que haya que cuidar la belleza de la ciudad para sacar el máximo provecho a lo que tenemos".

A pesar de ello, Santana reconoce que "en Santa Cruz hace falta menos burocracia y que las Administraciones faciliten las cosas". El presidente insular de la Fecao explica que hace falta una dinamización y una política de ocio y restauración que no existe por parte del Ayuntamiento de Santa Cruz, del Cabildo de Tenerife y del Gobierno de Canarias. "Como se ha hecho con el comercio", concluye.

José Antonio Santana destaca que, aunque la economía no vaya todo lo bien que debería en Santa Cruz, "las zonas de ocio siempre se han mantenido".

Santa Cruz cuenta con varias zonas destacadas de ocio nocturno y cada una de ellas posee un perfil de clientes bastante definido. La zona de La Noria, explica Carlos Quintero, "es para gente que cene tranquila y se tome una copa, no queremos un ocio basado en la gente que va a emborrachar y a bailar". De este modo, este espacio posee establecimientos en los que se puede cenar, locales para tomar la primera copa y pub para bailar y beber algo más.

Ahora, la llegada del verano hace posible, además, que estas zonas puedan realizar actividades con las que llamar la atención de los clientes potenciales. La calle de La Noria realiza, cada fin de semana, actividades infantiles, con castillos hinchables y talleres para las familias. Ahora que empieza el mundial de fútbol tendrán, además, una pantalla gigante para seguir los partidos durante todo el mes y en ella también se podrá ver el torneo de Wimbledon y la Fórmula 1.

Los empresarios de El Clavel se muestran optimistas puesto que "desde que acaba mayo ya hay un repunte en los negocios y estamos contentos porque la calle cada vez está mejor y hay más locales con diferentes ofertas de restauración y ocio", sentencia Carballeira.

La oferta de esta zona histórica de Santa Cruz es muy variada: mientras que los restaurantes La Hierbita y Gamonal cuentan con un público familiar, El Flaboyán ofrece una cocina más contemporánea y el Banda Aparte buenos cócteles acompañados de música en directo. Así, para el verano no se quedan parados y Gamonal y el Banda Aparte están preparando un oferta conjunta los jueves en los que se prepararán dos tapas y dos minicócteles "para intentar que la gente venga cada vez antes a disfrutar del tiempo libre", explica Carballeira. Asimismo, el Banda Aparte, a partir de julio, ofrecerá, de lunes a miércoles, minicups de coctelería a tres euros.

Aunque la crisis haya afectado a todos estos establecimientos durante años y las copas ya no dancen tanto por encima de las barras, lo cierto es que las calles chicharreras no han parado de ver cómo abren nuevos locales en los lugares más insospechados. Algunos duran más y otros menos, pero todos ofrecen algo diferente a la ciudad capitalina. "Ahora hay muchos sitios nuevos y mucha más oferta lo que genera una sana competencia", reconoce optimista Víctor Carballeira. "El sector se está levantando ahora mismo y se encuentra en un buen momento. Va a ser un verano muy interesante para Santa Cruz", afirma José Antonio Santana, que coincide con los empresarios de la noche de Santa Cruz.

Tenerife

Los usuarios dan un ´notable alto´ al Mercadillo del Agricultor de Tegueste

Los usuarios dan un ´notable alto´ al Mercadillo del Agricultor de Tegueste

Una encuentra trata de medir el grado de satisfacción de los clientes en general, obteniéndose una...

El Cabildo asume las obras del Circuito ante el incumplimiento de la empresa

El Cabildo asume las obras del Circuito ante el incumplimiento de la empresa

La Corporación insular se hará cargo de los 23 millones de los trabajos y dará mediante concesión...

Tenerife recibe a 695.557 turistas en julio, un 8% más que el pasado año

Tenerife recibe a 695.557 turistas en julio, un 8% más que el pasado año

El tráfico interinsular de pasajeros aumenta un 32,8%. La llegada de visitantes procedentes de...

Un eclipse de refilón en las Islas

Un eclipse de refilón en las Islas

El espectáculo natural apenas se dejó ver en Canarias, donde la Luna solo ocultó el 40% del Sol ....

Los municipios más turísticos se blindan frente a la amenaza terrorista

Los municipios más turísticos se blindan frente a la amenaza terrorista

Los ayuntamientos tinerfeños refuerzan sus medidas contra un posible ataque. Bolardos y más...

Enlaces recomendados: Premios Cine