El brindis más alto de España

Teleférico del Teide se une a otras empresas turísticas para ofrecer ´Atardecer y estrellas´, una ascensión al volcán con cena y observación a través de telescopios

15.06.2014 | 01:00
El grupo que participó en la actividad Atardecer y estrellas en el momento del brindis.
El grupo que participó en la actividad Atardecer y estrellas en el momento del brindis.

Solo en este lugar se puede presumir de vivir el brindis más alto de España. Las burbujas del champán se mezclan con el cosquilleo del vértigo, los sorbos de naturaleza virgen a los que te obligan las profundas aspiraciones por la falta de oxígeno, la sensación de volar empujado por las fuertes rachas de viento sobre La Gomera, El Hierro y La Palma; y la fascinación por los colores del atardecer, primero anaranjados y luego violetas. Esos instantes son tan demoledores que apenas nadie habla y la mirada se pierde en un horizonte colosal que deja entrever la redondez del planeta mientras el mar de nubes de los Alisios empapa las laderas más altas aún cuando se acerca el verano.

Esto y mucho más, como ver el anillo de Saturno y los cráteres de la Luna, se puede disfrutar en ´Atardecer y estrellas´, una excursión organizada por el Teleférico del Teide que empezó hace un año con una oferta a un turoperador ruso, luego se amplió a otros turoperadores y hace un mes se ha ampliado a los residentes canarios. Residentes como Yaiza Castilla, una gomera que vive en Santa Cruz y que ha podido subir por primera vez a la cima de España gracias a un regalo de su novio Javier Morales, también presente. "El cumpleaños fue hace un par de semanas pero ha sido ahora cuando ha cuadrado y la verdad es que me ha encantado el regalo", asegura mientras degusta un montadito de pata en las instalaciones del Teleférico, en la cena canaria incluida en el paquete.

"Es alucinante", comenta Yaiza. "Nunca había visto estos paisajes, mi isla, La Gomera, allá abajo, la sombra del Teide, el atardecer... Merece mucho la pena", matiza, mientras su novio deja claro que "repetirán", aunque con una cámara fotográfica mejor para llevarse un buen recuerdo. "Es la primera vez que subo en el Teleférico. Apenas se movió. Son seis minutos muy especiales", apunta Javier.

El pasado viernes, el tiempo acompañó. El viento permitió subir en las cabinas, con una capacidad máxima para 44 personas, que tardan seis minutos en ascender 1.199 metros, y pasar de los 2.356 metros de altitud de la estación base a los 3.555 de la superior. A las ocho de la tarde, las cabinas azules comienzan a subir en varias tandas a las cerca de 80 personas que se apuntaron a ´Atardecer y estrellas´. Mientras los aparatos se deslizan por los cables y el zumbido del viento pone la banda sonora, abajo la sombra del Teide comienza a proyectarse sobre el Valle Ucanca y el mar de nubes, y la luz del sol comienza a tornarse en naranja.

"Primero, los de Gran Canaria", grita al grupo Joan Rodríguez, director comercial del Teleférico, después de haberles entregado unos abrigos con el logotipo del Teleférico para que no pasen frío allá arriba. Algunos no vienen del todo preparados pero se les auxilia para que puedan ascender. "¿Y por qué los ´canariones´ primero? ¿Nos van a soltar por ahí para abajo?", bromea uno de los excursionistas procedentes de la isla de enfrente. En realidad, se trata de un grupo de representantes de agencias de viaje que han sido invitados a la experiencia para que comiencen a promocionarla en sus tiendas. Para ello, el Teleférico y Fred. Olsen se han unido con el fin de ofertar un paquete con pasaje de barco, desplazamiento al Parque Nacional y el resto de la oferta: ascensión a la cima del volcán en el Teleférico para ver el atardecer por la cara sur con una copa de champán, regreso a la base para disfrutar de un picoteo canario abundante y variado, y desplazamiento a un lugar próximo para ver a través de dos telescopios el cielo. Esta vez, por las condiciones existentes, tocó la Luna y Saturno.

Pilar Delgado, que representa a Viajes Monzón, en Las Palmas de Gran Canaria, tiene claro que la excursión tendrá éxito en todas las Islas. "Es maravilloso, una vivencia única que solo se puede disfrutar en este lugar, un sitio un tanto hostil pero muy especial e inigualable. Estoy convencida de que se apuntará mucha gente a medida que se vaya conociendo", asegura. De hecho, una vez que vuelva a Gran Canaria, comenzará a preparar la promoción para que los grancanarios sepan que pueden darse esta escapada por un precio razonable. Solo el pase para Atardecer y estrellas se puede reservar a partir de 71 euros. Pero el éxito de las primeras semanas en el mercado local ha hecho que varias empresas negocien paquetes con el Teleférico con desplazamientos y hotel incluido, como Fred. Olsen y el Hotel Barceló Contemporáneo de Santa Cruz.

A muchos de los canarios que asistieron a la actividad les sorprendía que algo así haya tardado tanto en ofertarse, mientras a los organizadores les llamaba la atención que algunos de ellos admitieran que era la primera vez que subían a la cima. Tardara lo que tardara o fueran o no debutantes, la excursión ya se puede reservar sin problemas en la web del Teleférico, con la única limitación de que las personas con problemas cardiacos se queden en la base por razones de seguridad.

"Hasta el olor a azufre me pareció curioso y eso que no es precisamente agradable", comenta Pilar Delgado, que asegura que el corto pero intenso pateo al mirador de la cara sur del cráter del Teide ha sido lo más impactante. Los guías aconsejan recorrer los cerca de 300 metros, en dirección contraria al refugio, a un ritmo suave pero constante, aspirando profundamente el aire. A esa altitud, se sienten los latidos del corazón bombeando con intensidad, cuesta un poco respirar y los que sufren de vertido fijan su mirada en las piedras volcánicas que marcan la senda. Pero hasta ellos no pueden evitar mirar hacia la inmensidad del mar, hacia las sombras de las nubes proyectándose en el océano y hacia el sol, que se oculta tras La Palma, en medio de un ligero mareo placentero.

Todos quieren repetir. Por ejemplo, Ignacio Fernández, un leonés afincado en Puerto de la Cruz, que asegura que lo quiere volver a hacer pera esa vez con su pareja. "Tiene un punto romántico", señala mientras pone en el plato un chupito de crema de millo con reducción de cilantro y una brocheta de carne en fiesta con pimiento asado, algunos de los integrantes de un menú que incluye quesos canarios, gofio amasado, vino del país y postres. "Conseguí el libro de información sobre las experiencias de Volcano Life Experience y así fue como me enteré de esta excursión. Me apunté y no me arrepiento para nada. Se crea un ambiente especial en citas así y las imágenes que te llevas son únicas", cuenta Ignacio.

Una de las claves del éxito de esta aventura radica en que se haya incluido en una amplia oferta de actividades que aprovechan algunos de los atractivos más poco explorados hasta ahora para el turismo: la naturaleza y la astronomía. Los empresarios se han empezado a dar cuenta de las inmensas posibilidades que ofrece Canarias más allá del binomio sol y playa. Tenerife, por ejemplo, es un escenario perfecto para los amantes de los deportes extremos (tan de moda en la actualidad), los paisajes imposibles y la observación de las estrellas. Los turistas lo piden cada vez más, los residentes empiezan a apuntarse y los turoperadores no han tardado en reaccionar.

De hecho, en Volcano Life Experience participan varias empresas con el Teleférico del Teide como una de ellas y como comercializadora de la amplia oferta: Atardecer y estrellas, senderismo por el Parque Nacional y otras zonas de la Isla, visitas a la Cueva del Viento (uno de los tubos volcánicos más largos del mundo) o saltos en parapente. Los organizadores, además, dotan a la vivencia de un amplio contenido didáctico para conocer los volcanes, la configuración geológica de la Isla, su historia, la rica biodiversidad que posee y la mejor gastronomía local. De paso aprendes a localizar a la osa menor, la línea en la que se agrupan las constelaciones y los planetas, y conocer un poco más esa inmensidad de luces diminutas que solo se puede ver con tanta nitidez en el Parque Nacional del Teide.

El director comercial del Teleférico asegura que ya hace algunos años los turoperadores comenzaron a diversificar su oferta y enfocarla a turistas más exigentes y especializados pero el proceso se ha perfeccionado por el éxito que ha tenido. "Cada vez más gente quiere experiencias diferentes, aprender en sus viajes, practicar deportes, probar y sentir las tradiciones locales, ver las estrellas... Y no solo los turistas, sino también los mismos canarios. Por eso se apuesta cada vez más fuerte por este tipo de paquetes como este del atardecer en la cima del Teide", explica Joan Rodríguez en un receso de la excursión, para añadir que los grupos que participan suelen ser numerosos. "Fíjate en este: son ochenta personas, el tope que podemos abarcar. Y hay de todo: extranjeros, canarios, empresarios del turismo...".

Irina, por ejemplo, es una joven rusa que desde que descubrió Tenerife, hace cinco años no ha parado de venir. "El clima es muy bueno, los hoteles son de calidad, el servicio es extraordinario y la oferta es cada vez más atractiva", cuenta en inglés, para admitir que ha saldado una cuenta pendiente: "Vengo una o dos veces al año y ya había probado los deportes náuticos, las excursiones para ver las ballenas y el senderismo pero me faltaba subir al Teide. Por fin lo he hecho y le aseguro que volveré", señala. Detrás, algunos de los grancanarios aseguran que la pata asada se hace mejor en su Isla pero que el vino de Tenerife es insuperable. "Esto hay que hacerlo al menos una vez en la vida", subraya Pilar Delgado, que ya adelanta algunas de sus sensaciones a los compañeros de Viajes Monzón y algunos amigos a través del teléfono móvil. Dando envidia.

Tenerife

El Polisario confía en la buena gestión de Köhler como nuevo enviado de la ONU

El Polisario confía en la buena gestión de Köhler como nuevo enviado de la ONU

La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui espera que el nuevo emisario "apueste más...

El Cabildo ayuda con 264.755 euros a los centros de Cáritas para personas sin hogar

El Cabildo ayuda con 264.755 euros a los centros de Cáritas para personas sin hogar

El Cabildo de Tenerife, a través de la Consejería de Acción Social,...

Güímar refuerza la seguridad para celebrar las Fiestas de El Socorro

El Ayuntamiento de Güímar ha decidido incrementar el dispositivo que, cada año,...

El Ayuntamiento adjudica a Effico el mantenimiento del alumbrado público

El Ayuntamiento adjudica a Effico el mantenimiento del alumbrado público

La empresa comenzará a prestar sus servicios en el municipio a partir del próximo día 1

El Gobierno de la India donará una estatua de Gandhi al municipio turístico

El Gobierno de la India donará una estatua de Gandhi al municipio turístico

El embajador hindú en España visita el parque de La Paz, donde se instalará el monumento

Enlaces recomendados: Premios Cine