Las bobas se dan un chapuzón de libertad

Más de un centenar de alumnos de un colegio de Tegueste protagonizan la suelta de dos tortugas en la playa de La Nea

13.06.2014 | 13:16
Las bobas se dan un chapuzón de libertad

"¡Vamos, corre!", "¡Adiós, tortuga, pásalo bien!". Con estos gritos despidieron ayer 117 alumnos del colegio Teófilo Pérez de Tegueste a los dos ejemplares de tortuga boba que la Fundación Neotrópico soltó en la playa de La Nea, en el Rosario. A las 10:30 horas, este trozo de costa del municipio tinerfeño se llenó con niños de entre tres y cinco años que llegaron a este espacio para conocer más acerca de este animal que llega a Canarias para alimentarse y crecer.

El presidente de la Fundación Neotrópico, Jaime de Urioste, explicó que lo importante de estas actividades es lograr "plantar la semilla del cuidado al medio ambiente en la cabeza de los niños". Y es que, como él mismo aseguró, "son bichos muy duros porque llevan en la Tierra más de 150 millones de años pero debido a la acción del hombre, están en peligro".

La mañana de ayer sirvió, además, para que los pequeños aprendieran lo que deben hacer en el caso de que encuentren un animal en peligro o herido en cualquier rincón de Tenerife. "Lo primero es llamar al 112, luego, en el caso de las tortugas, hay que mantenerlas a la sombra, en un lugar fresco y humedecerlas de vez en cuando", explicó el presidente de la Fundación Neotrópico a unos niños que no paraban de preguntar cuándo podrían tocar a los dos ejemplares de tortuga que se encargaron de liberar en las aguas de La Nea.

Aunque se trataba de niños pequeños, desde el comienzo de la actividad se sucedieron las preguntas: "¿Cómo respiran? ¿A dónde se van nadando ahora? ¿Qué comen?". Para dar respuesta a estas dudas estaba Loli Pérez, que aseguró que, desde que los animales fueron liberados, tardarán entre tres y cuatro meses en llegar a Brasil, una de las zonas en las que realizan la cría. Además, Pérez explicó que, cada tres o cuatro minutos los animales han de salir a la superficie para respirar, por lo que tiempo después de que quedaran en libertad, los dos ejemplares protagonistas podían divisarse en las aguas de la playa de La Nea.

Las tortugas crecen en función del calor del agua en el que viven y la cantidad de comida a la que tienen acceso y su edad verdadera no se conoce hasta que mueren y se pueden analizar sus huesos. Sin embargo, se puede realizar una aproximación de la edad que tienen y por eso se estima que uno de los ejemplares que ayer quedaron en libertad tenía entre dos y tres años y el otro entre tres y cinco.

La especie a la que pertenecen estos dos ejemplares es una de las que más cuidados reciben en los centros tinerfeños puesto que, según explicó de Urioste a los niños, "es muy fácil que se queden adormiladas en la superficie del mar y reciban el impacto de los barcos, por ejemplo".

Antes de volver al mar, los miembros de la Fundación Neotrópico explicaron a los niños que era necesario hacerles, primero, su propio carnet de identidad. El Programa de Identificación de Tortugas Marinas (Pitmar) ha sido desarrollado por la Fundación y que ha sido financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Este proyecto surge como solución a las limitaciones e inconvenientes a los sistemas habituales de identificación. Así, este sistema, que está operativo desde hace 15 días, se basa en el reconocimiento a través del análisis fotográfico del patrón de escamas de las tortugas, exclusivo de cada ejemplar. Se trata de un programa que puede ser utilizado por usuarios de todo el mundo y, de hecho, ya existen registros de Perú, Estados Unidos, Grecia o Australia.

La Fundación Neotrópico realiza estas sueltas de tortugas desde el año 2000. A ellas acuden colegios de toda la Isla y colectivos de exclusión social pero también pueden participar todas aquellas personas que se encuentren a las playas donde se organizan. En el último año han rescatado casi a un centenar de tortugas y pueden presumir de una supervivencia del 90% de los ejemplares que llegan a ellos.

Las tortugas que protagonizan estas actividades pueden someterse a una rehabilitación desde que son recogidas de entre un mes y dos años, puesto que hay ejemplares que llegan al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla con el caparazón roto. Son diversos los motivos por los que las tortugas han de ser tratadas pero las causas más habituales son las lesiones por tragar basura y los plásticos que atrapan sus miembros. Además, cada vez aumentan los casos de atropellos y las heridas por anzuelos y vertidos de petróleo.

Tenerife

El Consistorio suspende los actos previstos para la Octava de la Virgen

Tras los atentados en Cataluña, sumándose a los tres días de luto decretados por el Gobierno de...

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

La previsión de los técnicos insulares es retirar a lo largo de este año unas 90 toneladas de rabo...

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El evento se llevará a cabo entre las 18:00 y las 24:00 horas

El Cabildo inicia el martes la mejora paisajística de la entrada a la Isla Baja

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 53.260 euros

La feria del Pescado muestra la tradición pesquera de la localidad

El evento se celebrará los días 25 y 26 en el paseo marítimo de Los Cristianos

Enlaces recomendados: Premios Cine