Nueve días en huelga de hambre por no lograr la prestación de inserción

El ciudadano esloveno Al Smith lleva nueve días en huelga en protesta por la negativa del Gobierno regional a concederle la Prestación Canaria de Inserción

11.06.2014 | 13:30

El ciudadano esloveno Al Smith lleva nueve días en huelga de hambre en protesta por la negativa del Gobierno regional a concederle la Prestación Canaria de Inserción, pese a que carece de empleo e ingresos y acumula una deuda por impago de alquiler que le sitúa en riesgo de desahucio.

Al Smith reside junto a su esposa desde hace casi 9 años en Canarias y ha vivido anteriormente en las islas de Tenerife y Fuerteventura hasta trasladarse al municipio palmero de Breña Baña, según explicó a EFE.

En ese período no siempre han encontrado empleo pese a que él habla cinco idiomas y tiene estudios de educación superior y comercial que no son reconocidos en España, y lamenta que no ha podido trabajar "ni de botones" en un hotel porque carece de un certificado oficial de que habla español.

Su esposa perdió un trabajo como vendedora en una tienda de ropa en Las Américas (Arona), al sur de Tenerife, como consecuencia de problemas de salud, y él estuvo una temporada empleado con cargo a los convenios municipales para limpieza de barrancos y otros parajes, pero con una duración limitada.

Por los problemas de salud la mujer no puede buscar activamente empleo y Al Smith, tras acabar el convenio municipal, percibió durante 21 meses el subsidio por desempleo, pero al pedir la prórroga u otro tipo de ayudas en la oficina de empleo le comentaron que "es mayor" para cumplir los requisitos del Programa de Recualificación Profesional (Prepara) del Servicio Estatal de Empleo.

Ante este rechazo presentó una queja por discriminación por motivos de edad y la respuesta que obtuvo, en su opinión, es que se trata de una discriminación "positiva".

Al Smith señaló que tras agotar el subsidio la pareja no percibe ingresos de ningún tipo desde febrero de este año y por ello pregunta si esta situación "no es lo suficiente grave" para el Gobierno de Canarias, que ha rechazado su solicitud de percibir la Prestación Canaria de Inserción (PCI).

Esta negativa, continuó Smith, se basa en que el Gobierno regional entiende que no hay motivos para conceder la PCI ya que en 2013 percibió la renta activa de inserción, que es la ayuda que se concede al agotar el subsidio de desempleo.

Ante la falta de ingresos la pareja no ha podido abonar el alquiler de su vivienda y el 9 de junio recibió una diligencia de requerimiento de pago por parte del juzgado de Santa Cruz de La Palma que le concede un plazo de 20 días para abonar 655,87 euros correspondientes a marzo y abril.

Actualmente la deuda asciende a 1.320 euros si se suman los siguientes meses y Al Smith indica que viven "con la nevera vacía" y con las ayudas que les concede la Plataforma de Desempleados de La Palma para comprar agua y zumos, y de Cáritas para comprar comida "básica".

Ayer presentaron una queja ante el Diputado del Común contra la negativa del Gobierno canario a concederles la PCI y advierte Smith de que la huelga de hambre "no es un chantaje", porque sabe que le puede provocar daños "graves" de salud, sino una protesta que ha emprendido "hasta el final" porque "no tengo casa ni comida".

"Lo que digo es que en Canarias la vida de un extranjero vale menos que la de cinco gallinas o un lagarto, que está protegido", lamenta.

Enlaces recomendados: Premios Cine