La gran lección de Anchieta

En la festividad del santo lagunero, el obispo Nivariense, Bernardo Álvarez, llama a imitar su entrega a los demás y su castidad ante la actual "precocidad sexual"

10.06.2014 | 00:02
La imagen de San José de Anchieta a su salida de la Catedral, acompañado de su hermandad, al inicio de la procesión en su honor.
La imagen de San José de Anchieta a su salida de la Catedral, acompañado de su hermandad, al inicio de la procesión en su honor.

Cumplidos 417 años de su muerte en Brasil, la de ayer fue la primera festividad de José de Anchieta convertido en santo. El obispo Nivariense, Bernardo Álvarez, ofició una misa en su honor ante una Catedral abarrotada en la que exaltó su figura como ejemplo de entrega a los demás y de renovación de la Iglesia encarnando una nueva manera de evangelizar. Demostrando que sus enseñanzas aún tienen validez en pleno siglo XXI, el obispo llamó a "valorar la castidad" como lo hizo Anchieta a partir de los 17 años. "Ante la precocidad sexual actual es importante que valoremos la virginidad", destacó Álvarez.

La ceremonia comenzó con un resumen sobre la biografía del religioso que nació en La Laguna, en 1534, se fue a estudiar a Coimbra (Portugal) a los 14 años. Allí ingresó en la Compañía de Jesús, en 1551, y dos años más tarde partió a Brasil como misionero donde pasó los siguientes 44 años hasta su muerte, el 9 de junio de 1597, en la aldea de Reritiba, llamada luego Anchieta en su memoria.

En Brasil se le rinde culto desde su fallecimiento. En los años 80 fue beatificado y el pasado 3 de abril, el papa Francisco lo canonizó. "Es un santo que tenemos el orgullo de considerarlo nuestro", subrayó el obispo durante la ceremonia de ayer ante la hermandad de Caballeros de Anchieta, el alcalde lagunero, Fernando Clavijo; el subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra; el presidente del Consejo Consultivo, Carlos Millán; el secretario de la mesa del Parlamento, José Miguel González; los comisarios de la Policía Local, José Antonio Siverio, y de la Policía Nacional, José Ángel González; el teniente de la Guardia Civil, Jesús González; y Joaquín Herba Meizoso, párroco de la santacrucera iglesia de San José de Anchieta, la única de la Diócesis que lleva el nombre del lagunero.

Ante ellos y otras muchas autoridades y feligreses, Álvarez describió a Anchieta como "un jesuita de raza". "Entregó su corazón a todos, sin fronteras ni distinción social, tal y como lo hizo Cristo. Defendió la dignidad de los indígenas frente a los abusos de quienes iban a aprovecharse de sus riquezas en una época en la que –recordó– las grandes universidades europeas discutían aún si los indios tenían alma y si, por tanto, podían ser evangelizados".

Al hablar de las obras de caridad del misionero, el obispo hizo hincapié en "el amor" que profesó "a todas las personas, sin ver en nadie a un rival, un enemigo o un extraño". Alabando su simplicidad y su humildad, también reconoció su valor para "ser un mensajero de paz en medio de tribus que practicaban el canibalismo, pero que con él como guía se fueron hermanando".

Álvarez admitió que la entrega, los sacrificios que hizo y la inmensa labor caritativa e intelectual realizada por Anchieta como misionero en su "heroica vida cristiana" nos sitúan ante una dimensión humana "frente a la que no podemos más que avergonzarnos a sabiendas de que podemos ser mejores de lo que somos".

Respecto a la enfermedad que padeció el santo, causada por una caída de una escalera durante su infancia en La Laguna y agravada más tarde por otras complicaciones que lo dejaron encorbado y con graves problemas de huesos, el obispo Nivariense quiso dar un mensaje de optimismo: "Él se sentía débil en Portugal porque el calor y la humedad no le favorecían. Por eso pidió ir a Brasil como misionero. Así su enfermedad se convirtió en algo positivo que cambió su vida para siempre, como él mismo escribió en las cartas que envió a sus superiores años más tarde".

Álvarez recordó las palabras del Papa durante la misa de acción de gracias que celebró en Roma en honor a Anchieta el pasado 24 de abril, cuando señaló que "la fe de un muchacho, que no había terminado sus estudios puso las bases de una nación", que hoy, añadió, "es una de las que tiene más católicos en todo el mundo".

Las Jornadas Diocesanas sobre Anchieta que se celebran en el Patronato de Nava se extenderán hasta mañana, cuando intervendrá Fernando López, misionero palmero que sigue los pasos del lagunero en Amazonía brasileña.

Tenerife

El Consistorio suspende los actos previstos para la Octava de la Virgen

Tras los atentados en Cataluña, sumándose a los tres días de luto decretados por el Gobierno de...

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

La previsión de los técnicos insulares es retirar a lo largo de este año unas 90 toneladas de rabo...

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El evento se llevará a cabo entre las 18:00 y las 24:00 horas

El Cabildo inicia el martes la mejora paisajística de la entrada a la Isla Baja

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 53.260 euros

La feria del Pescado muestra la tradición pesquera de la localidad

El evento se celebrará los días 25 y 26 en el paseo marítimo de Los Cristianos

Enlaces recomendados: Premios Cine