Santa Cruz

Años de ayuda y complicidad

El Club Rotario de la capital cumple ocho décadas y celebra su cumpleaños con una cena benéfica

07.06.2014 | 01:10
Algunos de los comensales en la cena benéfica de ayer.
Algunos de los comensales en la cena benéfica de ayer.

Paul Harris fundó, en 1905, el primer club de servicio del mundo, un club rotario, en el que solo podrían ingresar personas invitadas por algún socio y que tuvieran una profesión diferente a la de los otros miembros. Al poco tiempo se dieron cuenta del potencial de la idea y se dispusieron a ayudar a su comunidad. Así, el Rotary Club nació con el objetivo de estimular y fomentar el ideal de servicio como base de toda empresa digna. A lo largo de los años han surgido diferentes asociaciones en diferentes puntos del planeta. En Santa Cruz, este año, cumplen 80 primaveras.

El Club Rotario de Santa Cruz cumple 80 años y ayer sus miembros quisieron celebrarlo por todo lo alto. El restaurante de La Cascada, junto al Parque Marítimo de Santa Cruz, acogió una cena benéfica en la que se reunieron más de 250 personas para disfrutar de una velada diferente, al tiempo que ayudaron económicamente a la Asociación Trisómicos 21 de la Isla, a la que fueron destinados los fondos conseguidos.

Durante la velada se reunieron los 36 socios de esta organización, así como diferentes autoridades políticas pertenecientes al Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y los diferentes municipios de la Isla. Asimismo, ayer fue entregado el Premio Tajinaste al alemán Wolfgang Kiessling, fundador de Loro Parque. Este galardón se recuperó este año tras décadas sin ser entregado para reconocer la labor de Kiessling en la conservación del medio ambiente, así como "por el amor que profesa a las Islas y por su caballerosidad", afirmó el presidente del Club Rotario, Luis Miguel Vergara.

Fue en 1934 cuando algunos chicharreros ilustres decidieron dar forma a un Club Rotario en la Isla después de comprobar la labor social que la agrupación llevaba a cabo en Madrid. Fue precisamente la capital española la que acogió uno de los primeros grupos de estas características en el continente europeo.

En los años previos al Golpe de Estado de Francisco Franco y a la Guerra Civil que se desencadenó a continuación, no toda la población vio con buenos ojos la formación de este club en la capital de la Isla. A pesar de esta oposición, los Rotarios conformaron el club con 25 socios que, en un primer momento, mantuvieron reuniones en el almuerzo de los miércoles en el Hotel Pino de Oro, en Santa Cruz.

Un año después del alzamiento militar, y ante la posibilidad de que el nuevo régimen que parecía imponerse los obligara a disolverse, el Rotary Club de Santa Cruz decidió cesar su actividad pública y, hasta después del establecimiento de la democracia, en 1976, no volvieron a recuperar su actividad normal. Durante los años de Franquismo, la agrupación se reunía en privado, sin ningún tipo de publicidad, bajo el nombre de Club Tajinaste. En estos difíciles años para España, el Club Rotario organizó comedores infantiles en los que, atendidos por miembros del club, se daba de comer a los niños pobres que a él acudían. Así, entre las actuaciones del Rotary Club de Santa Cruz cabe destacar el apoyo a los comedores sociales como los que gestiona la Asociación Padre Laraña y a grupos como Trisómicos 21 y el embellecimiento de las carreteras.

Tras 80 años de historia, el Rotary Club de Santa Cruz ha viajado por muchos espacios de la capital en los que ha ubicado su sede. Cuando recuperaron la actividad, tras la instauración de la democracia, se reunieron, primero, en el Hotel Mencey, después en el Casino de Tenerife y actualmente se les puede encontrar en el Club Oliver. Sin embargo, el presidente Luis Miguel Vergara quiere dejar claro que "eso no significa que nosotros seamos socios del Club Oliver".

A pesar de que a Santa Cruz el Club Rotario llegó en 1934, esta formación había surgido en Chicago (Estados Unidos), en 1905. En ese momento no se permitía la entrada a mujeres. Éstas únicamente podían unirse a la organización a través de sus maridos o padres y conformaban lo que se conocía como Comité de Damas. Fue en 1989 cuando una jueza estadounidense intervino en el conflicto que comenzaba a surgir para obligar a admitir a las mujeres en la organización. En el caso de Santa Cruz, desde que Luis Miguel Vergara es Rotario, hace más de 20 años, las mujeres siempre han sido aceptadas. De hecho, actualmente, entre el 20 y el 30% de los socios son féminas.

Gracias a este año de celebración, el presidente Luis Miguel Vergara espera poder darse a conocer en la sociedad chicharrera y que ésta comprenda que el objetivo del club es ayudar a los necesitados. "No tenemos ninguna relación de tipo religioso, sectario o político, solo queremos ayudar", sentencia.

Tenerife

El Consistorio suspende los actos previstos para la Octava de la Virgen

Tras los atentados en Cataluña, sumándose a los tres días de luto decretados por el Gobierno de...

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

El Cabildo destina 711.475 euros a luchar contra la flora invasora

La previsión de los técnicos insulares es retirar a lo largo de este año unas 90 toneladas de rabo...

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El Consistorio organiza la séptima edición de la Noche en Blanco

El evento se llevará a cabo entre las 18:00 y las 24:00 horas

El Cabildo inicia el martes la mejora paisajística de la entrada a la Isla Baja

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 53.260 euros

La feria del Pescado muestra la tradición pesquera de la localidad

El evento se celebrará los días 25 y 26 en el paseo marítimo de Los Cristianos

Enlaces recomendados: Premios Cine