Santa Cruz

Las terrazas tienen un año para cambiar su estética

El alcalde asegura que con la aprobación hoy de la ordenanza de Paisaje Urbano se pondrá fin al "mal gusto"

06.06.2014 | 11:55
Una de las terrazas situadas en la calle de la Noria, en Santa Cruz de Tenerife.
Una de las terrazas situadas en la calle de la Noria, en Santa Cruz de Tenerife.

Los bares, cafeterías y restaurantes de la capital deben cumplir un nuevo horario y tienen un año para cambiar las mesas, sillas, parasoles y demás elementos de sus terrazas, con el fin de adaptarlas a los criterios estéticos y de seguridad fijados en la nueva ordenanza municipal de Paisaje Urbano que aprobará hoy de forma definitiva el Ayuntamiento de Santa Cruz. Asimismo, a partir de dicha aprobación los vecinos ya no podrán colocar antenas, aparatos de aire acondicionado ni carteles de ningún tipo en las fachadas de sus edificios, las cuales además se tendrán que pintar con los colores establecidos en la norma. Los chicharreros tampoco podrán tender ropa ni en ventanas ni en balcones y los comercios deberán ajustar su cartelería y elementos identificadores y publicitarios a los criterios establecidos en la ordenanza.

Estas son algunas de las obligaciones que se recogen en la normativa a la que hoy el pleno dará el visto bueno, cuyo cumplimiento será vigilado por inspectores de la Gerencia de Urbanismo y del área de Servicios Públicos, así como por los agentes de la Policía Local.

Aquellos que incumplan cualquier artículo de esta ordenanza serán sancionados con multas que oscilan entre los 60 y los 3.000 euros, a las que también se podrá hacer frente con trabajos para la comunidad. El objetivo de la nueva norma, según explicaron ayer el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, el edil de Urbanismo, el socialista José Ángel Martín, y el concejal de Obras, el nacionalista Dámaso Arteaga, es homogeneizar y regular el aspecto estético de la capital, en relación a los edificios (fachadas y azoteas), construcciones, vallas y demás instalaciones publicitarias, espacios públicos, comercios, solares y terrenos, y terrazas de bares y restaurantes. "En algunas zonas de esta ciudad campa el mal gusto, a lo que pretendemos poner fin con esta ordenanza", apuntó el alcalde.

Asimismo, según indicaron Martín y Arteaga, el texto se plantea no solo como una norma que regula la percepción visual y estética del municipio, sino que, además, "protege la seguridad de las fachadas de los edificios, los elementos publicitarios, antenas, toldos y cualquier otra instalación accesoria a las construcciones o al resto de elementos del paisaje urbano". Estos destacaron que Santa Cruz es el primer municipio canario que cuenta con este tipo de ordenanza y el alcalde manifestó que la redacción y aprobación de este documento se encuentra entre las acciones más importantes previstas por el Gobierno local, formado por nacionalistas y socialistas, para este mandato. "El paisaje urbano forma parte de la calidad de vida de los vecinos de Santa Cruz y por eso era imprescindible para nosotros sacar adelante esta iniciativa", añadió.
Con respecto a la instalación de terrazas, la ordenanza regula los colores y materiales que se deberán utilizar para el mobiliario, con el fin de unificar criterios estéticos, y las medidas de seguridad que deberán cumplir los bares, cafeterías y restaurantes de la capital. Por ejemplo, quedan prohibidos los laterales de plástico que muchos establecimientos colocan en sus terrazas para protegerlas del viento. En su lugar, se tendrán que colocar mamparas de 1,5 metros de altura. Se permitirá anclar a la vía pública parasoles, para que así no tenga que ser retirados por la noche tras el cierre del local, aunque sí deberán recogerse las mesas y sillas.

La norma permite, siempre y cuando se cumplan los tamaños máximos establecidos, integrar publicidad dentro del mobiliario de las terrazas, como compensación al gasto que tendrán que asumir los empresarios para cambiar y adaptar a los nuevos criterios estéticos, de aquí a un año, sus mesas, sillas y parasoles. Además de la parte genérica de la ciudad, la norma prevé 16 zonas específicas que deberán tener una imagen concreta y más definida, entre las que se encuentran la Plaza Weyler, la Plaza de la Candelaria y la Avenida de Anaga.

Las terrazas también deberán cumplir un nuevo horario, beneficioso para aquellas que se encuentren dentro de la Zona de Gran Afluencia Turística (perímetro limitado por las Avenidas Marítima y de Anaga, la Rambla de Santa Cruz y la Avenida de las Asuncionistas, y por la calle San Sebastián hasta su confluencia con la Avenida Marítima). Estas podrán estar abiertas hasta las dos de la mañana los viernes, sábados y vísperas de festivo de mayo a septiembre, y hasta la 1:00 horas de octubre a abril. Las mesas y las sillas deberán retirarse en el resto de la ciudad, entre los meses de abril y octubre, a las 23:30 horas de domingo a jueves y a las doce de la noche los viernes, sábados y vísperas de festivo. De mayo a septiembre este horario se ampliará una hora.

La ordenanza ofrece la posibilidad a los bares de instalar terrazas en lugares separados por una calzada del local de la actividad. El principal requisito es que estén separados por una vía de un solo carril y que esta tenga un paso de peatones cercano. También se podrán colocar plataformas en aceras estrechas ocupando zonas de aparcamiento para poder instalar mesas y sillas. El edil de Obras y Servicios Públicos aclaró que el caso de las plazas se reservará el 50% del espacio para el tránsito y esparcimiento de los ciudadanos, no pudiendo ser ocupado por terrazas.

En cuanto a la regulación de los edificios, la normativa, además de prohibir que se tienda ropa en ventanas, que se instalen antenas o aparatos de aire acondicionado, que se coloquen carteles, o que se pinte la fachada con colores chillones, prevé la instalación de estructuras que fomenten el ahorro energético en las cubiertas de los inmuebles y también jardines con el fin de formar corredores verdes en la ciudad. Al igual que ocurre con las terrazas de los bares, cafeterías y restaurantes, cuyos propietarios tendrán que volver a comprar el mobiliario con los materiales y colores que establece la normativa (para lo que sobre todo se han elegido tonalidades claras), los vecinos deberán pintar las fachadas de sus edificios también con los colares que se han fijado en la ordenanza de Paisaje Urbano. Asimismo, tendrán que mantener limpios los balcones. "Los propietarios de las construcciones tienen el deber de mantenerlas en las debidas condiciones de conservación, limpieza, seguridad, salubridad y ornato público", se dice en la norma. Todo aquel que desee conocer el contenido de la misma puede acceder a ella a través de la página web del Ayuntamiento de la capital, www.santacruzdetenerife.

El Consistorio controlará la publicidad

La nueva ordenanza de Paisaje Urbano, que se aprobará hoy en el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz, regulará la instalación de vallas publicitarias en el municipio, para lo que se creará espacios en los que estas se podrán colocar y se tendrá que pagar un canon al Consistorio por dicha ocupación. Y es que, según indicó el concejal de Urbanismo, el socialista José Ángel Martín, en la actualidad hay más de 75 expedientes abiertos relacionados con vallas publicitarias ilegales.

No se permitirá la instalación de soportes identificadores o publicitarios que, por su situación, forma, color o inscripciones, impidan la visibilidad del conductor o del peatón, se puedan confundir con las señales de tráfico o perjudiquen la seguridad vial. Tampoco se permitirá la colocación de aquellos que no correspondan con el ornato del lugar donde se instales, afecten a la tranquilidad y seguridad de los vecinos o dificulten la contemplación del paisaje.

La norma también prohíbe la publicidad cuando los productos anunciados sea el tabaco y el alcohol y las actividades publicitarias que usen animales como instrumento o complemento. No se podrá colocar publicidad ni banderines publicitarios en la planta baja de las fachadas y tampoco en los toldos. Asimismo, no se admite el lanzamiento de propaganda impresa y la publicidad acústica en el espacio público. "Hasta ahora la situación de la publicidad en este municipio ha sido algo alegal, pero con esta ordenanza por fin se corregirá", destacó el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez.

Tenerife

El bastón de mando es de ´Moncho´
El bastón de mando es de ´Moncho´

El bastón de mando es de ´Moncho´

La moción de censura contra el nacionalista Francis González sale adelante con 12 votos a favor y...

José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos

José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos

El pleno del Ayuntamiento aprueba con el respaldo de todos los partidos de la oposición la moción...

El líder, el playero y un salón abarrotado

El líder, el playero y un salón abarrotado

La sesión plenaria transcurrió entre un tumulto de vecinos que no quisieron perderse la cita

CC analizará sus relaciones con el PP tras perder la confianza en el partido

CC analizará sus relaciones con el PP tras perder la confianza en el partido

El vicesecretario de Coordinación asegura que "no hay motivos" para desbancar a González y que...

El Cabildo recibe a la ganadora del concurso ´Imagine Silicon Valley 2017´

El Cabildo recibe a la ganadora del concurso ´Imagine Silicon Valley 2017´

El consejero del área Tenerife 2030 se reúne con Kitti Kolmont para conocer su experiencia como...

Vecinos denuncian en las redes sociales el vertido de tóxicos en la playa

Vecinos denuncian en las redes sociales el vertido de tóxicos en la playa

La empresa responsable de la limpieza en el municipio desmiente en un comunicado que en el baldeo...

Enlaces recomendados: Premios Cine