La Laguna

EQUO expulsa a Candelaria Marrero por su conducta ´antidemocrática´

La concejal no ha presentado ningún recurso contra la decisión de su partido

03.06.2014 | 02:00
Candelaria Marrero (d), durante uno de los últimos plenos municipales.
Candelaria Marrero (d), durante uno de los últimos plenos municipales.

EQUO ha expulsado de sus filas a la concejal lagunera Candelaria Marrero casi seis meses después de abrirle un expediente disciplinario. El partido creado por el exdirector de Greenpeace España, Juan López de Uralde, ha tenido que poner en marcha por primera vez a la Comisión Federal de Respeto y Transparacencia para actuar como comité disciplinario en el caso lagunero. Marrero se convierte tras esta decisión en el primera expulsada de esta formación a nivel nacional.

Aunque era el único cargo público que tenían los ecologistas en Tenerife, la asamblea insular decidió, por unanimidad, poner en marcha el proceso para su expulsión. El informe enviado a Madrid desde Tenerife explica que los representantes locales habían perdido la confianza en Marrero por su forma de actuar "antidemocrática" y porque "ha pretendido ir totalmente por libre, defendiendo posturas y con ciertas actuaciones públicas que no son acordes ni con la ideología ni con los valores que debería representar".

Para los coportavoces de EQUO Tenerife Ana Gallardo y Francisco Fajardo "una verdadera democracia debe contar con políticos a la altura de los ciudadanos que los eligen, a quienes se deben todos los días y para quienes trabajan; ya sea en una institución pública local, insular o regional; en tareas de gobierno o en un grupo en la oposición".

El compromiso de EQUO con la sociedad y la democracia implica, según los portavoces, "que los miembros del partido rindan cuentas de su labor, cumplan de forma eficiente con ella y denuncien públicamente actos irregulares". "Ha quedado demostrado –destacan Ana Gallardo y Francisco Fajardo– que Candelaria Marrero se ha alejado de las bases sociales y de esta manera democrática y horizontal de hacer política para acercarse más a la de los partidos de siempre, como Coalición Canaria, PSOE y PP que gobiernan de espaldas a la ciudadanía".

La Comisión Federal había dictado la expulsión hace un mes pero, según explicó ayer Ana Gallardo, ha preferido esperar para hacer pública su decisión a que se extinguiera el plazo que tenía Marrero de presentar un recurso en su defensa. Sin embargo, tras ser informada en la primera semana de mayo, la concejal lagunera acató la resolución sin poner ninguna objeción.

Desde que decidió dejar el Grupo Municipal Por Tenerife, en diciembre del año pasado, la concejal no ha dado ninguna explicación pública sobre los motivos que la llevaron a dar este paso ni sobre ningún otro de los interrogantes que despertó su escisión. Ayer tampoco fue posible contactar con ella ya que tuvo su móvil apagado durante toda la jornada.

Una vez que adquirió el estatus de concejal no adscrita, es decir, que no pertenece a ningún grupo político, Marrero exigió al Gobierno local que equiparara sus condiciones con las que tenía el edil de Sí se Puede, Juan Miguel Mena –también no adscrito– para disponer de despacho, teléfono y un sueldo de 30.000 euros anuales. Para evitar concederle esos privilegios, CC y PSOE votaron a favor de una moción en el pleno local por igualarlos a la baja y retiraron a Mena su salario.

Enlaces recomendados: Premios Cine