Santa Cruz

Bermúdez se encadenará a la Subdelegación para que se haga el dique de San Andrés

La primera pleamar fuerte del año llena la Avenida Marítima de agua y piedras, y obliga a cerrarla durante cuatro horas

04.06.2014 | 15:11
Bermúdez se encadenará a la Subdelegación para que se haga el dique de San Andrés
Oleaje en San Andrés, junio de 2014
Play
Bermúdez se encadenará a la Subdelegación para que se haga el dique de San Andrés

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, aseguró ayer que se encadenará a la Subdelegación del Gobierno central en Tenerife para protestar por el empecinamiento del Ejecutivo estatal de no declarar de emergencia la construcción del rompeolas de San Andrés. El regidor realizó estas declaraciones en su visita al pueblo pesquero después de que el tráfico tuviera que ser cortado por la pleamar, que llenó de piedras y agua por enésima vez la Avenida Marítima durante varias horas.

"Tendrá que haber algún muerto para que Madrid decida declarar de emergencia esta escollera", expresó el alcalde a su llegada al barrio, que ayer vivió un difícil día debido, según las palabras del regidor, "a la desidia" del Gobierno central. Bermúdez anunció, además, que presentará más de 1.000 firmas ante la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz para demostrar la urgencia de estas obras que tienen en vilo a centenares de personas. "Este no es un tema que solo afecte a los vecinos de San Andrés, sino a todos los chicharreros", aseguró.

La Avenida Marítima de San Andrés quedó cortada al tráfico alrededor de las 15:30 horas debido al agua que entró al barrio y a las piedras que fueron arrastradas hasta cerca de las casas y comercios que se encuentran en esta vía. A eso de las 20:00 horas se reabrieron los carriles en dirección a Santa Cruz, habilitados para circular en las dos direcciones, quedando cerrada la vía más cercana al mar. Además, los aparcamientos de esta zona quedaron inhabilitados durante toda la noche. Asimismo, durante esas horas se mantuvo un servicio de vigilancia, puesto que las olas seguían golpeando, aunque no con tanta fuerza como por la tarde.

Los problemas ya habían comenzado en la madrugada del sábado al domingo. A las 04:16 horas tenía lugar la pleamar que ya entonces puso en alerta a algunos vecinos al lanzar algunas piedras a la vía de acceso al pueblo y obligar a que tuvieran que ser retiradas por técnicos de Urbaser. Rosi Rodríguez, vecina de San Andrés que vive en la ladera de las montañas cercanas al mar, explica que desde su casa podía oír, durante la madrugada, el choque de las rocas en el pavimento. Aún así, policías locales coincidieron en asegurar que fue una suerte que la peor situación se viviera de día, puesto que ayudó a que los problemas pudieran solucionarse más rápido.

Aunque la mañana se vivió más tranquila, a las 16:45 horas las olas volvieron a la carga y bañaron las aceras de la Avenida. Muchos vecinos y curiosos tuvieron que correr para no mojarse. A esa hora también se empezaban a ver muchas tablas protegiendo las puertas de las casas que se encontraban más cerca de la vía litoral. Y es que los vecinos ya han aprendido a defenderse del mar con lo que tienen más a mano, a falta del dique.

El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento, Dámaso Arteaga, que también se trasladó hasta San Andrés para atender a los vecinos y conocer de primera mano la situación del barrio, declaró que "es una vergüenza que siempre pase lo mismo". Asimismo, resaltó el nerviosismo que se notaba entre los vecinos porque "no entienden que el rompeolas no se realice de forma urgente", un desconcierto que también comparten los otros miembros del Consistorio.

Durante estos meses, en los que el mar se convierte en el enemigo de los vecinos de San Andrés, el alcalde asegura que "se hace imprescindible la prevención y comunicación constantes" para evitar poner en peligro las vidas de los chicharreros. De este modo, ya a las once de la mañana de ayer, el grupo de Gobierno local estaba trabajando para poner en marcha un dispositivo de seguridad en la Avenida Marítima del barrio costero.

Desde que, en agosto de 2011, el barrio chicharrero fuera víctima de un gran temporal, cada año con la llegada del verano se repite la misma situación. Hace tres años cinco casas acabaron inundadas, con un metro de altura de agua, y unos 15 vehículos quedaron inservibles. Desde entonces, cada vez que el mar se pone bravo, los vecinos tiemblan. Después de aquel incidente, la Dirección General de Costas reforzó la actual escollera y el Ayuntamiento de Santa Cruz arregló y amplió la Avenida Marítima. Pero la actuación que necesita el barrio para su seguridad aún no se ha llevado a cabo: el rompeolas.

El proyecto para la construcción del dique semisumergido ya está redactado y cuenta con presupuesto necesario pero falta el estudio de impacto medioambiental y todo el proceso administrativo, que puede demorar los trabajos en meses o incluso varios años. Y esto es así porque el Estado se niega a declarar la obra de emergencia, lo que agilizaría el proyecto y evitaría que se hiciera un estudio de impacto.
El alcalde de Santa Cruz explicó ayer que "si hoy se declarara esta emergencia, en un mes se podrían iniciar los trabajos y en siete meses las obras estarían finalizadas".

A pesar del peligro que ayer se repitió en esta vía de San Andrés, muchos vecinos coincidieron en que las obras realizadas el verano pasado en el sistema de drenaje de la Avenida Marítima han provocado que la situación por lo menos no se haya saldado con más daños. Dámaso Arteaga resaltó que estas mejoras se hicieron íntegramente con fondos municipales. "La obra ayuda, pero no es suficiente", sentenció el alcalde. Como el propio José Manuel Bermúdez pudo comprobar, los vecinos de San Andrés mostraron ayer su hartazgo por el retraso en un dique que llevan pidiendo hace más de 20 años para evitar que, sobre todo en agosto y principios de septiembre, se registren nuevas mareas que inunden el frente marítimo del pueblo.

Lázaro Déniz es el propietario de la Cofradía de Pescadores y explica que durante la jornada se notó un bajón en el número de clientes. Los trabajadores de este restaurante, al igual que algunos pescaderos de la zona, se han convertido en los encargados de avisar a la Policía Local cada vez que creen que puede haber peligro.

A muchos de los que ayer se acercaron a San Andrés la situación los cogió por sorpresa. Rosi y María José Montesdeoca llegaron desde el barrio lagunero de La Cuesta para comer en uno de los restaurantes del barrio pesquero y cuando terminaron de almorzar se alarmaron al comprobar que el agua del mar había llegado hasta donde tenían el coche aparcado. Magdalena Iglesias llegó a este pueblo de Santa Cruz por la mañana temprano, antes de que la circulación en la vía de acceso quedara cortada, y también tuvo que cambiar en varias ocasiones su coche de lugar por miedo a que el agua lo arrastrara.

Juana María Mesa es la propietaria de la Dulcería Avenida y ayer se mostraba muy asustada al contemplar la primera pleamar fuerte del año. La empresaria se lamentaba de que este oleaje arremetiera contra el pueblo justo un domingo, "cuando se podía trabajar bien, con muchos clientes". Teresa Baute tuvo que refugiarse, precisamente, en la Dulcería Avenida para no mojarse los pies con el agua que arrastraban las olas y explicó que "es una vergüenza que esto lleve así años y aún no lo hayan arreglado".

Parte de la familia de Coré Cova vive en la misma Avenida Marítima y, por supuesto, antes de las cinco de la tarde ya había colocado tablones en las puertas de acceso a su casa para evitar que el agua se colara. "Me sorprende que no hayan quitado los contenedores del paseo, que es lo primero que siempre retiran", destacó y vaticinó que "a final de agosto volverá a haber problemas".

Fueron muchos los que aprovecharon, además, para inmortalizar el momento con cámaras fotográficas. Sergio Rodríguez y Domingo Afonso también son vecinos de este barrio santacrucero y resaltaron que "San Andrés es el único pueblo que no ha crecido en la Isla" por culpa de situaciones como la que ayer se vivió. "Crear un muelle deportivo sería una solución para acabar con este problema", declaró Domingo Afonso.

Madrid solo contempla el procedimiento ordinario

Horas antes de que San Andrés viviera la jornada de ayer entre nervios e indignación por un nuevo golpe del mar, el Ministerio de Fomento publicaba en el Boletín Oficial del Estado) la apertura del trámite de información pública sobre el estudio de impacto ambiental para el proyecto de construcción del rompeolas en el frente marítimo del barrio de Santa Cruz. El Gobierno estatal se resiste, pues, a declarar de emergencia la escollera que San Andrés lleva demandando años e inicia el trámite ordinario para la realización de estas obras que, tras los sucesos de ayer, demuestran, una vez más, que son de máxima urgencia. El Ayuntamiento de Santa Cruz y Puertos llevan tiempo reclamando al Estado que declare la emergencia de la obra, una fórmula que permitirá que los trabajos puedan ser adjudicados directamente y se acortarían de manera considerable los plazos en los que estaría concluida la escollera. El hecho de que la construcción del dique siga los cauces administrativos ordinarios supone que las obras tardarán de dos a tres años en terminarse.

Tenerife

Imagen de archivo de otro concurso de belleza celebrado en la Isla.
Critican una cláusula del Miss World Spain por "sexista"

Critican una cláusula del Miss World Spain por "sexista"

La Red de Municipios del Sur por la Igualdad explica que se trata de "un ataque a los derechos de...

El bastón de mando es de ´Moncho´

El bastón de mando es de ´Moncho´

La moción de censura contra el nacionalista Francis González sale adelante con 12 votos a favor y...

José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos

José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos

El pleno del Ayuntamiento aprueba con el respaldo de todos los partidos de la oposición la moción...

El líder, el playero y un salón abarrotado

El líder, el playero y un salón abarrotado

La sesión plenaria transcurrió entre un tumulto de vecinos que no quisieron perderse la cita

CC analizará sus relaciones con el PP tras perder la confianza en el partido

CC analizará sus relaciones con el PP tras perder la confianza en el partido

El vicesecretario de Coordinación asegura que "no hay motivos" para desbancar a González y que...

Vecinos denuncian en las redes sociales el vertido de tóxicos en la playa

Vecinos denuncian en las redes sociales el vertido de tóxicos en la playa

La empresa responsable de la limpieza en el municipio desmiente en un comunicado que en el baldeo...

Enlaces recomendados: Premios Cine