Los arcos del Cristo cambian de peinado

Los operarios municipales retiran la hiedra para restaurar la entrada al santuario

27.08.2013 | 12:33
Los arcos del Cristo cambian de peinado
Los arcos del Cristo cambian de peinado

Los viejos huesos de los arcos del Santuario del Cristo no han resistido el peso de su ornamento vegetal. El Ayuntamiento de La Laguna se ha visto obligado a retirar de forma definitiva la hiedra que durante décadas ha cubierto la entrada de uno de los templos más visitados de la Isla.

El verde ha dejado paso al marrón de la piedra viva. A finales del año pasado, los responsables de Parques y Jardines descubrieron durante una poda de esta planta que las robustas raíces de la hiedra estaban llevándose parte de la estructura. Un informe del área de Patrimonio confirmó la sospechas de los trabajos municipales. Finalmente, se ha optado por la poda completa. Las próximas serán las primeras fiestas del Cristo en varias décadas que la venerada talla atraviese un pórtico libre de plantas.

El primer teniente de alcalde y responsable del área, Javier Abreu, explicó al inicio de las labores de retirada de la hiedra que "tan pronto como se acaben, comenzaremos la restauración del arco, cuya finalización está prevista para el próximo 6 de septiembre". Además de los daños estructurales, los responsables municipales temían por la seguridad de los vecinos. "Se habían desprendido algunas partes del arco y podía ocasionar un serio problema de seguridad, máxime cuando en breve comenzarán los festejos del Cristo", puntualizó Abreu. En las obras de reforma colaboran, además, la Esclavitud del Cristo y el Cabildo de Tenerife.

Los arcos del Cristo volverán a lucir, como a principios de siglo, sus famosos pináculos. Se han quitado un peso de encima y han cambiado definitivamente de peinado. Para la historia quedarán las fotografías tomadas durante décadas en las que el acceso al Cristo fue una pincelada verde sobre el gris de los adoquines.

Los arcos del Cristo, como los conocen popularmente todos los laguneros, dan acceso al patio principal del recinto. Dentro está la casa que utiliza como sede la Esclavitud del Cristo, la iglesia donde se venera la recientemente restaurada talla flamenca y el acceso al Cuartel de Artillería. El Santuario actual formó parte en su día del convento franciscano San Miguel de las Victorias y tiene la categoría de Bien de Interés Cultural (BIC). Empezó a construirse en 1506.

Enlaces recomendados: Premios Cine