Santa Cruz

Una vida dedicada al mar

El buzo Daniel Acosta trabajó en los fondos costeros de Canarias durante 45 años

25.08.2013 | 02:20
Daniel Acosta, de 80 años, en el muelle de la capital chicharrera.
Daniel Acosta, de 80 años, en el muelle de la capital chicharrera.

Hace 18 años que el escafandrista Daniel Acosta se jubiló, pero sigue soñando con enfundarse su traje de buzo y recorrer los fondos marinos de Tenerife. Durante su vida, ha pasado más de 45 años consagrado a los trabajos subacuáticos porque desde pequeño ha amado el mar y ahora que ya no debe preocuparse por nada más que disfrutar de la vida, sueña muchas noches con la profesión que marcó su vida.

Daniel Acosta desempeñó labores de escafandrista trabajando durante 26 años en la obra marítima para la Junta del Puerto, entrando a formar parte de la plantilla en el año 1969. Durante su carrera no solo trabajó en el puerto chicharrero, además participó en la construcción de muchas de las obras marítimas de las Islas y aconsejó a grandes arquitectos en sus proyectos por su conocimiento del fondo marino de las Islas.

En la amplia trayectoria profesional de este hombre que se crió en Punta del Hidalgo, en La Laguna, destacan los trabajos realizados en la construcción del muelle de la Hondura y Duques de Alba, donde trabajó a una profundidad de 37 metros. Además, rescató un ancla a 105 metros de profundidad después del hundimiento de un barco. Asimismo, realizó dragados en el muelle de Ribera y el varadero de María Jiménez y ayudó a rescatar numerosos barcos del fondo marino de las Islas.

Con 15 años, Daniel Acosta se presentó voluntario para participar en el servicio militar y desde el principio estuvo vinculado a la actividad de la Armada, puesto que, desde pequeño, sintió predilección por el agua. Como recuerda, "cuando iba al colegio siempre le pedía a la profesora salir del aula para ir al baño pero en realidad me llegaba hasta una piscina cercana y me ponía a nadar".

Si bien su pasión por el agua comenzó cuando no era más que un niño, su trayectoria profesional empezó con el puesto de cabo de buzo. Al terminar el servicio militar, y vista su desenvoltura en los fondos marinos, le ofrecieron seguir formándose como escafandrista en Palma de Mallorca, donde podría obtener, además, trabajo. "Me ofrecieron hasta tres millones de pesetas pero yo nunca quise abandonar Tenerife, así que lo rechacé y me quedé a trabajar aquí", explica.

A lo largo de sus 45 años de carrera realizó 16 trabajos de buzo y 29 de submarinista. Actualmente, con la vista puesta en el pasado, no sabría con cuál de las dos modalidades quedarse. Del trabajo de buzo destaca la posibilidad de mantener el contacto con el fondo marino, puesto que podía ir caminando sin ningún problema.

Durante muchos años fue de los pocos escafandristas que trabajaron en los puertos de toda Canarias. Tuvo contados maestros que le dieron algunas pinceladas sobre los secretos de esta arriesgada profesión. Sin embargo, durante años se vio obligado a improvisar debajo del agua para descubrir los aspectos esenciales del oficio mientras no paraba de trabajar.

Con los años y la experiencia, fue suyo el turno de enseñar a los que venían detrás de él todos los aspectos de la profesión. Su mayor preocupación fue hacer ver a los jóvenes el peligro de trabajar bajo el agua. "Yo he llorado debajo del agua", explica Acosta cuando recuerda la vez que, de buzo, le cerraron la vía de aire y tuvo que ser rápido al hacer las señales adecuadas con la cuerda que siempre acompañaba a los escafandristas en sus trabajos para que volvieran a abrirle la vía de aire.

El síndrome de descompresión es uno de los males que tienen que combatir todos los que consagran su vida a trabajar bajo el agua. Como buen profesional, Acosta siempre le tuvo mucho respeto a éste y otros peligros que acechan a buzos y submarinistas, por eso nunca dudó en ser más precavido de lo realmente necesario para salvar su integridad física. "Después de que me saliera una urticaria le cogí mucho respeto al mar y empecé a tener más cuidado", explica.

Así, Daniel Acosta vivió importantes momentos a lo largo de su vida profesional. Fue testigo de la llegada de la primera cámara de alta presión a Tenerife. Mientras que durante años el escafandrista tuvo que pasar casi una hora de descompresión para evitar sufrir la conocida como enfermedad de los buzos, la llegada de este novedoso aparato le permitió realizar este proceso en tan solo un cuarto de hora.
El escafandrista guarda muchos recuerdos de la llegada de este artilugio y asegura que fueron muchos los compañeros que salvaron su vida gracias a este invento.

El trabajo de escafandrista era una profesión a tiempo completo en muchas ocasiones, y no fueron pocas las noche que Acosta tuvo que pasar bajo el agua. Además, el mal tiempo tampoco mantenía al buzo fuera del agua. En estas ocasiones era imprescindible trabajar rápido pero asegurándose de que lo hacían bien.

Acosta ejerció una profesión dura y de alto riesgo donde los medios técnicos de la época estaban muy limitados en seguridad como el uso de unos trajes muy voluminosos y pesados, el suministro de aire era manual, se carecía de planes de emergencia con una escasa calidad de los materiales y los procedimientos de rescate eran limitados o inexistentes. Aún así, el escafandrista volvería a meterse en uno de esos trajes para llevar a cabo tareas acuáticas. "El fondo del mar es goloso porque es bonito y yo he tenido fijación por él durante toda mi vida", asegura.

Tenerife

José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos
José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos

José Ramón León, nuevo alcalde de Icod de los Vinos

El pleno del Ayuntamiento aprueba con el respaldo de todos los partidos de la oposición la moción...

El Mercado del Agricultor de Arona abrirá sus puertas el 14 de octubre

El Mercado del Agricultor de Arona abrirá sus puertas el 14 de octubre

El espacio contará con más de 60 puestos de venta, zona de estacionamiento cubierto y funcionará...

CC analizará sus relaciones con el PP tras prosperar la moción de censura en Icod

Los nacionalistas han anunciado que con el inicio del curso político analizará sus relaciones con...

Sanidad afirma que las microalgas son un fenómeno natural "al que acostumbrarse"

Sanidad afirma que las microalgas son un fenómeno natural "al que acostumbrarse"

Los expertos desvinculan tajantamente su aparición con la presencia de vertidos

El pleno vota hoy la moción de censura para desbancar a Coalición

El pleno vota hoy la moción de censura para desbancar a Coalición

La oposición, formada por Somos Icodenses, PSOE, PP y C's, presentará su programa de gobierno para...

Sanidad desvincula tajantamente las microalgas de los vertidos y asegura que no hay riesgo para la salud

El Gobierno canario afirma que la calidad de las aguas isleñas "es excelente" - Científicos y...

Enlaces recomendados: Premios Cine