La Laguna

José Capel: ´La Cooperativa ahora es inviable y, si cierra, Tejina lo pasará muy mal´

"Si los habitantes del Nordeste vinieran a comprar, aunque fuera una vez al mes, salvarían la empresa y encima encontrarían los precios más bajos de la Isla", nuevo presidente de la Cooperativa de Cosecheros de Tejina

25.08.2013 | 02:20
José Capel: ´La Cooperativa ahora es inviable y, si cierra, Tejina lo pasará muy mal´
José Capel: ´La Cooperativa ahora es inviable y, si cierra, Tejina lo pasará muy mal´

José Capel Torrecillas fue elegido presidente de la Cooperativa de Cosecheros de Tejina el pasado 26 de julio. Reemplazó a Pedro Adrián Bello, que ocupó el cargo durante 12 años. Dedicado al cultivo de flores y plantas ornamentales desde 1993, es consciente de que ha asumido el timón de un transatlántico que navega directo al iceberg. Esta Cooperativa llegó a ser la más grande de Canarias pero ahora acumula pérdidas por más de un millón de euros y hace siete meses dejó de pagar los salarios de sus trabajadores y la mercancía a los agricultores. El personal comienza este miércoles una huelga indefinida y apenas mantiene 50 de los 1.200 asociados que tuvo. Pese a todo, Capel mantiene el optimismo convencido de que aún puede cambiar de rumbo y mantener a flote la Cooperativa.

–¿Qué le ha llevado a asumir las riendas en el peor momento de este empresa?

–Creo en la Cooperativa. Traigo mi producción y estoy convencido de que si todos tiramos para el mismo lado, saldremos adelante.

–¿Cómo está el sector de la flor cortada al que usted se dedica?

–Yo fui uno de los socios fundadores de Tenflor y la verdad es que el sector está muy mal. Lo demuestran los 500.000 metros cuadrados que tenía la Cooperativa dedicados a las rosas que ahora están abandonados. Con la crisis, el mercado interno se vino abajo y cada vez se exporta menos porque no podemos competir con Kenia y Sudamérica, que tienen unos costes laborales más bajos y producen flores con el tallo más largo y con el capullo grande y con más pétalos. Tampoco entiendo por qué los agricultores tenemos que pagar impuestos para llevar la mercancía a la Península y, en cambio, la que entra en las Islas recibe ayudas.

–Pero esas son las mismas trabas de siempre.

–Sí, es verdad. Lo que sucede es que hemos tenido que bajar los precios por el aumento de la competencia y casi no quedan beneficios después de pagar la Seguridad Social y todos los impuestos.

–¿Qué variedades se están vendiendo al exterior?

–Solo strelitzia y algo de verde, sobre todo pertuso. No es rentable exportar nada más. El transporte ha aumentado mucho y hacer un envío de menos de 100 kilos es para perder dinero. Es cierto que hay ayudas para el transporte pero se pagan tarde y mal.

–En este momento, ¿desde cuándo les adeudan las subvenciones al transporte?

–No sé decirle porque todavía estoy aterrizando en la Cooperativa. Hablo en función de la experiencia que tengo con mi finca.

–¿Qué porcentaje del negocio representa el sector de las flores en la Cooperativa?

–Alrededor de un 30%. Los invernaderos están abandonados. Los políticos dicen que la agricultura es prioritaria pero nadie quiere dedicarse a esto. Y no es para menos. En otros países de Europa los agricultores son unos señores y aquí somos los peor tratados.

–¿Se siente maltratado?

–Sí. Nos consideran de cuarta categoría cuando somos quienes le damos de comer al mundo.

–¿Qué debería cambiar?

–El Gobierno debería cumplir lo que promete. No puede ser que nos ofrezcan ayudas y después nos dejen colgados o tarden tanto en pagarlas. Al final, cuando llegan, ya estamos muertos. Le doy un ejemplo: nosotros hicimos un ERE [Expediente de Regulación de Empleo] el año pasado cuando debería haberse hecho dos años antes. El Cabildo nos había dicho que nos iba a echar una mano para pagar las liquidaciones comprando unos terrenos. Al final, empezaron a poner pegas y dos años después terminamos vendiéndoselos a Nivaria Agricultura por 500.000 euros más de lo que iba a pagar el Cabildo. El problema es que ese retraso hizo que el ahorro que íbamos a tener con los despidos lo gastáramos en nóminas.

–Además de flores y plantas, ¿qué otros productos comercializa la Cooperativa ahora?

–Nos dedicamos a las hortalizas, piña tropical, papaya, mango y plátanos. Esta empresa se creó en 1947 para comercializar plátanos y luego se fueron añadiendo otros productos.

–¿El plátano sigue representando una parte importante?

–No todo lo importante que debería ser. Aquí abandonamos el barco demasiado fácil. Nadie se acuerda de lo que ha hecho la Cooperativa de Cosecheros por ellos y de las ayudas que les ha dado. Y se van sin devolverlas. Mientras no nos creamos que esto es nuestro y que nosotros somos los responsables de sacarlo adelante, no saldremos adelante.

–¿Cuándo habla de que no han devuelto lo que les han dado se refiere a los créditos por más de un millón de euros que dieron a los socios en los años 90 a través de la Caja Rural y que todavía no han devuelto?

–Hemos llevado algunos casos a los juzgados pero como se declararon insolventes, no vimos un duro. Ahora, para no gastar en juicios estamos negociando con cada uno para que devuelva el dinero aunque sea en cuotas. Al margen de eso, el problema es que muchos agricultores nos dejaron en la estacada. Cualquiera es libre de dejar la Cooperativa pero tiene que dejar sus cuentas al día y avisar con tiempo. No puede ser que de un día para el otro se manden a mudar y nos cambien las previsiones que hacemos a principios de año de los cultivos con los que contamos y el personal necesario. Entonces, ¿con qué pagamos los salarios ?

–¿Por qué hubo esta estampida de asociados que hizo que pasaran en cuatro años de 1.200 a 50?

–No lo sé. Lo que creo es que es incongruente que ni siquiera los socios vengan a comprar al Hortogarden para apoyar el proyecto.

–Pero los problemas fundamentales van por otro lado.

–Es un problema más que se añade a otros como la deuda que tenemos con el personal, que ya es una cantidad importante. Estamos muy agradecidos por la entrega que han demostrado siempre, incluso ahora. También hay socios que siguen aguantando aunque se les debe más que a la plantilla. Los que más nos apoyan son los pequeños productores. Los grandes son los que más le deben a la Cooperativa y los primeros en irse.

–¿Qué les deben?

–Créditos que se les dieron, pagos a cuenta por productos fitosanitarios o de ferretería que comprábamos en sus negocios.

–Algunos achacan el derrumbe de esta empresa a la competencia desleal que ejercían los propios socios al vender la mercancía de primera a los gangocheros.

–Muchos creían que esto era una ONG. A los gangocheros le llevaban lo bueno y aceptaban que les pagasen solo los kilos vendidos y el
resto se los devolvieran. Aquí traían el excedente y se les pagaba, se vendiera o no. Eso va a cambiar. Habrá controles de calidad.

–¿Los agricultores no han sabido valorar esa diferencia?

–No, para nada. Pero a pesar de que con la crisis los gangocheros pagan menos que antes, la Cooperativa no puede competir con ellos. Sus costes son mucho más bajos porque trabajan en familia.

–¿Y cómo piensa reflotar la compañía? ¿Va a cambiar el modelo de distribución? ¿Está trabajando en nuevos acuerdos?

–Estamos abiertos a todo eso pero tenemos que medir muy bien con quien competimos porque tenemos costes altos.

–¿Con tan pocos socios pueden abastecer a gran escala?

–Vendemos a gran escala en el Mercatenerife y el resto en el Hortogarden. Mi idea es potenciar la tienda. Aquí ofrecemos productos más frescos y precios más bajos que en las grandes superficies, y para nosotros es más rentable.

–¿Sus precios son los más bajos?

–Los tendríamos si tuviéramos más clientes. Si la población de todo el Nordeste viniera a comprar a la tienda, aunque fuera una vez al mes, podríamos pagarle más a los productores y vender más barato, y todo ese engranaje se pondría en marcha para salir adelante.

–¿Tienen oxígeno para aguantar hasta que eso suceda?

–Sí. Además, le aseguro que, si la Cooperativa desaparece, Tejina lo va a pasar muy mal. Habría un decrecimiento grande. Si desaparecemos, nuestros competidores tirarán abajo los precios.

–Su efecto en el mercado con 50 socios tampoco es tan relevante.

–Somos un freno importante porque entre los socios que quedan todavía hay algunos grandes.

–¿Habrá más despidos?

–Habría que hacer un pequeño ajuste y si aumentamos la productividad, hará falta gente.

–Si todo sigue como está, ¿qué pasará a medio plazo?

–En este momento, la Cooperativa no es viable.

–¿Sabe que el nuevo Plan General deja la nave de la calle Palenzuela fuera de ordenación?

–No nos conviene que el suelo pase de rústico a urbano. El boom del ladrillo no volverá nunca y lo único que ganaríamos sería para pagar más impuestos.

–¿Piensa vender alguno de los terrenos que tiene la empresa en la costa de Tejina y el Sur para obtener liquidez?

–Estamos esperando una oferta por uno de la costa aunque tampoco es buen momento para vender porque los precios han bajado mucho desde 2007.

Tenerife

La Morenita, con Barcelona en el recuerdo
La Morenita, con Barcelona en el recuerdo

La Morenita, con Barcelona en el recuerdo

Grupos de Argentina, Sevilla y la Isla cantan en la misa que despide los festejos con peticiones...

Los turistas que llegan a la Isla en las ´low cost´ se duplican en seis años

Los turistas que llegan a la Isla en las ´low cost´ se duplican en seis años

Un total de 2,3 millones de visitantes aterrizaron en los aeropuertos tinerfeños en compañías de...

El Cabildo convoca siete becas de formación en materia agrícola

El Cabildo convoca siete becas de formación en materia agrícola

Estas ayudas están dirigidas a titulados universatarios de diversas especialidades

El bochorno, protagonista en el comienzo de la semana

La Aemet mantiene el aviso amarillo hasta el martes y los termómetros alcanzarán los 36 grados

Animalistas piden el control obligatorio de alcoholemia para los cazadores

Animalistas piden el control obligatorio de alcoholemia para los cazadores

El presidente de la Federación de Asociaciones para la Gestión Cinegética de Tenerife, Antonio...

El Polisario confía en la buena gestión de Köhler como nuevo enviado de la ONU

El Polisario confía en la buena gestión de Köhler como nuevo enviado de la ONU

La Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui espera que el nuevo emisario "apueste más...

Enlaces recomendados: Premios Cine