La Laguna

La plantilla de la Cooperativa de Tejina se va a la huelga

Los 36 trabajadores iniciarán las medidas de fuerza el próximo miércoles tras haber presentado demandas judiciales para pedir la extinción de sus contratos

23.08.2013 | 02:20

Los trabajadores de la Cooperativa de Cosecheros de Tejina comenzarán una huelga indefinida el próximo miércoles después de siete meses sin cobrar sus salarios. La representación sindical de la empresa, que está compuesta por CCOO, UGT e Intersindical Canaria, ha presentado ya ante la Dirección General de Trabajo el preaviso de huelga.

Los empleados llevan siete meses cobrando pequeños adelantos de sus nóminas. El último fue de 200 euros y lo recibieron el pasado martes, después de pasar más de un mes y medio sin ingresar un céntimo. Aseguran que la situación es "tan insostenible" que la totalidad de la plantilla ha presentado demandas en el juzgado solicitando la extinción de sus contratos.

La Cooperativa fue fundada en 1947 y en los años de bonanza llegó a ser llegó a ser la más importante de Canarias con 1.200 agricultores del Nordeste asociados y una plantilla de unos 200 trabajadores. Abastecía a grandes cadenas de supermercados y exportaba la producción agrícola de la comarca a China, Canadá y Europa. Sin embargo, con los años fue perdiendo competitividad y cuota de mercado.

Este declive, que los empleados achacan a la "mala gestión de las juntas gestoras", se acentuó en los últimos cuatro años causando masivas bajas voluntarias entre los asociados y la presentación de dos Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivos, que redujeron la plantilla hasta los actuales 36 trabajadores.

Los representantes sindicales de los empleados afirman en su comunicado que siempre han actuado "con el objetivo de cambiar el rumbo de la actividad económica, realizando todos los esfuerzos necesarios para mantener la Cooperativa abierta y, por lo tanto, conservar los puestos de trabajos, siendo conscientes del importante papel que ha jugado para el mantenimiento de la actividad económica del pueblo de Tejina".

A la anterior junta directiva de la empresa –presidida durante los últimos 12 años por Pedro Adrián Bello–, que cesó el pasado 29 de julio, la plantilla culpa de "no haber sido capaz de presentar propuesta alguna para solventar los graves problemas económicos de la Cooperativa".

En tanto al nuevo equipo liderado por José Capel, al que admiten que quisieron darle un margen de confianza, lo acusan de "no haber tomado ninguna decisión para poner al día las nóminas". "La situación es aún peor ya que lo único que han cobrado fueron 500 euros el pasado 3 de julio y apenas 200 euros esta semana. Con esto tenemos que hacer frente a todos nuestros gastos y no podemos", explicó ayer un representante sindical de la plantilla que lamentó que un mes después de que la nueva directiva tomara las riendas siga "sin saber cual será nuestro futuro y cómo se prevé hacer frente a la deuda que hay con los asalariados".

Los trabajadores de la Cooperativa de Tejina ya se manifestaron el pasado 30 de junio para exigir el pago de los salarios que se les adeudaban. Lo hicieron a las puertas de la nave de la calle Palenzuela coincidiendo con la junta anual de socios. En esa ocasión, los empleados colgaron pancartas de protesta con mensajes como "la Cooperativa sigue abierta gracias a nosotros" y "queremos cobrar" para hacer públicos los problemas de la señera entidad del sector primario tinerfeño.

La grave crisis económica que atraviesan los cosecheros de Tejina no solo ha dejado a los empleados sin cobrar, sino que también hace que los propios agricultores que nutren de mercancía a la Cooperativa tampoco cobren desde hace meses.

Consultado sobre la huelga, el nuevo presidente, José Capel, rehusó hacer declaraciones. Solo recordó que los trabajadores "están en su derecho de tomar esta medida" y recalcó que él confía en "poder reflotar la empresa haciendo que socios se involucren de verdad en el proyecto para entre todos darle una nueva oportunidad de éxito a este proyecto".

Algunos de los agricultores que han abandonado la Cooperativa critican los elevados costes de funcionamiento que tuvo durante años la empresa por el sobredimensionamiento de su plantilla, la carencia de controles de calidad, que hacía que los socios vendieran la producción de primera a los gangocheros y entregaran a la cosecheros los cultivos de segunda.

Enlaces recomendados: Premios Cine