Santa Cruz

Mejor en el agua que en la calle

Los chicharreros eligen la playa y la piscina para aplacar la canícula l El Rastro y el Mercado se vacían por las altas temperaturas mientras las terrazas a la sombra se llenan

01.07.2013 | 14:52
Mejor en el agua que en la calle
la Playa de las Teresitas a las 11:15 horas de ayer
la Playa de las Teresitas a las 11:15 horas de ayer

Junio ha dicho adiós con un fin de semana muy caluroso en Canarias. En la capital tinerfeña, los termómetros superaban los 30 grados cuando aún eran las once de la mañana. Aunque los dos días de alerta amarilla por altas temperaturas finalizaron el pasado sábado, la canícula persistió el domingo. Solo una ligera brisa que, por rachas, hizo acto de presencia daba algo de tregua a los incautos que salieron de su casa a pasear por las calles de Santa Cruz en la mañana.

El Mercado Nuestra Señora de África y el Rastro fueron escenarios desconocidos: apenas unas decenas de clientes hacían sus compras en estos tradicionales puestos de la parte baja de la ciudad. ¿Dónde estaba todo el mundo? En las playas, en las piscinas o en las terrazas cubiertas con toldos y sombrillas tomando algún aperitivo. Quienes encontraron mesa libre fueron afortunados. Otros habían puesto rumbo fuera de la capital desde el viernes por la tarde, dejando la oficina atrás para disfrutar de las vacaciones del mes de julio que hoy empieza.

La Playa de las Teresitas era un hervidero y a las once de la mañana los dos carriles de la autovía hacia San Andrés estaban colapsados con los coches prácticamente parados desde mucho antes de llegar a la altura de la Dársena Pesquera. En el otro lado de la ciudad, el Parque Marítimo colgaba el cartel de "lleno" sobre las 13:00 horas. Dentro 3.000 bañistas disfrutaban de las piscinas.

"Es un fin de semana atípico", afirma Montse Hernández en su puesto del Taller de Conservas, en el Mercado. "Hay muy poca gente y seguro que es debido al calor, pero ha habido otros fines de semana muy calurosos también en los que se ha visto más trasiego", recuerda.

Ana María Pérez atiende uno de los puestos de flores y plantas que están bajo el arco de entrada del Mercado. Lleva tres años aquí y asegura que "se ha notado mucho el calor este fin de semana, tanto que no ha venido gente; muchísimos menos clientes". Mientras pulveriza las hojas de una pequeña planta en una maceta afirma, con pesar, que apenas ha vendido algo en estos últimos tres días. "Ya con la crisis se nota que han bajado mucho las ventas, ahora con este tiempo de calor, menos he vendido", asevera.

Ayoze Torres trabaja en la churrería Presidente, situada en un lateral del Mercado. El aceite hierve a sus espaldas y él espera terminar de despachar los churros que tiene en el aparador de delante para volver a hacer otra tanda. Aguanta estoicamente el agobio que supone estar junto a una freidora de cerca de un metro de ancho y el fuego vivo bajo ella. "Estoy acostumbrado ya, pero el calor no te lo quita nadie. Es lo de todos los veranos. Este es el primer fin de semana que se ha notado que ha venido muchísima menos gente de lo habitual. Con este tiempo no apetecen mucho tomar unos churros con chocolate o un café", señala.

Por el paseo del Rastro se camina cómodamente. Los puestos se distribuyen a uno y otro lado de la calle con los vendedores ofreciendo todo tipo de género. A pesar de las gangas, éste no será recordado como uno de los mejores domingos para hacer caja.

Al final del mercadillo se abre la plaza anexa al edificio de Presidencia del Gobierno. Sin sombra alguna a las 10:30 horas, cada uno de los comerciantes busca refugio como puede. Entre las más precavidas ayer estaban Sara Santos, Liliana González y Melania Rivero que pasaban el rato bajo una sombrilla y aliviaban el calor con un abanico. Así esperaban que se acercara algún cliente interesado en su puesto, pero admitían que "hay mucha menos gente que otros domingos; hace demasiado calor y seguro que muchos se fueron a la playa".

Antonio Cabrera es otro de los comerciantes habituales del Rastro. Sus artículos descansan sobre una manta mientras él busca el refugio que da la exigua sombra de uno de los arbolitos de esa plaza. "Llevo desde las siete y media y ya son las once menos cuarto y no hay quien aguante al sol; es insoportable", afirma. Añade que "hoy ha habido mucha menos gente, incluso de los propios compañeros que suelen vender aquí. Hay varios que se han tomado el día libre. Se habrán ido a la playa", intuye.

Quizás fuera así. Los conductores que circulaban hacia Las Teresitas tuvieron que armarse de paciencia y esperar a que el tráfico fluyera lentamente. Los más afortunados iban con las ventanillas subidas y el aire acondicionado encendido. Minutos después de las once y media, la playa estaba a reventar. Desde el muro donde comienza la arena hasta la orilla, apenas quedaba hueco para instalar una toalla más y, en el mar, chicos y grandes disfrutaban de la agradable temperatura del agua.

Rayco Fuentes es miembro de Cruz Roja desde hace tres años. Aconseja que hay que estar bien hidratado si se quiere disfrutar en la playa con este calor. "El sábado atendimos varias lipotimias por deshidratación y porque hay gente que se mete en el agua de forma brusca tras tomar sol durante un buen rato. Luego, hay personas que desayunan y no comen nada más en todo el día. Un cambio de temperatura es peligroso y puede provocar la hidrocución", advierte. Con esta palabra médica quiere decir corte de digestión.

Juan Antonio Jiménez es natural de La Orotava y ayer estaba con su hijo en la playa. "Es el primer fin de semana de las vacaciones, así que hemos venido a disfrutar. En unos días iremos a la Península; quiero darle una sorpresa al niño".

En el Parque Marítimo, la cola en la puerta de acceso era doble. Luis Felipe, uno de los afortunados que pudo entrar antes de llenarse el recinto, comentó que pasó "más de media hora en la fila" y con los dos niños cogidos en brazos, no debió de ser muy grata la espera.
El gerente del Parque Marítimo, Augusto Sabina, asegura que "el sábado entraron más de 2.500 personas que pudieron disfrutar de las piscinas y de las distintas animaciones que se programan para que las familias pasen un día agradable y entretenido". Yaiza Delgado, su marido y sus hijos aún extendían las toallas bajo una palmerita. "Hemos entrado, pero ya no quedan sombrillas", se queja mientras aplica crema solar a su hijo.

La previsión es que hoy continúen las altas temperaturas, aunque con algo de viento, aliviando la sensación térmica registrada ayer.

Tenerife

Dos nuevas compañías aéreas estudian instalar su base de operaciones en la Isla

Una aerolínea española y otra británica negocian para establecerse en Tenerife por sus ventajas...

El Gobierno autoriza las obras de Lora y Tamayo para eliminar las colas en la TF-5

El Ejecutivo canario también autoriza los trabajos en Las Chumberas pero pide al Cabildo más...

Los desalojados por el derrumbe en Los Cristianos volverán este miércoles a sus casas

Han concluido los trabajos de demolición del inmueble siniestrado

El proyecto de ampliación del tranvía incluirá varias alternativas de trazado

El proyecto de ampliación del tranvía incluirá varias alternativas de trazado

Se trata de cinco combinaciones por la avenida Las Hespérides y una por la avenida Los Majuelos

Los agricultores tendrán ayudas por las cosechas de papas con polillas

Los agricultores tendrán ayudas por las cosechas de papas con polillas

El Ayuntamiento coloca contenedores para depositar los cultivos dañados

El Cabildo y Afate abogan por mejorar las terapias contra el Alzheimer

La captación de fondos está dirigida a obtener 16 pizarras digitales para los usuarios

Enlaces recomendados: Premios Cine