Carlos Medina: ´El PSOE me pidió favorecer a la empresa de un militante´

"No es legítimo que Rodolfo León se aproveche de contentar a cuatro personas para lograr poder", asegura el concejal de Tacoronte y ex primer teniente de alcalde

10.05.2013 | 04:41
Carlos Medina: ´El PSOE me pidió favorecer a la empresa de un militante´
Carlos Medina: ´El PSOE me pidió favorecer a la empresa de un militante´

El concejal de Tacoronte Carlos Medina fue expulsado de sus áreas en el Ayuntamiento por sus propios compañeros socialistas, liderados por el portavoz local Rodolfo León. Después de haber dejado de ser a finales de abril el primer teniente de alcalde y de llevar las áreas Bienestar Social, Movilidad y Tráfico, el edil asegura que ha sufrido grandes presiones tan solo por cotas de poder de su propio grupo y denuncia que lo único que le interesa a sus compañeros es el beneficio interno.

–¿Qué es lo primero que quiere decir tras su expulsión?

–Me apetece pedirle disculpa a los ciudadanos, porque el proyecto que lideraba no era para guerras internas y cotas de poder. Los ciudadanos se merecen gestión y tranquilidad, y más en el momento en el que estamos. Tampoco me han dejado acabar la tarea por la que me comprometí. No es agradable, pero había decisiones que dependían de mí y otras que no. Lo que sí depende de mí es la acta de concejal que mantengo y la militancia del partido, que en principio no voy a renunciar a ella. No sé lo que ocurrirá en el futuro.

–¿Se plantea dejar el PSOE?

–No, pero algo me dice que terminarán pidiéndomelo también. Igual que ya sabía que la expulsión de mis áreas era una cuestión de tiempo, tengo esa sensación, y no porque yo reniegue de las siglas. Considero que el concepto de las personas que hoy representan al partido no tiene nada que ver con lo que debería ser. Entonces, ahí se provocan fricciones y distanciamientos. Por voluntad propia, no me alejo de las siglas. Creo mucho en ellas y hay que tomárselas al pie de la letra, pero con un código ético y de honor, no por reglamento estatutario. La palabra, la lealtad y la sinceridad hay que llevarlas a su máxima expresión.

–Pero no le sorprendería que su partido lo expulsara. ¿Por qué?

–Hasta ahora, el partido no ha dado sentido común a las actuaciones que se han llevado en contra de la decisión del pueblo. Se han tomado iniciativas que para nada tienen que ver con lo que han votado los ciudadanos, así que no me sorprendería que me expedientara. Pero bueno, tampoco quiero hablar de ese debate ahora, y espero que no se dé, porque quiero mucho al PSOE, como yo lo entiendo. Seis personas en un local no pueden tomar una decisión que afecta a 24.000 habitantes. No es coherente, ni sensato ni responsable. El PSOE olvidó el principio básico de servir a la población y no a sí mismo, y creo que ahora tiene un concepto de servirse a sí mismo y es presa de los apoyos.

–En caso de que el PSOE lo eche, ¿se vería en otro partido?

–A día de hoy no.

–¿Por qué el secretario general del PSOE en Tenerife, Manuel Fumero, no ha salido en su defensa?

–Se ha mantenido al margen y tendrá que pronunciarse. Si alguien decide aprovecharse de las siglas, porque ayudan a crecer políticamente, y más en un pueblo, ¿porqué seis personas toman una decisión en contra de la iniciativa que se ha tomado? El PSOE tendrá que explicar a los ciudadanos por qué no está la persona a la que votaron y por qué el número cinco de la lista ahora está en el uno.

–¿El portavoz y secretario en Tacoronte, Rodolfo León, tiene más apoyo dentro del partido, sobre todo, por parte de los militantes más antiguos?

–Esa persona que ahora representa ese sentir tampoco tiene un apoyo tan mayoritario, ya que en la asamblea en la que fue elegido secretario la diferencia respecto a los votos que conseguí yo fue de dos. Quizás, personifica mejor todo eso en lo que se ha convertido el partido: los intereses, los beneficios internos y que las propias personas se sirvan de los ayuntamientos. Me dediqué a trabajar y a hacer mi deber; comprometerme con los ciudadanos. También vi la necesidad de una regeneración del partido. Todos queremos cargos, pero cuando toca que el momento de remangarse, siempre buscamos que sea otro; el político tiene mucha necesidad de hacerse la foto. Él ha vuelto a contar con los que llevaban 16 años en la oposición, y como yo no los incluí en la lista, eso desagrada.

–Son sus propios compañeros los que le han expulsado. ¿Es una muestra de que lo que le interesa a Rodolfo León es llegar a lo más alto en el Ayuntamiento?

–El compañero ha aglutinado todo el poder que a mí me han otorgado las urnas a base de estas decisiones y en seis meses. Que cada uno llegue a su propia conclusión. No voy a descalificarle ni voy a hacer la apreciación que me pueda parecer al respecto.

–Pero sí puede dar su opinión... ¿Cuál es?

–Las cosas te las tienes que ganar como te las tienes que ganar, y aprovecharte de contentar a tres o cuatro personas para conseguir poder, creo que no es legítimo.

–Supongo que con esas tres o cuatro personas se refiere a los compañeros del PSOE más antiguos en Tacoronte...

–Sí. Puede ser que él sea el que lidera esa otra forma de ver la política o de someterse a otros intereses que no comparto para nada.

–¿Se plantea presentarse a las elecciones de 2015?

–No lo sé. Ahora necesito oxígeno y liberar tensiones. Me sigue encantando lo público y lo político y no necesito un cargo en el Ayuntamiento ni un sueldo. No sé lo que pasará en el futuro, el tiempo lo irá decidiendo. La política es preciosa, pero tiene la condición de que saca lo peor de las personas.

–Algunos dicen que no ha estado a la altura, sobre todo, en Bienestar Social. Otra de las críticas fue el despido de dos funcionarias de la
Prestación Canaria de Inserción. ¿Qué tiene que decir a eso?

–Evidentemente, ha habido críticas. No estaba previsto que asumiera Bienestar Social y, quizá, yo tenía demasiadas áreas, pero no conozco a ningún vecino perjudicado e, incluso, hemos mejorado. A las dos trabajadoras se les acabó el contrato; nunca fueron despedidas. A 1 de enero, no se había firmado el convenio con el Gobierno canario ni con la Fecam y no se sabía en qué condiciones ni de cuánto iba a ser la ficha financiera de la ayuda. Además, la renovación llevaba tres reparos de legalidad.

–Lo que es un hecho es que quizás llevaba demasiadas concejalías. Habría alguna que no manejara lo suficiente.

–Confieso que quizás no rendí lo suficiente en todas por imposibilidad de tiempo, pero, como estaban estructuradas, se agilizaba mucho el trabajo. El concejal no tiene que estar en todos los expedientes; no hay que politizarlo todo.

–¿Alguna vez ha tomado una decisión que no compartiera?

–No recuerdo.

–¿Y se le ha pedido que haga algo que no veía bien?

–Sí.

–¿Cuál es el caso?

–Se me ha pedido incluso, con la gestión del Ayuntamiento, algún contrato que beneficiase a algún militante del partido o alguna empresa de militantes del partido. Un concurso público. No accedí.

–¿Se ha planteado denunciarlo?

–Realmente, qué denuncias, si no existe sino el indicio.

–¿Qué empresa?

–Llevo servicios sociales, haz tu labor de investigación. Ya salió la adjudicación provisional del servicio de atención a domicilio. Se
presentaron cinco empresas.

–¿Quién se lo pidió?

–Hubo muchas horas de debate dentro de la agrupación.

–¿Todos debatiendo si se beneficiaba o no a esa empresa?

–No, se disfrazaba detrás de un modelo social y de economía para el municipio y para empresas de Tacoronte. Realmente no es: dame este negocio. Hay un mensaje precioso de trabajo para los tacoronteros y tú dices, vale, concurso, lo que pasa es que queda fuera por no reunir los requisitos, con lo cual, no es de las adjudicadas.

–¿Quizá ese sea el motivo real de por qué lo echan, porque no hace lo que ellos quieren?

–Para mí ha sido así. No me he sometido. Al principio, cuando escuchas el mensaje de gente que lleva tantos años en la política, hasta te lo crees. Pero cuando ves que no te cuadra... Sabes que el que tienes que firmar eres tú. Ética y moralmente no es asumible. Para eso están los concursos públicos.

–¿De cuántas posibles imputaciones se ha podido salvar en estos casi tres años de Gobierno?

–No firmaba nada en contra de los reparos de legalidad.

–¿Es común que lleguen ese tipo de expedientes?

–Tacoronte, si mal no recuerdo, tenía como 27 contratos de servicios en precarios, lo que implica que estén todos en reparos de legalidad; alumbrado público, servicio a domicilio, jardinería... Empresas que cobran, pero que la ley entiende que las actividades tienen que salir a concurso público. Las entidades terminan el contrato y se quedan.

Tenerife

La ´nube ovni´ visita el Teide
La ´nube ovni´ visita el Teide

La ´nube ovni´ visita el Teide

El fenómeno atmosférico del pasado miércoles 20 de septiembre ha copado las redes sociales de los...

Metrotenerife alcanza el 100% de vehículos eléctricos en su flota auxiliar

Metrotenerife alcanza el 100% de vehículos eléctricos en su flota auxiliar

La empresa estrena cuatro coches no contaminantes con 200 kilómetros de autonomía

El Ayuntamiento renueva su parque móvil para mejorar los servicios públicos

Los 14 nuevos turismos sustituyen a otros que tenían una antigüedad de más de 15 años

El municipio acoge hoy un mercado de productos locales y artesanales

La concejalía de Turismo del Ayuntamiento de la Villa Histórica de Santiago del...

El Cabildo cesa la actividad de la piscifactoría de Aguamansa

El Cabildo cesa la actividad de la piscifactoría de Aguamansa

La instalación había sido acusada esta semana de contaminar con antibióticos el agua que discurre...

El Ayuntamiento portuense adjudica el servicio de gestión del Alumbrado Público

La nueva empresa sustituirá 3.600 puntos de luz en los primeros seis meses de contrato

Enlaces recomendados: Premios Cine