PDF
santa cruz

El colegio Montessori reabre mañana tras el derrumbe en una obra cercana

La estructura del centro está intacta l Los dos edificios afectados se han apuntalado

 01:46  
Los operarios terminan de apuntalar los dos edificios afectados por el derrumbe.
Los operarios terminan de apuntalar los dos edificios afectados por el derrumbe. carsten w. lauritsen

YLENIA LORENZO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
El colegio Montessori reanudará las clases mañana tras comprobar que no ha sufrido daños debido a un derrumbe producido en la obra de un edificio cercano. El secretario de la institución, Manuel Alfonso, explicó ayer que el arquitecto Carlos Schwartz evaluó las instalaciones del centro educativo y confirmó que la escuela se encuentra en buen estado. La Policía Local aconsejó que los 299 alumnos no acudieran a clase durante ayer y hoy porque iban a apuntalar las casas afectadas y la calle estaría cerrada al tráfico.
El inmueble que provocó el accidente fue construido a principios del siglo XIX, según el arquitecto Carlos Schwartz. El pasado viernes se cayó su muro derecho debido a las obras que se llevan a cabo para rehabilitar la vivienda, lo que dio lugar a que la parte contigua de la casa número 38 también se viniera abajo. A pesar del estruendo y de la polvareda generada, no hubo heridos, sobre todo porque el domicilio colindante está deshabitado y porque el colegio Montessori ya había cerrado.
El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, José Ángel Martín, informó ayer de que las obras de apuntalamiento de las fachadas de los dos inmuebles afectados concluyeron ayer, por lo que los técnicos municipales evalúan hoy los trabajos realizados para, a continuación, abrir al tráfico la calle Emilio Calzadilla, que ha permanecido cerrada desde el pasado viernes para poder llevar a cabo el reforzamiento de las paredes de las dos construcciones. El Consistorio prevé que esta céntrica vía de la capital quede abierta entre hoy y mañana.
Los operarios de la promotora inmobiliaria Arquiestudio estuvieron realizando la pasada semana distintas tareas para garantizar la conservación de la fachada del edificio número 40 y demoler el interior del edificio para construir tres viviendas, tres estudios y varias oficinas. Cuando los obreros trabajaban en la parte izquierda del edificio, el otro lateral y las paredes contiguas de la casa número 38 se desplomaron. El accidente dejó al descubierto el interior de este hogar. Desde la calle, incluso, se apreciaban ayer los cuadros colgados.
El afectado de la vivienda número 38 no quiso hacer declaraciones respecto al accidente, pero vaticinó que, a pesar de que ayer terminaran las obras de apuntalamiento, quitar todo el escombro llevará al menos unas dos semanas.
Pablo González, un vecino de la zona, señaló que el derrumbe fue causado por una "falta de responsabilidad" por parte de la constructora. Explicó que el edificio que está siendo rehabilitado es muy antiguo y sus paredes son de barro y piedra. Como están fabricadas con este tipo de material, "cuando los operarios trabajaban en el inmueble, el suelo cedió, el muro cayó y la vivienda de al lado se dañó".
"Antes de tirar una pared hay que mirar los cimientos. Esta falta de previsión por parte de la empresa debería terminar en una indemnización para el propietario de la casa número 38", señaló Pablo González.
Los negocios próximos a los edificios afectados parece que han recuperado la normalidad. El Mesón Los Tres Teniques llevaba desde las 15:30 horas del viernes cerrado, momento en el que tuvo lugar la caída del muro. Uno de los trabajadores de este restaurante indicó que, a pesar de que ya pudieron abrir ayer, el establecimiento se estaba viendo afectado porque la calle permanecía cerrada al tráfico y a los peatones, por lo que la clientela había disminuido considerablemente.
El propietario de la cafetería El Cairo, a solo unos 25 metros de la zona dañada, señaló que su local también tuvo que cerrar el viernes durante unas dos horas debido a la polvareda que ocasionó el derrumbe. Detalló que en torno a las 15:30 de ese día escucharon un estruendo y, seguidamente, tuvieron que bajar las ventanas y cerrar las puertas por el polvo que ocasionó la caída de la pared. Sin embargo, indicó que estas medidas no evitaron que el establecimiento terminara sucio.
Asimismo, comentó que, pese a que las obras de estos días no están afectando de manera considerable al negocio, la clientela había disminuido porque el colegio Montessori estaba cerrado.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya