PORTADA PDF

Un loco de azar

El multimillonario Sheldon Adelson tiene 78 años y unas ganas tremendas por trasladar su fórmula de diversión a todos los puntos del planeta

 03:00  

N. VAQUERO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Sheldon Adelson (Boston, 1933) ha reavivado con su Eurovegas español la llama de la eterna rivalidad entre Madrid y Barcelona, las dos ciudades que se disputan oficialmente convertirse en la sede de la ´Sin City´ de Europa. Al más puro estilo de la película Bienvenido Mr. Marshall de Berlanga, las autoridades madrileñas y catalanas se afanan por llevarse el gato al agua a pesar de que el proyecto de este bimillonario de 78 años las obligará a hacer contrapartidas nunca vistas en España.
En su reciente visita de cinco horas a Madrid, el propietario de Las Vegas Sand instó al equipo de Esperanza Aguirre y al Ayuntamiento de Madrid a entregarle todo el suelo público que tienen en la zona de Alcorcón. Dejó claro que no quiere viviendas protegidas en las proximidades de su emporio y no se cortó ni un pelo al solicitar al Gobierno regional que actúe como garante de una petición de financiación de 25 millones de euros que realizará al Banco Europeo de Inversiones.
Adelson está acostumbrado a las macrocifras. No en vano es el propietario del hotel y casino Venezia Tower de Las Vegas, uno de los edificios dedicados a la diversión más lujosos y grandes del mundo.
Forbes incluye a Adelson entre las fortunas mayores del planeta. Con sus 24,9 billones de dólares (19,2 billones de euros), el magnate estadounidense representa la cuadragésima fortuna del mundo, por delante de la francesa Liliane Bettencourt (18,5 billones de euros) y muy por detrás del español Amancio Ortega (29 billones de euros), el cuatro hombre más rico de la Tierra.
Pero tras las astronómicas cifras que acompañan siempre a este judío que compagina sus negocios con causas filantrópicas y sionistas se esconde su riqueza más preciada: su esposa Miriam, la médico con la que se casó en 1991 y con la que financia diversos programas sanitarios, especialmente los dedicados a tratar las adicciones a las drogas o a los problemas de los jóvenes en Israel. Han tenido cuatro hijos.
Son una pareja de iguales, según reconoció recientemente la propia Miriam Adelson a la CCN Money. "Mi marido puede parece algo fuera de lo común en el salvaje mundo de las apuestas, pero cuando llega a casa no es más que media parte de una pareja muy bien avenida", reveló esta mujer de 66 años, también de origen judío que aún conserva su acento israelí. Ella acompañó a Adelson en su viaje a Madrid.
Romanticismo
La doctora Adelson es también la principal responsable del negocio de apuestas de su marido. Ella fue la que le aconsejó la construcción del Venezia Tower, hotel matriz de Las Vegas Sand. "Cuando íbamos a Venecia pensábamos que era una ciudad única", explicó Miriam Adelson en una entrevista de marzo de 2011. "Es un lugar romántico e histórico por el que paseas y sientes que muchas generaciones han admirado esas mismas calles a lo largo de los siglos", añadió.
Con este amor por la ciudad de los canales, a Miriam le costó muy poco convencer a su esposo de que intentase trasladar el romanticismo veneciano al ambiente de lujo que sólo se puede hallar Las Vegas.
Pero no siempre sus apuestas han ganado. La pareja donó además este año más de siete millones de euros a la campaña que libraba Newt Gingrich por la candidatura republicana a las presidenciales que en noviembre se celebrarán en Estados Unidos. Gingrich tiró la toalla el pasado mes de marzo y anunció que dará todo su apoyo a su rival, el candidato Mitt Romney, quien con toda probabilidad se medirá finalmente con Barcak Obama en la lid de noviembre por la Casa Blanca.
No faltaron las críticas a Gingrich por aceptar esta donación, pero el ya excandidato republicano a la presidencia de Estado Unidos dejó muy claro que el apoyo de los Adelson estaba justificado porque comparten la mima visión sobre el problema de Israel. Una de las mayores preocupaciones de Sheldon Adelson es Irán y la posibilidad de que la República Islámica repita una especie de holocausto con los israelíes.
Los Adelson financian desde hace años viajes de judíos a Israel para fortalecer lazos entre los que residen en Tierra Santa y las "víctimas" de la diáspora. A través del programa Birthright Israel, más de 20.000 personas de entre 18 y 26 años han participado en estos viajes con diez días de estancia pagados por los Adelson.

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya