PDF
Cien años sin Secundino Delgado

El nacionalismo rinde honores a su padre

Los actos quedaron deslucidos por la falta de gente

 03:40  
El mural inaugurado ayer en el Parque Secundino Delgado con el rostro del célebre independentista.
El mural inaugurado ayer en el Parque Secundino Delgado con el rostro del célebre independentista.  andrés gutiérrez
 NOTICIAS RELACIONADAS

SOL RINCÓN BOROBIA
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Justo un día después de la celebración del 518 aniversario de la fundación de Santa Cruz por la Corona de Castilla, se ha cumplido el centenario de la muerte del padre del nacionalismo y del independentismo canario, Secundino Delgado. Dos actos totalmente antagónicos, pero condenados de por vida a cumplir aniversarios casi al mismo tiempo. En lo único que han coincidido estas dos celebraciones es en la escasa asistencia de público. En la misa y procesión de la Cruz fundacional se vieron pocos ciudadanos y muchas autoridades políticas y militares. En cuanto a la conmemoración de la muerte del famoso nacionalista, en el acto organizado ayer en el parque que lleva su nombre sólo había un puñado de afines.

Secundino Delgado, nacido en Santa Cruz de Tenerife en el año 1871, vivió su vida según sus convicciones anarquistas, independentistas y nacionalistas. Y por ellas luchó, se arriesgó, fue perseguido y pasó un tiempo en la cárcel. Pero también fue admirado, sirvió de inspiración para muchas personas y creó un movimiento político que hoy en día sigue en pie en Canarias. Secundino Delgado sólo vivió 41 años, hasta el 4 de mayo de 1912, debido a una tisis pulmonar.

Desde el jueves, en la ciudad ha habido varios actos para conmemorar el fallecimiento del que para muchos es el padre de los nacionalistas canarios. Entre estas ceremonias destacan las organizadas por el colectivo Identidad Canaria, que ayer colocó coronas de flores en cuatro lugares diferentes: en la casa que este revolucionario tuvo en Arafo, en el colegio que lleva su nombre en Añaza, en el cementerio San Rafael y San Roque de la capital tinerfeña y, finalmente, en el parque Secundino Delgado, en el barrio de Salamanca.

A este último lugar acudieron políticos de Coalición Canaria, Centro Canaria Nacionalista, Nueva Canarias y Partido Nacionalista Canario, además de uno de sus sobrinos nietos, Raúl Delgado Rodríguez, en representación de la familia. El acto fue inaugurado por el presidente de Identidad Canaria, Mateo López, que ensalzó la labor de Secundino Delgado.

Este chicharrero emigró a Cuba a finales del XIX y allí se involucró con los movimientos de corte anarquista. Su postura a favor de la independencia de este país, entonces colonizado por España, le llevó a enfrentarse a las autoridades españolas. Incluso se le llegó a acusar de ser uno de los responsables del atentado con bomba que hubo contra la Capitanía General de Cuba. Su sobrino nieto explica que, según dicen algunos, el general Valeriano Weyler estaba en el retrete cuando explotó la bomba "y salió salpicado de mierda". En cualquier caso, sea o no así, la sospecha de que detrás del atentado estaba Delgado fue la causa de que años más tarde fuera detenido en Arafo y encarcelado en la prisión Modelo de Madrid.

Pero antes de que llegara ese día, el anarquista tinerfeño aún viajó mucho más. De hecho, regresó a Santa Cruz de Tenerife, donde estuvo unos meses antes de volver a marcharse, esta vez a Venezuela. En este país, Secundino Delgado maduró sus ideas sobre el nacionalismo canario, y en Caracas participó en la fundación del periódico El Guanche, una publicación que abogaba por la independencia de Canarias.

El escritor José Almeida Afonso incluye en su trabajo El grito de libertad está lanzado al mundo, uno de los artículos escritos en ese periódico: "Tu emancipación y el mejoramiento de tu patria no lo esperes de esos sabios de librea que asisten a las Cortes para hacer la venia al amo. Es el mismo pueblo el que debe moverse".

Secundino Delgado tuvo que salir de Venezuela debido a sus ideas y proclamas, por lo que regresó a Canarias, donde se refugió en Arafo con su mujer e hijos, en una casa de la familia.

Este santacrucero nunca dejó de defender sus ideas y siguió activo en diferentes movimientos obreros, políticos y culturales, hasta que en 1902 fue detenido por orden del general Weyler. Pasó un tiempo en la prisión Modelo de Madrid y fue puesto en libertad sin cargos, ya enfermo.

Durante su estancia en prisión, fue visitado por el anarquista Fermín Salvochea y Álvarez y el político canario Nicolás Estévanez Murphy. Ayer, durante el acto en el Parque que lleva su nombre, el presidente de Identidad Canaria, Mateo López, contó una anécdota sobre la primera vez que Secundino Delgado vio a Estévanez. "Sin conocerlo de nada, en cuanto lo vio dijo: Ahí viene el hombre más grande de Canarias. Y si no es canario tiene que haber mamado sangre canaria". Delgado y Estévanez llegaron a ser buenos amigos.

En la cárcel, el revolucionario independentista enfermó de tuberculosis pulmonar, que al final lo mató. Entre sus obras, destaca Vacaguaré, un libro autobiográfico que escribió después de ser puesto en libertad. El escritor José Almeida también recoge algunos fragmentos del libro: "Con aviesa intención llamáronme filibustero, separatista, revolucionario. Tales epítetos bien merecen que dé las gracias" o "Sí, soy un independiente. En mi temperamento no cabe la lógica de la dominación. Que un hombre imponga su voluntad a otro hombre; que un pueblo más o menos grande obligue y someta a otro que reside a larga distancia, a acatar leyes y costumbres que le son extrañas".

Con estas y otras palabras resonando en el Parque Secundino Delgado, los asistentes ayer al acto de conmemoración del centenario de su muerte aplaudieron a su memoria. Mateo López aprovechó la presencia del alcalde de la ciudad para pedir el espacio donde se encuentra el busto del padre del nacionalismo –obra del escultor herreño Enrique Gutiérrez Padilla– vuelva a ser un estanque, con peces y las siete piedras que representan las Islas.

En el acto se descubrieron las placas que había junto al busto, que hace unas semanas fueron destruidas por vándalos, y también se inauguró un mural con el rostro de Secundino Delgado y una de sus frases: "Todo para y por la libertad de los pueblos y los hombres".

El alcalde, José Manuel Bermúdez, alabó del nacionalista "el espíritu de lucha por sus ideas" y aseguró haber leído toda su obra. También destacó su empeño "por la libertad del pueblo canario, algo sobre lo que muchos creemos que falta mucho por conseguir".

Entre los asistentes también estuvo el expresidente del Gobierno canario y líder de Nueva Canarias, Román Rodríguez. "Secundino Delgado es el que mejor simboliza el nacionalismo canario y su figura y trayectoria deben servir para alumbrar a los nacionalistas canarios en una etapa tan difícil como la de ahora", opinó.

Juan Jesús Ayala, del Partido Nacionalista Canario, abogó por dejar de ser "testigos mudos de una historia mal contada". "Tenemos que bajar a la realidad las siete estrellas. Secundino Delgado sembró una idea muy importante y espero que algún día todos los nacionalistas nos demos la mano y reconozcamos que hay una agresión tremenda hacia esta tierra". Finalmente, Alfonso López, del CCN, apostó también por la unidad nacionalista.

Aunque el independentista Antonio Cubillo no pudo acudir al acto, quiso unirse a su manera resaltando que el esfuerzo realizado por Secundino Delgado y seguido después por otros sirvió para que el Gobierno español concediera la Ley de Cabildos a Canarias y la Ley del Puerto Franco. "Fue el primer precursor que habló de libertad e independencia de Canarias".

Una vez finalizada la conmemoración del centenario de la muerte de Secundino Delgado, el presidente de Identidad Canaria retomó la palabra y terminó: "El grito está lanzado: Vivan las Canarias libres".

  HEMEROTECA
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya