PDF
La Laguna

Las entrañas del Cristo

Las únicas radiografías realizadas a la talla indican su buena conservación

 03:00  
La talla durante el proceso de realización de las placas en un centro especializado de La Laguna.
La talla durante el proceso de realización de las placas en un centro especializado de La Laguna.  pablo f. amador

ALMUDENA CRUZ
LA LAGUNA
Solo un equipo ha tenido acceso directo a la talla flamenca del Cristo de La Laguna para realizar un minucioso estudio radiológico y de análisis físicos y químicos. Pablo Amador, experto del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Autónoma de México y Margarita Rodríguez, catedrática en Historia del Arte de la Universidad de La Laguna, fueron los encargados de someter a la valiosa talla flamenca a los primeros y únicos test científicos de su historia. Y estos concluyeron que la talla tenía un buen estado de conservación.

Aun así, el Cristo será restaurado, aunque sin alterar el color oscuro de su piel. La Esclavitud que custodia la talla, una de las de mayor valor artístico de España, decidió el domingo dar luz verde a la primera intervención integral tras cinco siglos de historia. Se cierra más de una década de debates y empieza una nueva era, la de la búsqueda de los 150.000 euros que costará el material y traer a ocho expertos internacionales, algunos procedentes de Japón.

La técnica de una obra maestra. La imagen flamenca del Cristo de La Laguna, Tenerife, el título del estudio realizado por los investigadores laguneros y mexicanos, presenta un minucioso análisis que determinan el "aceptable" estado de conservación de la imagen. Las únicas radiografías desvelan la cara nunca vista de una talla mil veces exhibida y procesionada. "Ha mantenido dignamente su integridad. Queda de manifiesto su inmejorable condición técnica y material", precisa.

Las imágenes sirvieron para identificar el tipo de madera empleado: el roble. "Nos basamos en el estudio de un casi imperceptible fragmento obtenido junto a una de las muestras polícromas del costado derecho", detalla el estudio.

Y es que todo lo que tenga que ver con la imagen lagunera es siempre motivo de polémica. No en vano, no se han vuelto a repetir pruebas como estas y sería difícil concebir un proceso de restauración que no tuviera lugar en La Laguna. Gracias a estas radiografías ha sido posible recrear el proceso constructivo de la talla: la imagen es maciza y fue tallada en una pieza de madera a la que se le añadieron ambos brazos y la corona.

Todo el proceso fue seguido muy de cerca por representantes de la Esclavitud y los procedimientos empleados guardan, según el informe, "la distancia y duración que aconsejan los diferentes estudios publicados".

Otro apartado importante de los análisis es el que corresponde a la policromía de la talla. De hecho, parte central del debate que tuvo lugar el domingo en el santuario del Cristo fue el que corresponde con el compromiso de los expertos de mantener el color moreno que caracteriza a la imagen.

Las conclusiones son sorprendentes. Pese a los barnices y betunes aplicados a lo largo de los siglos, "el cuidado de su policromía añade aún más valor a la obra en vista de la relativa escasez de imágenes de este origen que conserven sus cromatismos originales". Se constata que el color oscuro es el resultado de un "intento de enmascarar pérdidas de policromías".

Estas pruebas han servido para allanar el camino de los expertos del Instituto Real de Patrimonio Artístico de Bruselas (Irpa), el último de los informes emitidos sobre la venerada imagen lagunera.

Enlaces recomendados: Premios Cine