Vientos para Las Nieves

Cientos de personas participan en la romería que organiza Finca España en honor de su patrona

 14:26  
Un romero utiliza una bicicleta para tirar de la carreta en la que lleva la comida.
Un romero utiliza una bicicleta para tirar de la carreta en la que lleva la comida. josé luis gonzález

HARIDIAN DEL PINO
LA LAGUNA
Cientos de personas se dieron cita ayer en la romería de Finca España. Los fuertes vientos, que levantaron faldas y volaron sombreros, tampoco quisieron perderse la fiesta en honor de la Virgen de Las Nieves y acompañaron a los romeros durante el paseo por las calles del barrio.

Minutos antes de las 13:00 horas, la imagen de Nuestra Señora de Las Nieves salía de la iglesia cargada a hombros de los vecinos. Los problemas llegaron a la hora de colocar la imagen en la carreta puesto que las yuntas no estaban muy por la labor de dejarse enganchar al carro. Tras varios intentos, los animales cedieron y los vecinos consiguieron colocar a la Virgen en su carro.

Las doce carretas, los tres barcos venidos de los Valles y los dos rebaños de cabras –60 aportadas por un vecino de Finca España y otros 30 animales venidos desde Llano del Moro – se alejaron de las proximidades de la iglesia para poner rumbo hacia la avenida de Las Palmeras.

"Tras recorrer la avenida de Las Palmeras, cogemos hacia la zona de Las Nieves y regresamos a la plaza. Esperamos que se vaya sumando la gente a la fiesta a medida que avance el día", explicó el representante vecinal de Finca España, Jesús Melián.

Papas arrugadas, huevos duros, bolsas de cotufas, plátanos, bocadillos de chorizo de perro, pellas de gofio, vino y también sandías. Esto fue lo que repartieron los romeros de las carretas a los vecinos que acudieron a ver la romería. Tampoco faltaron ideas ingeniosas como una pequeña réplica de un barco arrastrado por una yunta de cartón y la primera carreta "ecológica", definición que le dio su propietario al carro tirado por una bicicleta.

"Procuro venir a las fiestas aunque no soy del barrio, soy de La Gomera. Además, mi cuñada tampoco se las pierde", asegura Margarita Cuba, quien lleva en las manos huevos duros, una pella de gofio y un plátano. Otra que tampoco se pierde la romería en honor a la Virgen de Las Nieves es Teresa Ramos: "No me las pierdo nunca", afirma.

La romería se aleja de la plaza pero allí sigue Silverio dentro de su furgoneta. La crisis dejó a este vecino de El Sauzal sin trabajo en la construcción, por lo que decidió volver a dedicarse al oficio de sus padres: la cestería. "Se vende poco pero bueno, la cosa está mal", apunta Silverio resignado mientras continúa con el trenzado.

El artesano continúa en la plaza de Finca España a la espera de vender algún cesto. Allí están los propietarios de los quioscos, quienes esperan el regreso de los romeros para que comience la gran paellada y la verbena.

Enlaces recomendados: Premios Cine