EN DIRECTO
La Laguna

Risas, payasos y algún pirata

La plaza del Cristo acoge una de las exhibiciones del Gran Circo Mundial

 03:00  
Tres momentos de la función del Gran Circo Mundial en la plaza del Cristo de La Laguna.
Tres momentos de la función del Gran Circo Mundial en la plaza del Cristo de La Laguna.  a.m

MARYORIE GONZÁLEZ Sin una gran carpa y sin gradas, pero con mucha gracia y desparpajo. Así comenzaron la pequeña exhibición en la plaza del Cristo de La Laguna los hombres y mujeres del Gran Circo Mundial, quienes se convirtieron durante media hora en impresionantes acróbatas, en equilibristas que desafiaron la ley de la gravedad, en pulsadores olímpicos y hasta en el mismísimo Elvis Presley. Pero también tuvieron cabida los simpáticos payasos que deslumbraron en la plaza con sus tradicionales números del circo de toda la vida.

"Bienvenidos al Gran Circo Mundial niños, niñas y mayores, he aquí una pequeña muestra de nuestro gran espectáculo". Con estas palabras del dicharachero presentador comenzó el primer acto de la mañana.

Ni el viento frío, ni las amenzadoras nubes negras impidieron que los niños, mayores y curiosos se aproximaran hasta la plaza para disfrutar del espectáculo. Sentados en corro pudieron ver de cerca a sus ídolos circenses. Mientras los políticos constituían ayer los plenos de de los ayuntamientos de toda la Isla, muchos ciudadanos prefirieron apagar sus transistores y televisores para salir a la calle en busca de diversión al ritmo desenfrenado de los personajes del circo.

La función comenzó puntual y desde las once de la mañana hasta casi las doce, varios artistas desfilaron por la plaza haciendo gala de sus dotes. Los piratas del Caribe llegaron desde la ciudad de Valencia para demostrar que son una familia de altos vuelos sobre el trampolín. La más pequeña del circo, Talía Papadopoulos, de nueve años, dejó boquiabierto a su público al verla despegar por los aires y realizar todo tipo de piruetas y trucos como toda una profesional. "Parece de goma", comentó uno de los asistentes sin despegar la vista de la niña saltimbanqui.

Otro de los acróbatas, Salvi Toñito explicó que "la practica para desarrollar este tipo de ejercicios se debe cultivar desde niño para que quede arraigada toda la vida. Toñito reconoce que el del circo es un mundo muy sacrificado, pero asegura que "la recompensa que te aporta trabajar aquí no te la da estar frente a un ordenador".

Alejandro Bermúdez, un niño de nueve años no pudo parar de reír durante un momento de la actuación. El culpable de este ataque de risa fue Carletto. El alocado clown se puso los guantes de boxeo e intentó imitar a uno de los grandes luchadores. Quizá se trataba de Mike Tyson o de Muhammad Ali, pero estuvo más tiempo en el suelo que "partiendo la pana".

La plaza del Cristo se convirtió ayer en el epicentro de numerosas nacionalidades y culturas. Los artistas llegaron desde lugares como Rusia, Australia, Alemania, Argentina, Canadá, Méjico, Francia, Rumania o Inglaterra para arrancar las risas y los aplausos de los tinerfeños congregados en la plaza.

Interculturalidad, buen humor, magia, riesgo y profesionalidad se aunaron en esta muestra circense que logró abarcar un amplio abanico de espectadores ávidos de distracción.

Todos los artistas de la producción El circo, un mar de culturas despidieron el espectáculo con una coreografía conjunta al son de la letra de "el circo es la razón de nuestra vida".

La pequeña exhibición consiguió dejar al público con la miel en los labios y muchos no dudaron en comparar sus entradas y acudir por la tarde a una de sus dos funciones.

El Gran Circo Mundial se encuentra instalado hasta el domingo 19 de este mes en la zona de Montaña Pacho, en Los Majuelos. Todos los días laborables hay funciones a las 17:30 y 20:15 horas. A las 11:30 de hoy también habrá un pase. El último día del circo también se celebrará otra función matinal a las 11:30 horas.

El espectáculo revaloriza el circo clásico, pero añade una pizca de innovación para adaptarse a todos los públicos del mundo.

Enlaces recomendados: Premios Cine