PORTADA PDF
LA LAGUNA
asuntos sociales 

´Me llegué a ver sin techo´

Una sentencia permite a una vecina mantener su casa en La Piterita

 18:44  
Marina Expósito posa en su vivienda de La Piterita, en La Laguna.
Marina Expósito posa en su vivienda de La Piterita, en La Laguna.  / manuel lérida

A. CRUZ
LA LAGUNA
Marina Expósito lleva un año luchando por mantener su vivienda, una lucha que le llevó a tocar todas las puertas hasta que le salieron "llagas en los pies". Esta vecina de La Piterita todavía se echa la mano al pecho cuando recuerda lo que ella define como su "calvario" y se emociona al reconocer que "si no hubiera sido por Gustavo Matos, no sé dónde estaría ahora mismo". "Me llegué a ver sin techo", subraya.

La historia de Marina empieza con el fallecimiento de su madre, en junio de 2010. Vivían juntas desde 2004, el mismo año en el que se mudaron desde La Cuesta. "Yo la cuidaba, porque estaba casi ciega por la diabetes y tenía problemas de corazón", indica.

Cuando la madre de Marina falleció, esta decidió comunicarlo directamente a Muvisa, la empresa que gestiona en La Laguna la asignación de las viviendas sociales. "Lo hice por buena fe, porque no quiero cometer una ilegalidad", matiza.

Es en ese momento cuando empieza un camino en el que se encontró "casi como producto de la energía" con el concejal socialista Gustavo Matos. "Si no hubiera sido por él, que me ha defendido como abogado sin cobrarme nada y me ha apoyado en este problema, me hubiera visto en la calle", explica agradecida. Tal y como recoge la sentencia que le ha dado la razón a Marina y que permitirá que pueda seguir viviendo en la casa que le cobija desde hace seis años, "debe cumplir los requisitos de parentesco y convivencia habitual" para la subrogación del contrato que su madre mantenía con Visocan (Viviendas Sociales e Infraestructuras de Canarias).

El informe social que emitió Muvisa aseguraba que Marina no convivía con su madre. Este documento, que ha sido desestimado por la resolución del juzgado de primera instancia de La Laguna, fue el desencadenante de los problemas de esta vecina lagunera. "Dicen que vinieron y hablaron con los vecinos, pero ha quedado demostrado que no fue así. Hablaron con una vecina que me conoce de siempre y no admitieron ese testimonio porque dijo que era mi amiga. ¿Es que no me puedo llevar bien con mis vecinos?", se cuestiona ahora.

La sentencia fue emitida la semana pasada y le da la razón. No obstante, a Marina todavía le "dura el susto" y prefiere esperar a que "pasen los cinco días en los que pueden recurrir" para descansar de una lucha que "me ha quitado el sueño".

120 euros de alquiler
Podrá mantener su vivienda, por la que su madre pagaba 120 euros al mes en régimen especial de alquiler. "No podría permitirme algo más caro. Soy viuda y estoy en paro. Recibo una pensión de 700 euros", explica.

Marina se lamenta de las pegas puestas por los funcionarios de Muvisa, de su "negativa" a escucharle y a valorar "todos los papeles que les llevé, porque no quedó documento que no presentara ni oficina que no visitara para demostrar que vivía con mi madre, porque siempre ha sido así", añadió.

Por su parte, el candidato a la Alcaldía del Ayuntamiento de La Laguna, Gustavo Matos, reconoce que este caso ha sido especial para él. "Profesionalmente, como abogado, este tipo de procedimientos son los que más te llegan, los que más te satisfacen", explica.
Le sorprende al edil socialista, eso sí, que "un asunto tan sencillo, en el que estaba tan claro que correspondía la subrogación del alquiler, se haya complicado de esta manera", añade.

A su juicio, los informes sociales fueron "inventados" y "eso ha quedado demostrado" durante el juicio celebrado en La Laguna. De hecho, añade el portavoz del grupo socialista, el caso de la vecina de La Piterita "me lleva a pensar en cuántas injusticias similares se han cometido en el municipio".

Encuentro casual
La casualidad ha jugado un papel importante en este caso. Marina y Gustavo se encontraron un día en la calle y, poco después, el abogado y político decidió encargarse de su defensa. "Ni siquiera hubiera podido costearme un abogado", matiza ella, al tiempo que añade que tiene "una deuda muy grande" con él. "Por eso he querido contarlo, para que la gente sepa lo que ha hecho".

Para esta vecina agradecida, el esfuerzo que ha realizado su abogado por ayudarla "habla de la persona, de sus valores, no de las siglas políticas". "Eso es lo más importante", resalta.

Según la sentencia, Marina Expósito podrá seguir viviendo en el piso de La Piterita con el mismo régimen de alquiler que en su día se le adjudicó a su madre. No obstante, esta buena noticia no es el final de su historia. Ella, como otros muchos, seguirá luchando por conseguir un empleo. "He sido cocinera y ayudante de cocina. También he trabajado en el sector de la estética", explica mientras reconoce lo difícil que está "conseguir un trabajito".

  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | El Diari | Emporda | Faro de Vigo | Informacion | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Malaga | La Opinion de Murcia | La Opinion de Tenerife | La Opinion de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regio 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Loteria de Navidad | Oscars | Premios Goya