Santa Cruz
Litoral 

El proyecto para Valleseco mantiene las carboneras

Casariego y Guerra admiten que la catalogación de BIC de estas naves obliga a su conservación, a pesar de que la idea inicial era sustituirlas por piscinas

 14:11  
Imagen del proyecto
Imagen del proyecto la opinion.es

NOÉ RAMÓN
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Los arquitectos del proyecto de regeneración de Valleseco, Joaquín Casariego y Elsa Guerra, han remitido un escrito a los redactores del Estudio de Impacto Ambiental de esta obra para garantizarles que van a mantener las naves carboneras que existen en este ámbito. Casariego indicó ayer que el inicio de la declaración de este ámbito como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1990 implica la conservación de estos elementos y de los muelles carboneros.

"Hay una norma superior y nuestra obligación es respetarla", indicó el arquitecto. En el proyecto original denominado Sol y Sombra se contemplaba la sustitución de las naves por una piscina , pero en caso de mantenerse la declaración BIC las construcciones tendrán que continuar en su actual estado. Otra posibilidad es que si se anula la conservación de este espacio, se pueda mantener algún elemento que recuerde su ubicación original. Casariego recuerda que en las propias bases del concurso de ideas convocado en el año 2005 se apostaba por la eliminación de las naves, motivo por el cual los arquitectos así lo recogieron en su proyecto.

Fueron los vecinos los que a finales de la década de los años ochenta promovieron la declaración BIC de este espacio, una de sus primeras victorias en la defensa de este tramo del litoral. Sin embargo, en su momento una asamblea de vecinos dio el visto bueno al derribo de estos elementos. Pero no todos los residentes piensan lo mismo y no se descarta que este asunto vuelva a ser debatido.

Una posibilidad que queda abierta es que se recurra la declaración BIC, alternativa que no es descabellada ya que este expediente se encuentra caducado, aunque sus determinaciones siguen vigentes. Para ello, los vecinos tendrían que reclamar en los tribunales la anulación de la declaración y a partir de aquí se abre un plazo de dos meses para que Cabildo y Gobierno de Canarias retomen el expediente. En caso de no hacerlo la protección quedaría anulada automáticamente. Ya ha ocurrido así con la del almacén de la Refinería y con el centro histórico de Santa Cruz. En el primer caso se ha logrado anular la conservación al haber caducado el expediente y en el segundo se está a punto de hacerlo después de la denuncia de un particular. Para Casariego, el mantenimiento o no de las naves es "irrelevante" dentro de un proyecto que abarca más de un kilómetro. De los tres almacenes que existían, sólo se conservan dos de planta rectangular y con la techumbre original.

Muelles
Este enclave está formado por muelles, almacenes, varaderos y el puente del barranco. Todos ellos ostentan la declaración BIC como Sitio Histórico, lo que implica el máximo de protección. Las razones para ello se basa en su consideración como un valioso ejemplo del patrimonio industrial de las Islas. Los muelles de Valleseco constituyen unas infraestructuras portuarias propias de la expansión de la economía de mercado y la primera fase de la evolución industrial de las Islas. Este tramo del litoral es en estos momentos el único de toda la fachada marítima de Santa Cruz que se conserva, aunque sólo sea en parte y no en sus mejores condiciones, el estado originario de los elementos representativos de las actividades portuarias que tanta influencia tuvieron en el desarrollo histórico de la ciudad.

La costa de Valleseco fue conocida por sus buenas condiciones para el desembarco desde los orígenes de la capital tinerfeña. Desde mediados del siglo XIX, el puerto, debido a su posición privilegiada en el tráfico de mercancías, se convirtió en una de las mayores estaciones de carbón de todo el mundo. El primer barco de vapor llegó en el año 1837.

Enlaces recomendados: Premios Cine