PDF
La Laguna

Playa del Arenal, con bañistas pese a los desprendimientos

El Ayuntamiento alerta del grave peligro, sobre todo tras la tragedia de Santiago del Teide

 14:05  
Una vecina a su salida de la playa del Arenal, ayer por la tarde
Una vecina a su salida de la playa del Arenal, ayer por la tarde la opinion.es

Esta es la primera vez que se producen desprendimientos de importancia en la costa de Bajamar y Punta Hidalgo, según las autoridades municipales. Además de la playa del Arenal, el Puertito de la Punta y Mariánez (Bajamar), se ha comunicado del peligro de caída de piedras sobre otras cinco zonas de baño de esa franja del litoral tanto a Costas como a la población

LAURA DOCAMPO
LA LAGUNA
Algunos bañistas seguían ayer utilizando con normalidad la playa del Arenal, en Punta Hidalgo, pese al alto riego de desprendimientos que existe en la zona. Un cartel del Ayuntamiento de La Laguna, colocado en la entrada del sendero que conduce hasta la arena, advierte del peligro y prohíbe el paso. Sin embargo, nadie parece hacerle caso aunque la estampa recuerde mucho a lo ocurrido en Santiago del Teide, donde dos mujeres perdieron la vida el 31 de octubre del año pasado al caerles encima grandes piedras y tierra desgajadas de la montaña.

Plácido Mejías, concejal de Servicios Municipales de Aguere, admitía ayer a este diario que existe un "grave problema" con esta parte del litoral lagunero. Según explicó, la ladera que linda con el mar en Punta Hidalgo sufrió desprendimientos en diciembre del año pasado y se teme que puedan producirse más. Esta situación obligó meses atrás al desalojo preventivo de las propiedades construidas sobre el risco y a la señalización de los accesos a las calas de la zona.

Según asegura Mejías, la actuación del Ayuntamiento ha estado limitada por el reparto de competencias, que deja a la corporación la responsabilidad de la seguridad de los usuarios de las playas y a Costas, cualquier tipo de actuación en el litoral. "Avisamos a la población, pero no podemos hacer nada más, ni una obra para evitar que caigan piedras ni vallar los accesos para que la gente no pase. Son espacios públicos y la ley nos prohíbe cerrarlos. Lo único que podíamos hacer era avisar a Costas y eso ya lo hemos hecho", matiza el representante del Consistorio.

El sendero que conduce a la playa es una estrecha cicatriz de un kilómetro de largo en medio de la ladera de sedimentos volcánicos. En muchos de los tramos del camino, el suelo está totalmente tapizado de piedras, algunas de gran tamaño, que dificultan el andar. El pequeño cartel instalado por el Ayuntamiento en el acceso, que para la mayoría de los bañistas consultados ayer había resultado imperceptible, es controlado una vez a la semana. Hay que tener en cuenta que está ubicado a escasos metros de un hotel abandonado, en el que abundan la basura, el olor fétido y los vestigios del vandalismo urbano. "Todos los viernes se acerca un funcionario a revisar la señalización, pero imagínese que no podemos tener a una persona permanente ahí para disuadir a todo el mundo. Si la gente va es bajo su responsabilidad", sentencia.

Esta es la primera vez que se producen desprendimientos de importancia en la costa de Bajamar y Punta Hidalgo, según las autoridades municipales. Además de la playa del Arenal, el Puertito de la Punta y Mariánez (Bajamar), se ha comunicado del peligro de caída de piedras sobre otras cinco zonas de baño de esa franja del litoral tanto a Costas como a la población.

Alerta en Facebook

Además de los carteles, a los que algunos no le hacen caso, la alerta sobre el gran riesgo en Punta Hidalgo era difundida ayer a través de la red social Facebook. El edil del Grupo Socialista de La Laguna, Yeray Rodríguez, colgó algunas de las fotos que ilustran esta información en el muro de su perfil avisando de nuevos desprendimientos en el Arenal. Tal vez muchos de sus 1.521 amigos de la red social vieran las imágenes, aunque ninguno hizo ningún comentario al respecto.

Quienes sí hablaron fueron los bañistas que ayer por la tarde disfrutaban del sol y el mar en este rincón de la costa. El grupo de adolescentes compuesto por Daniel, Luis, Naomi y Laura estaban ahí junto a otros amigos que pasan unos días de acampada en la misma playa. "Desde que caiga algo salgo corriendo", apuntaba Daniel, mientras Luis confirmaba que "no nos asusta el cartel que pusieron arriba". "Venimos siempre y seguiremos haciéndolo", enfatiza.

Ángeles y José González, dos vecinos de Punta Hidalgo, iban ayer por primera vez en este verano a bañarse a esta parte escarpada de la costa. Ángeles decía estar "horrorizada" por la basura que hay por todos lados. "El año pasado estaba todo limpio. Los surfistas que suelen venir cuidan mucho esto, pero parece que este año ha venido otro tipo de gente de acampada y han dejado todo hecho un asco", criticaba la vecina. Mientras escucha su relato, José asiente y añade: "Tampoco vimos ningún cartel sobre el peligro de derrumbes. No entiendo por qué no lo cierran entonces. Si hubiéramos visto alguna valla no habríamos bajado", asegura.

En este sentido, Plácido Mejías prefería rebajar la tensión sobre el riesgo que corren los bañistas que acuden al Arenal al asegurar que "este es un lugar al que acuden surfistas, que no corren peligro porque llegan por el mar y se quedan en el agua a coger olas". No todos, sin embargo, van por el mar, como pudo comprobar este periódico.

El aspecto más conflictivo de esta situación está en la parte superior del acantilado. Tras un estudio del terreno, la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento recomendó a los propietarios de los inmuebles de la zona proceder a su desalojo y los invitó a controlar el estado de sus estructuras. En tanto, los técnicos están estudiando el nivel de fragilidad del risco, para saber si será necesario cimentarlo y evitar así posibles derrumbes. "Tenemos un litigio con Costas que está en manos de nuestros servicios jurídicos porque ellos no asumen su responsabilidad en esa área", apuntó el edil, aunque también admitió que "es un tema complejo", ya que "puede que el Gobierno canario también tenga que intervenir por su competencia en la zona de protección".

Cuando en noviembre de 2009, una roca de grandes dimensiones cayó sobre las dos bañistas que tomaban el sol en Santiago del Teide, la Isla se estremeció ante la desgracia. No era la primera vez que ocurría un hecho de estas características en la zona. Un mes antes, se había producido un desprendimiento similar que no causó víctimas. Entonces, la Policía Local instaló balizas en esa parte de la playa, que se cerró al baño posteriormente a causa del suceso. Los bañistas del Arenal preferían ayer no relacionar ambos escenarios, pese a las coincidencias, y continuaron tomando el sol.

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya