PDF
Santa Cruz

El Palmétum abrirá en ocho meses, tras 20 años de espera

El Ayuntamiento adjudica los trabajos, que comenzarán en agosto, por cinco millones

 12:57  
Vista del Palmétum desde la TF-4 (vía de entrada y salida a la capital).
Vista del Palmétum desde la TF-4 (vía de entrada y salida a la capital).  manuel lérida

ELOÍSA REVERÓN
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Han pasado casi veinte años desde que se redactó el proyecto del Palmétum del Parque Marítimo y catorce desde que se iniciaron los primeros trabajos para hacer de este espacio una zona verde en la capital tinerfeña y la falta de recursos económicos ya no será una excusa para frenar esta iniciativa. El Estado ya ha puesto el dinero, cinco millones de euros, y el Ayuntamiento de Santa Cruz ha elegido, entre 21 propuestas, a la empresa que terminará la obra.

El mes que viene comenzarán los trabajos y en ocho tendrán que estar finalizados. Será entonces cuando el Palmétum abra sus puertas. Será entonces cuando lo que fue una montaña de basura se convierta "en el García Sanabria" de acceso a la capital.

José Luis Olcina, uno de los jefes de obra, y responsable, junto a Juan Alfredo Amigó y Manuel Caballero, de la redacción del proyecto inicial, asegura que cuando se hayan terminado los trabajos, a principios del próximo año, los ciudadanos podrán disfrutar de otro parque más en Santa Cruz, "como el García Sanabria o el de La Granja". En este caso, su principal atractivo es que cuenta con una de las mayores colecciones del mundo de palmeras y plantas, con 4.000 ejemplares y más de 1.600 especies. Esa misteriosa e inaccesible montaña verde, situada junto al Parque Marítimo, que ocupa la atención de todo aquel que entra o sale de Santa Cruz, dejará de ser sólo un recuerdo momentáneo en la retina.

José Luis Olcina no disimula su satisfacción y su alegría porque "por fin el Palmétum podrá abrirse al público, tras muchos años de lucha y de abandono por falta de recursos económicos". Lo que fue un vertedero se convertirá en un espacio de gran valor botánico y paisajístico, en una nueva zona de ocio, de descanso y de deporte en la capital.

El vertedero del Lazareto, una auténtica montaña de basura, se clausuraba en 1980. En 1991 los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos José Luis Olcina y Juan Alfredo Amigó y el ingeniero agrónomo Manuel Caballero redactaban un proyecto, bajo la supervisión del recordado César Manrique, para recuperar esta área degradada de Santa Cruz, con una superficie total de 120.000 metros cuadrados y 30 metros de altura. Las obras se iniciaban en 1996 y posteriormente se fueron añadiendo trabajos complementarios hasta 1999, con los que se quería transformar este vertedero en un gran parque botánico especializado en palmeras.

Pero las lluvias de marzo de 2002 y posteriormente la tormenta tropical Delta produjeron importantes destrozos en la vegetación y en las instalaciones de este espacio. En 2007 y 2008 se ejecutaron sellados vegetales en los taludes, entre otras actuaciones. Pero la falta de recursos económicos provocó el abandono de esta iniciativa.

En la actualidad, y según reconocen los redactores del proyecto, el parque se encontraba "en fase de letargo y abandono, con importantes carencias que afectan a su supervivencia, como el sistema de desgasificación que no está funcionando, obras inconclusas, cerramiento perimetral precario, asentamientos de estructuras como el Umbráculo y el Museo, y la falta de un acceso en debidas condiciones".

Lo único positivo de este abandono es que "las palmeras y las plantas seguían creciendo". "Durante estos catorce años desde el inicio de las obras, el desarrollo de la vegetación ha sido impresionante, constituyendo ya de por sí mismo un patrimonio vegetal y botánico de considerable valor para la ciudad", dice el jefe de obra.

Pero había que invertir una importante suma de dinero, algo más de cinco millones de euros, para poder abrir el Palmétum al público "en las debidas condiciones y seguridad". El Ayuntamiento de Santa Cruz aprovechó el Plan del Estado para inversiones en los municipios y consiguió la partida económica necesaria. El momento ya ha llegado. Tras casi veinte años de espera, el Palmétum ya tiene una fecha para abrir sus puertas.

Acciona Infraestructuras, S.A., Constructora Herreña Fronpeca, S.L. y Zona Verde G.C.S.L.U. constituyen la UTE (Unión Temporal de Empresas) que ha sido elegida por el Consistorio, entre 21 propuestas, para el proyecto. Acciona Infraestructuras informaba ayer a este periódico de que en breve obtendrán los permisos para las obras, por lo que éstas comenzarán en agosto o principios de septiembre. A continuación contarán con un plazo de ocho meses para realizar los trabajos, aunque la entidad dice que se hará todo lo posible para acabar antes de que termine el año.

El Palmétum contará con una edificación de dos plantas con una torre, integrada en los muros de mampostería de piedras existentes. Habrá un hall de recepción para información general, desde el que se accederá al parque a través de una zona en la que se podrá instalar en un futuro una tienda, o quizás una cafetería.

En concreto, existirán tres posibilidades de acceso: mediante un ascensor con capacidad para doce personas; por una escalera que se desarrolla alrededor de la torre del ascensor, llegando en ambos casos a través de un puente-pasarela a la ladera norte y después por un peatonal al centro del parque, y también se podrá acceder por los caminos que se habilitarán.

La gran exposición de palmeras de todo el mundo y de numerosas especies de plantas; bancos para descansar; paseos; aseos; miradores "con vistas espectaculares"; cascadas de agua, riachuelos y lagunas; el Umbráculo, de forma octogonal con una cubierta especial donde se encuentran plantas en un entorno de elevada humedad y sombra, y el Museo de la Palmera, destinado a recoger objetos confeccionados o basados en las distintas palmeras y zonas, son algunos de los atractivos que ofrecerá este parque, según explica el jefe de obra.

Deterioro

Éste informa de que se tendrá que mejorar el actual cerramiento, "pues está muy deteriorado", "al igual que la red de alcantarillado". "Habrá que dotar a la zona de una red de recogida de aguas pluviales", y se tendrá que llevar a cabo la estabilidad de taludes.

Ocina comenta que "el talud del lado sur, del mar, presenta en una longitud importante una grieta en su coronación y también en el centro del camino intermedio de la misma ladera". Según las recomendaciones del Estudio Geotécnico procede un seguimiento de control del posible movimiento del talud.

El acabado del Umbráculo; la reparación del Museo; la colocación de barandillas y mobiliario urbano; la reparación del sistema acuática de balsas y ríos; las construcción de caminos y senderos; la instalación de alumbrado y de 82 cámaras de seguridad; la mejora del sistema de riego, y el acondicionamiento del sistema de desgasificación darán vida al nuevo parque.

  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.



Aviso legal
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | El Diari | Empordà | Faro de Vigo | Información | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya