Santa Cruz

TEA: Tenerife Espacio de Autónomos

Un museo convertido en oficina - Trabajadores por cuenta propia que han elegido el centro de arte santacrucero como su sede huyen de la soledad uniéndose en una asociación creada gracias a la red social de Facebook

 04:00  
Mónika García, Roger Campanera, Diana Sánchez, Carlos Torres y Juan Lupiáñez, el jueves en una de las escaleras del Tenerife Espacio de las Artes (TEA) de Santa Cruz.
Mónika García, Roger Campanera, Diana Sánchez, Carlos Torres y Juan Lupiáñez, el jueves en una de las escaleras del Tenerife Espacio de las Artes (TEA) de Santa Cruz.  manuel lérida

DANIEL MILLET
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Opositores que se pegan horas y horas consumiendo temarios, estudiantes que preparan los dichosos exámenes, ratas de biblioteca que no se cansan de bucear entre los libros, simples ciudadanos que repasan las noticias de los periódicos y las revistas, noveleros que acuden a las diferentes exposiciones artísticas, visitantes que se conforman con un refresco en la cafetería o con el disfrute de unos los edificios más espectaculares de la capital de la Isla... Hay de todo en la nutrida fauna del Tenerife Espacio de las Artes (TEA), pero en los últimos meses ha surgido una nueva especie: los autónomos.

Un grupo de estos independientes que han elegido el monumental espacio público chicharrero como su oficina particular acaba de lanzar una asociación a través de Facebook para huir de la soledad y buscar oportunidades de cooperación entre quienes se sentaban a su alrededor pero no conocían. El colectivo se llama Autónomos que se encuentran en el TEA, ayer eran ya casi 80 amigos y su iniciativa es una demostración de las grandes oportunidades de las redes sociales de internet y de que las crisis estimulan la capacidad de integración y creatividad.

Diana Sánchez, una tinerfeña de 29 años que ha montado por su cuenta una consultoría de gestión de equipos de trabajo, y Mónika García, isleña de 38 años dedicada al diseño gráfico y el posicionamiento en la red, son las pioneras de esta propuesta. "Hace dos semanas estábamos tomando un café cuando se nos ocurrió que a lo mejor entre nosotras había otros autónomos que nos podían echar una mano. Fue así de espontáneo. Nuestros mejores aliados estaban entre nosotras, pero no sabíamos nada de ellos". Así relata Diana cómo empezó todo.

Y había de todo como sospechaban. Apareció Juan Lupiáñez, un asesor externo de 30 años de la consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, y Carlos Torres, un ingeniero de montes que también se ha lanzado a la autonomía como método de trabajo, o Roger Campanera, emprendedor de 32 años en programación y aplicaciones en la web. No son, sin embargo, los únicos perfiles, aunque Mónika García aclara que el objetivo "no es sólo laboral". "Yo me conformo con echarme el cortado acompañada, conocer a gente nueva y compartir experiencias, aunque si encima nos podemos ayudar en nuestros proyectos, pues mucho mejor", explicó esta profesora de informática.

A veces encuentran problemas para encontrar sitio, pero en el TEA tienen de todo: línea wifi para acceder gratuitamente a internet, una cafetería de diseño vanguardista en la que incluso pueden almorzar, una hermosa biblioteca abierta las 24 horas y con acceso a periódicos y revistas, incluso espacios donde poder celebrar reuniones con clientes, como de hecho ha ocurrido. Pero no sólo comparten su admiración por esta oficina de arquitectura vanguardista e interiores geométricos, sino sobre todo su lucha solitaria con los encargos que van surgiendo, los problemas permanentes para solventar todo tipo de gestiones, la imposibilidad de contar con unos ingresos estables y la propia incertidumbre de los tiempos más difíciles que recuerdan y de un modelo laboral especialmente vulnerable para ellos.

Acaba de nacer, aunque esta unión de autónomos del TEA va cuajando día a día. De hecho, Roger Campanera y Juan Lupiáñez se acaban de conocer durante la realización de este reportaje y pronto comienzan a sondear la posibilidad de colaborar entre ellos y de hacerlo con los demás. "Hay que ver el lado positivo de la crisis. En mi caso, ha fomentado la iniciativa. Me quedé hace poco desempleada. Medité hasta que se me ocurrió hacerme autónoma. Encima, ha surgido este grupo, que nos permite ya no sólo colaborar entre nosotros y apoyarnos, sino aprender de los errores de todos", señala Mónika.

Coinciden en muchas vivencias y perspectivas, como la de tener claro que la autonomía laboral no es una solución de futuro, "sino de presente", si bien cada uno tiene sus preferencias particulares tanto en el método como en su rincón del TEA. Por ejemplo, la pasión por la naturaleza lleva a Carlos Torres a preferir los pasillos que dan a la vegetación y los propios jardines, por donde se le suele ver resolviendo gestiones con el móvil. Diana se queda con los dos sillones de la cafetería que tienen un enchufe a mano para su portátil, mientras Mónika y Juan se quedan con cualquier lugar de la cafetería y Roger, con las mesas de la biblioteca. Y es que a Juan le gusta el bullicio, pero Roger sólo se puede concentrar en medio de la tranquilidad.

Estos empleados libres comparten, además, con el resto de usuarios del espacio la motivación de verse rodeados de personas obcecadas con su tarea, que aprovechan el tiempo al máximo para sacar adelante sus retos, sean académicos o simplemente fruto de la curiosidad. Le pasa especialmente a Lupiáñez, quien admite que depender de sí mismo le da un poco de pereza: "La disciplina de los demás me ayuda mucho. Eso te obliga a centrarte. Soy de los que trabajaba bien con presión, de los que si dependía de mí siempre tendía a dejarlo todo para mañana. No usaba ni agenda y ahora no paro de consultar la del móvil". "El TEA y la autonomía me están cambiando", concluye.
Le está cambiando a Juan, les está cambiando a todos en el TEA y está incluso variando los patrones de las relaciones laborales de toda la vida. Por eso Carlos no duda en asegurar que "a medio plazo, habrá más trabajadores autónomos que con contratos fijos", y que esta figura se va a terminar convirtiendo en "todo un estilo de vida". "Yo creo que es algo vocacional. Tiene inconvenientes, está claro, pero te da libertad", matiza este ingeniero de montes que gestiona sus obras en el centro de arte a golpe de telefonazos, chats y correos electrónicos, y las supervisa luego sobre el mismo terreno.

El TEA, de cualquier forma, no es suficiente para atender la demanda cada vez mayor. La pujanza del sector se demuestra en la proliferación en muchas ciudades de una nueva oferta de espacios adaptados a las velocidades cambiantes de estos nómadas del trabajo. Se les llama centros de negocios, viveros empresariales o también espacios de coworking (trabajo comunitario). Y Santa Cruz no se quiere quedar atrás. Ahí están las aperturas recientes de dos de ellos: Dyrecto Bussines, que ofrece oficinas o simplemente mesas equipadas para alquilar a bajo coste por un tiempo determinado, o Cluster-room[Santiago], el primer espacio destinado al coworking de Tenerife. O ahí están los servicios que brinda la Sociedad de Desarrollo.

Por lo pronto, Diana, Mónika, Juan, Roger y Carlos tienen con el Tenerife Espacio de las Artes, un lugar céntrico, que les da lo imprescindible y en el que disponen, además, del entorno propicio para los momentos de relax, que tanto se necesitan en medio del ajetreo diario de papeleos por aquí y llamadas de clientes por allá. Encima, han encontrado a colegas con los que conversar. Entre bromas, Diana propone: "Pues al TEA podríamos llamarlo Tenerife Espacio de Autónomos". Ahí está este grupo que ella misma denominó ayer en su muro de Facebook como "la reunión más espontánea y flexible del mundo".

  HEMEROTECA
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya