En Valencia

Los robots invaden la Campus Party

Reconocer a una persona, entretener o hacer compañía son las cualidades humanes de los nuevos robots

28.07.2010 | 19:30
Los robots, los protagonistas de las segunda jornada de la Campus Party. Los robots, los protagonistas de las segunda jornada de la Campus Party.

Algunos de los robos y prototipos de androides más avanzados del mundo han invadido la Campus Party de Valencia, cuya segunda jornada ha estado protagonizada por la presencia de expertos en robótica y por los crecientes montones de restos de comida rápida sobre las mesas de los "campuseros".

Los denominados AISoy 1, IGOR y Trinity han demostrado a los jóvenes internautas lo que unos cuantos chips y cables pueden llegar a hacer, gracias a la habilidad de ingenieros como el californiano Bob Allen o de empresas españolas como AISoy Robotics.

Un pequeño robot vestido con la camiseta de Iniesta metía un gol a un "colega" con el número de Cristiano Ronaldo en el CampusBot, mientras Allen explicaba con gran minuciosidad el proceso de creación de sus prototipos más destacados.

En su conferencia, el experto en robótica y mecánica e investigador en la universidad de Carnagie Mellon ha desgranado el funcionamiento de los robots de uso cotidiano que está desarrollando, a través de OLogic Inc.

Como miembro del HomeBrew Robotics Club, ha destacado el papel de los clubes de amantes de la robótica para impulsar esta disciplina, una afición de la que han surgido proyectos como el "Trinity Firefighting Robot", creado para localizar un foco de fuego y apagarlo gracias a un ventilador.

IGOR está dotado de un sistema de posicionamiento a través de ultrasonidos, mientras que el robot "Follow me" puede reconocer y seguir a una persona, y "Odissey" está diseñado para evitar obstáculos gracias a su sistema de GPS integrado.

Más sorprendente ha sido el primer robot social de consumo, el español AISoy 1 que se presenta en sociedad y que comenzará a venderse al público a partir de agosto.

"Casi parece ciencia-ficción, pero es realidad", ha asegurado unos de los "padres" de este robot y responsable de ingeniería y desarrollo de producto de la empresa española, Diego García.

Con una altura de 25 centímetros, un peso de 1,5 kilos y un aspecto inclasificable, este androide "es casi un ser vivo: tiene la misma actividad, tiene autonomía y consciencia de sí mismo".

Aunque ha sido concebido para entretener y hacer compañía, el principal objetivo del AISoy 1 es "vivir", como el de cualquier otro ser vivo.

Con ese propósito, intentará satisfacer sus "necesidades básicas" (la alimentación y la seguridad), otras "más avanzadas" (el amor, el reconocimiento, la libertad) y, fundamentalmente, se dedicará a "divertir y pasarlo bien", apunta el ingeniero.

Los robots son uno de los mayores atractivos de la Campus Party, al menos para los cordobeses Juan y Julián, que llevan dos años viniendo a Valencia y que, en esta edición, no piensan perderse ninguno de los talleres organizados en la CampusBot.

Pero no sólo de androides vive la Campus. Hoy también se han abordado cuestiones como el uso inteligente de las redes sociales, que en España utilizan uno de cada cinco usuarios de Internet.

En España hay 22,4 millones de internautas y solo Facebook cuenta ya con más de diez millones de usuarios, unas cifras que dan una idea del consumo que la población hace de esta herramienta.

En concreto, según datos de prevalencia de consumo de drogas y los problemas de dependencia, se puede estimar que el 5% de los internautas realiza un consumo abusivo y compulsivo de Internet, según datos aportados por el Controla Club, que ha concedido hoy los Premios Controlarte de 2010 a tres vídeos para YouTube seleccionados de entre los 39 recibidos.

Incluidos o no en ese 5%, la gran mayoría de los "campuseros" ya ha empezado a acumular comida rápida (pizzas, galletas, sandwiches o refrescos) en el escaso espacio libre que el ordenador deja sobre sus mesas, para no perder tiempo en acudir al hipermercado situado a 500 metros de la Ciudad de las Artes y las Ciencias o al sufrido bar instalado en la entrada de la carpa.

Especial Carnaval

 
noticias de La Opinión de TenerifeMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Opinión de Tenerife