Acusan de pesca abusiva

Greenpeace finaliza la expedición contra el atunero español en el Pacífico Sur

06.06.2008 | 11:12

La organización ecologista Greenpeace anunció hoy el final de su expedición en el Pacífico Sur que le llevó a finales del mayo a enfrentarse al atunero español "Albatun Tres", al que acusan de pesca abusiva.

El viaje del navío "Esperanza" ha concluido "pero el trabajo para asegurar una pesca de atún sostenible en la región no ha hecho más que empezar", indicó el colectivo en comunicado de prensa.


Jason Collins, portavoz de Greenpeace, explicó a EFE que continuará luchando contra los "crímenes medioambientales" a pesar de las presiones de las compañías y los países implicados en el sector.


La eurodiputada socialista Rosa Miguélez instó ayer a la Comisión Europea a responder al "asalto" al navío español y la dueña del "Albatun Tres", la empresa vizcaína Albacora, alegó que cuenta con todos los permisos pertinentes.


Collins restó importancia a que el barco español, que faenaba en aguas próximas a la islas Kiribati, tuviera licencia para pescar e insistió en que no debería ser legal que barcos tan grandes capturen toneladas de pescado en el Pacífico.


Aseguró que detrás de las campañas de Greenpeace no hay motivos políticos, pues se trata de "una organización totalmente independiente que no acepta ayudas económicas de ningún estado".


Sin embargo, "me gustaría pensar que el gobierno australiano apoya nuestra acción, ya que no la denuncia como otros países", a los que no les preocupa la protección de las reservas de atún del Pacífico Sur, apostilló.


Según Greenpeace, más de la mitad del atún que se pesca en el mundo procede del Océano Pacífico, un negocio que genera unos beneficios de cerca de 3.000 millones de dólares, de los que los países de la región sólo reciben entre un 5 y un 6 por ciento.


Por su parte, la eurodiputada Miguélez acusó a Greenpeace de actuar con fines políticos y tachó de pobres los argumentos en contra de que los barcos de gran tamaño no deberían pescar atún.


"Dado que la campaña de Greenpeace tiene su origen en Australia, mucho nos tememos que detrás se hallen intereses sobre todo políticos, inaceptables para la Unión Europea", afirmó.


El pasado 27 de mayo, los ecologistas trataron de impedir que "Albatun Tres" recogiese el pescado de sus redes, pero fallaron en el intento.


La empresa vizcaína Albacora sostuvo que las licencias de que disponen son emitidas por los países de la zona, en este caso, Islas Salomón, Micronesia y Kiribati, y están amparadas por la Unión Europea.


La compañía niega que el "Albatun Tres" sea el mayor atunero del mundo, ya que su capacidad de carga alcanza 2.200 toneladas y no las 3.000 toneladas, como afirmó Greenpeace.

Enlaces recomendados: Premios Cine