Opinión

Formación

06.04.2017 | 12:51
Formación

Actualmente, el panorama gastronómico, que está viviendo sus mejores momentos de la historia, se está volviendo cada vez un mundo más exigente si cabe. Ya no solo basta con ser buen cocinero o un buen profesional de sala, ya que el mercado demanda ir más allá y busca expertos en gastronomía que tengan nociones de nutrición, protocolo o idiomas, y en este mundo tan exigente o actuamos rápido o no encajamos en el sistema.

Para poder llegar al nivel que está exigiendo el mercado actualmente solo hay una solución, y por supuesto, es la formación. Pero el problema recae en que los estudios actuales de hostelería no contemplan gran parte de las necesidades antes mencionadas y es por eso que los dos años de estudios se quedan cortos para abarcar todo el abanico de conocimientos necesarios para afrontar el mundo laboral. El cambio y actualización es un imperativo, escuelas privadas como la Basque Culinary Center son pioneras en tener el primer grado de hostelería de España donde sus pupilos no solo terminan con altos conocimientos en cocina o sala sino también con idiomas, dietética, nutrición y nociones básicas de dirección empresarial de hostelería.

Estos cambios y ampliación de la educación en este sector deben llegar a todas las universidades públicas cuanto antes, me consta que son muchos los rectores, incluidos los dos de las universidades canarias, que están trabajando con mucha fe en que se aceleren todos los pasos para que el proyecto vea la luz cuanto antes, ya que en las Islas Canarias, debido a nuestra fuerte apuesta por el sector turístico, tenemos la obligación de tener los mejores profesionales posibles del sector servicios para conseguir que la experiencia de todos aquellos que nos visitan a lo largo del año sea absolutamente inolvidable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine