16 de mayo de 2018
16.05.2018

La Policía tiene localizado en Austria al otro senegalés implicado en la agresión sexual en Puerto de la Cruz

Los investigadores creen que tras 24 horas de la violación es muy difícil hallar algún rastro de burundanga - Por lo que respecta al tercer varón se desconoce su paradero

17.05.2018 | 02:00
Imagen de archivo.

Los investigadores del caso de la manada tinerfeña tendrían localizado a estas horas en Austria a otro de los senegaleses, supuestamente implicado en una agresión sexual del que víctima una joven de 19 años, a la salida de una discoteca de Puerto de la Cruz. La joven apareció deambulando por las calles de La Laguna, ciudad donde reside con sus padres.

En cuanto al tercer implicado, si parece ser cierta la declaración del único imputado por estos hechos que relató a los funcionarios que solo conocía su nombre de pila. De hecho, hasta el momento de redactar esta información no se tenía ninguna pista acerca de la filiación de este individuo.

Del único interrogado se sabe que vive en Puerto de la Cruz, tiene NIE y nació en Senegal en marzo de 1987. Señalar que esta persona ha prestado declaración ante la Policía Nacional pero no ha sido detenido. El caso recayó en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Puerto de la Cruz.

La denunciante relató ante los funcionarios que la agresión ocurrió la noche del sábado al domingo 8 de abril antes de caer en la semiinconsciencia. La joven había ido con unos amigos a un local de copas sito en la avenida Francisco Carrillo Afonso de la ciudad turística.

La víctima estaba acompañada de unos amigos y lo último que recuerda es que cuando el reloj marcaba las cuatro de la mañana comenzó a sentirse indispuesta.

En ese momento salió al exterior para coger una bocanada de aire fresco y volvió a entrar de nuevo al local de copas, pero su estado empeoró. Al salir esta segunda vez se sentó en la acera pero su estado empeoró. La vista se le nublaba y todo comenzó a darle vueltas y a borrarse todo tipo de detalles, que solo va conservando en forma de flashes y pasado el tiempo.

Los testigos de esa noche confirman que tres hombres se le acercaron y entablaron conversación con ella y que se subió con estos varones a un turismo de color gris.

Con estos datos y una llamada que uno de estos hombres le hizo a la víctima, la Policía Nacional pudo dar con el paradero del único investigado. Y pudo ser localizado porque le envió un mensaje donde le decía "¿Todo bien? Saludos de tu chófer de La Laguna".

Este joven declaró ante la Policía que fue ella la que la facilitó su número de teléfono móvil y que fue la denunciante la que aceptó subirse al turismo junto con los otros dos acompañantes.

Esta persona relató que del local de copas se dirigieron al piso de uno de los acompañantes, que éste le ofreció subir y que posteriormente ambos mantuvieron relaciones sexuales consentidas. Luego se ofrecieron a llevarla a La Laguna, por deseo de la víctima, y la dejaron en la Avenida de La Trinidad.

La víctima negó ante la Policía el que hubiera mantenido relaciones sexuales consentidas. "Tengo recuerdos de que uno abusaba de mí mientras al menos otro me tocaba".

Además, agregó que le dieron unos 20 euros para que se comprara la píldora anticonceptiva del día después.

Los primeros informes practicados en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) confirman que hubo relaciones sexuales, lo difícil según las fuentes policiales consultadas está en localizar algún rastro de la droga que supuestamente dieron a la joven, puesto que transcurridas 24 horas resulta muy difícil hallar algún rastro en el organismo.

Las mismas fuentes añadieron que la Policía Nacional entregó el atestado y que ahora corresponde a la Justicia el continuar con las diligencias tendentes al total esclarecimiento de estos hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine