20 de marzo de 2018
20.03.2018

Prisión para un atracador que maniató a un vigilante y se llevó 190.000 euros

Los hechos ocurrieron en la madrugada del día 29 de agosto del 2017

20.03.2018 | 02:37

El Equipo Territorial de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas detuvo a un varón, Y. C. A., de 31 años, vecino de San Miguel de Abona, como presunto autor de un delito de robo con violencia y otro de detención ilegal.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del día 29 de agosto del 2017, cuando se produjo un robo en el interior de un establecimiento sito en un centro comercial de Costa del Silencio, término municipal de Arona. Al citado centro comercial accedieron en horas de madrugada de ese día cuatro individuos, ocultando sus rostros para evitar ser reconocidos por las cámaras de seguridad de que disponía el centro. Una vez en el interior, los cuatro atracadores sorprendieron al vigilante de seguridad de dicho complejo, y tras intimidarlo y agredirlo con varios golpes por todo el cuerpo lo ataron de pies y manos a la vez que lo amordazaron, consiguiendo de esta forma que no diera voz de alerta y actuar con tranquilidad.

Una vez inmovilizado el personal de seguridad, al que causaron lesiones de las que tuvo que ser asistido posteriormente en centro hospitalario, forzaron accesos de un establecimiento de ese centro comercial y consiguieron apoderarse de una caja fuerte de grandes dimensiones. La misma contenía, según denunció posteriormente el perjudicado en dependencias de la Guardia Civil de Playa de las Américas, una cantidad cercana a los 190.000 euros en efectivo. Una vez cometido el hecho, los autores abandonaron el lugar llevándose la caja fuerte en un vehículo, dejando al vigilante tirado en el suelo herido, maniatado y amordazado. Esta persona pudo ser liberada horas después, cuando lo encontró en ese estado una mujer que ejercía las labores de limpieza del centro comercial y que fue la encargada de dar la voz de alarma a los servicios de emergencia.

Entre las múltiples gestiones en relación con dicho suceso se efectuó una minuciosa inspección ocular del lugar, hallando indicios biológicos que habían dejado uno de los autores del hecho al cortarse mientras manipulaba en el interior del establecimiento en el que se perpetró el robo.

Con la colaboración del Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses en Santa Cruz de Tenerife, se permitió, mediante cotejo del ADN, la identificación de uno de los autores que intervino en el hecho y a quien pertenecía la sangre hallada durante la inspección ocular llevada a cabo. Se da la circunstancia de que el presunto autor identificado poseía ya antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.

Una vez detenido, el varón fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Arona, cuya autoridad judicial decretó su ingreso en prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine