17 de marzo de 2018
17.03.2018

Aparecen en Abades 30 fardos con una tonelada de hachís

La Guardia Civil cree que la embarcación que trataba de desembarcar la droga zozobró por el mal estado del mar. La semana pasada llegó otra 'narcopatera' a la misma playa

17.03.2018 | 20:37
Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevuela la zona de Abades en la que aparecieron los fardos con una tonelada de hachís.

Les salió bien la primera vez y en la madrugada del viernes al sábado trataron de hacer lo mismo: alijar al menos una tonelada de hachís en la costa del sur de Tenerife.

Sin embargo, esta vez los narcos no contaban con un elemento a tener en cuenta, el mal estado de la mar, que pudo provocar el naufragio de la narcopatera.

Ni los buceadores de la Guardia Civil ni el resto de personal que colaboró en la búsqueda hallaron restos de la zodiac, ni cadáver alguno, por lo que se presupone que los transportistas pudieron llegar a nado a tierra por sus propios medios.

Este sábado comenzaron a recibirse diversas llamadas en la Comandancia de la Guardia Civil de que en las playas de Abades, en el municipio de Arico, habían aparecido diversos fardos amarillentos y que en su interior podrían contener hachís. Además, en el mar flotaban más paquetes.

De inmediato se puso en marcha la operación policial que contó con los efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil que desplazó una de sus patrulleras, los miembros del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas del Instituto Armado (GEAS), así como la Unidad de Helicópteros de Canarias (UHEL-11), que envió a uno de sus BÖ-105 que desde el aire se encargó de marcar los aproximadamente 30 fardos.

Por tierra, componentes de los puestos de Granadilla de Abona y de Playa de Las Américas (Arona), así como de la Patrulla Fiscal Territorial (Pafite), colaboraron en la localización de la sustancia estupefaciente.

El operativo finalizó cerca de las 19:30 horas de este sábado, cuando la patrulla de la Guardia Civil llegaba a la dársena pesquera de Santa Cruz de Tenerife y comenzó el desembarco y pesaje de los fardos, nada menos que 30 bultos con un peso de entre 30 y 40 kilos, en total 1.000 kilogramos de hachís.

La droga fue conducida a la Comandancia tinerfeña, mientras la Policía Judicial del Cuerpo comenzaba con las pesquisas.

Este es el tercer alijo que llega a la Isla en menos de un mes. En esta zona, la semana pasada, los agentes localizaron varada y vacía una narcopatera, que logró burlar el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), que cuenta con dos radares, uno en el faro de Arico y otro en el Punta La Rasca.

La narcopatera anterior fue descubierta el pasado día 10 en la costa de Punta del Hidalgo, en La Laguna, demarcación de la Policía Nacional.

La embarcación fue localizada junto a la Cofradía y contenía varios depósitos y enseres, que hacen pensar a los investigadores que se trate de la mima red de Marruecos que está introduciendo cantidades considerables de hachís en los últimos meses.

De momento, no se ha practicado detención alguna por estos alijos. Los hechos fueron puestos en conocimiento del Juzgado de Guardia de Granadilla de Abona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine